Cortes de luz: ¿Cómo ahorrar energía eléctrica?

La ola de calor provocó que más usuarios utilicen equipos de refrigeración. ¿Cómo podemos ahorrar energía eléctrica para evitar altos consumos?

La ola de calor que se presentó en el país con máximas superiores a 40°C, provocó saturaciones del sistema eléctrico. Debido a esta situación el Gobierno decretó dos días de home office para empleados públicos, en una cruzada por el ahorro de energía. Durante esta semana, el incremento de la demanda energética se calculó en 28 mil megawatts, más del doble de lo común. Por otra parte, las autoridades llamaron al "consumo responsable" de los usuarios, en edificios y viviendas particulares. 

¿Cómo ahorrar energía eléctrica?

La responsabilidad frente al ahorro de energía es una necesidad social en la que todos los contribuyentes y usuarios deben colaborar. Los consejos habituales para disminuir los niveles de consumo eléctrico son los siguientes: 

  • Utilizar focos de bajo consumo (ahorran hasta un 75% de energía).
  • Apagar la luz al salir de las habitaciones.
  • Levantar persianas y abrir cortinas para utilizar mayor luz natural.
  • Regular el aire acondicionado en una temperatura no inferior a los 24°C.
  • Utilizar lavarropas solo en caso de ser imprescindible y con lavados cortos.
  • Descongelar el freezer para mantener un consumo óptimo de la heladera.
  • Verificar los burletes de las heladeras para que no tengan pérdidas.
  • Desconectar aparatos eléctricos que no estén en uso.

Energías "limpias" y renovables

Los especialistas en medioambiente también remarcan la necesidad de cambiar los hábitos de consumo hacia energías "limpias" y renovables, como la solar y la eólica. La utilización de paneles solares en zonas urbanas representa una alternativa cada vez más presente. Las celdas solares implican una inversión inicial de coste medio alto, pero su rendimiento puede durar por más de diez años. En el caso de la energía eólica, aún no se generalizó en las urbes, pero es una solución para campos y zonas poco habitadas. Este tipo de energías son las que menos afectan al medioambiente y se regeneran de forma natural en grandes cantidades, con un bajísimo nivel de contaminación. A diferencia de los combustibles, no generan gases ni emisiones tóxicas para la atmósfera. 

Cortes de luz: ¿Cómo ahorrar energía eléctrica?

La ola de calor que se presentó en el país con máximas superiores a 40°C, provocó saturaciones del sistema eléctrico. Debido a esta situación el Gobierno decretó dos días de home office para empleados públicos, en una cruzada por el ahorro de energía. Durante esta semana, el incremento de la demanda energética se calculó en 28 mil megawatts, más del doble de lo común. Por otra parte, las autoridades llamaron al "consumo responsable" de los usuarios, en edificios y viviendas particulares. 

¿Cómo ahorrar energía eléctrica?

La responsabilidad frente al ahorro de energía es una necesidad social en la que todos los contribuyentes y usuarios deben colaborar. Los consejos habituales para disminuir los niveles de consumo eléctrico son los siguientes: 

  • Utilizar focos de bajo consumo (ahorran hasta un 75% de energía).
  • Apagar la luz al salir de las habitaciones.
  • Levantar persianas y abrir cortinas para utilizar mayor luz natural.
  • Regular el aire acondicionado en una temperatura no inferior a los 24°C.
  • Utilizar lavarropas solo en caso de ser imprescindible y con lavados cortos.
  • Descongelar el freezer para mantener un consumo óptimo de la heladera.
  • Verificar los burletes de las heladeras para que no tengan pérdidas.
  • Desconectar aparatos eléctricos que no estén en uso.

Energías "limpias" y renovables

Los especialistas en medioambiente también remarcan la necesidad de cambiar los hábitos de consumo hacia energías "limpias" y renovables, como la solar y la eólica. La utilización de paneles solares en zonas urbanas representa una alternativa cada vez más presente. Las celdas solares implican una inversión inicial de coste medio alto, pero su rendimiento puede durar por más de diez años. En el caso de la energía eólica, aún no se generalizó en las urbes, pero es una solución para campos y zonas poco habitadas. Este tipo de energías son las que menos afectan al medioambiente y se regeneran de forma natural en grandes cantidades, con un bajísimo nivel de contaminación. A diferencia de los combustibles, no generan gases ni emisiones tóxicas para la atmósfera. 

La ola de calor que se presentó en el país con máximas superiores a 40°C, provocó saturaciones del sistema eléctrico. Debido a esta situación el Gobierno decretó dos días de home office para empleados públicos, en una cruzada por el ahorro de energía. Durante esta semana, el incremento de la demanda energética se calculó en 28 mil megawatts, más del doble de lo común. Por otra parte, las autoridades llamaron al "consumo responsable" de los usuarios, en edificios y viviendas particulares. 

¿Cómo ahorrar energía eléctrica?

La responsabilidad frente al ahorro de energía es una necesidad social en la que todos los contribuyentes y usuarios deben colaborar. Los consejos habituales para disminuir los niveles de consumo eléctrico son los siguientes: 

  • Utilizar focos de bajo consumo (ahorran hasta un 75% de energía).
  • Apagar la luz al salir de las habitaciones.
  • Levantar persianas y abrir cortinas para utilizar mayor luz natural.
  • Regular el aire acondicionado en una temperatura no inferior a los 24°C.
  • Utilizar lavarropas solo en caso de ser imprescindible y con lavados cortos.
  • Descongelar el freezer para mantener un consumo óptimo de la heladera.
  • Verificar los burletes de las heladeras para que no tengan pérdidas.
  • Desconectar aparatos eléctricos que no estén en uso.

Energías "limpias" y renovables

Los especialistas en medioambiente también remarcan la necesidad de cambiar los hábitos de consumo hacia energías "limpias" y renovables, como la solar y la eólica. La utilización de paneles solares en zonas urbanas representa una alternativa cada vez más presente. Las celdas solares implican una inversión inicial de coste medio alto, pero su rendimiento puede durar por más de diez años. En el caso de la energía eólica, aún no se generalizó en las urbes, pero es una solución para campos y zonas poco habitadas. Este tipo de energías son las que menos afectan al medioambiente y se regeneran de forma natural en grandes cantidades, con un bajísimo nivel de contaminación. A diferencia de los combustibles, no generan gases ni emisiones tóxicas para la atmósfera. 

Ver más
Ver más