Historias de vida: la AMIA a 28 años del atentado

A las 9:53 del 18 de julio de 1994, un coche bomba destruyó la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), asesinando a 85 personas y dejando a más de 300 heridas. Se trató del atentado terrorista más grave cometidos contra la comunidad judía en Argentina.

En este informe de IP Noticias, Sebastián Davidovsky rescata el testimonio de Daniel Pomerantz, director ejecutivo de la asociación y víctima sobreviviente del ataque.

"Hubo un estallido de vidrios. Yo después me di cuenta de que tenía cortes en varios lugares. El piso se mueve, trastabillamos y él (un empleado de recursos humanos) se cae. Se pierde la visión, una nube muy espesa de polvo y un olor muy penetrante. La compulsión era salir de ese lugar", recuerda el directivo.

Memoria por las víctimas

El día del ataque al principal centro de la colectividad judía en Argentina, 67 de las víctimas se encontraban dentro del edificio ubicado en Pasteur 633 y otras 18 en la vereda o en edificios aledaños. La explosión provocó la destrucción de más de 100 viviendas y comercios cercanos y una importante pérdida de gas en la zona.

Hoy, a 28 años del atentado, los alrededores de la sede recuerdan a las personas fallecidas: hay árboles y un mural con sus nombres y un monumento en memoria de lo que pasó. "Cuando entro todos los días, hay algo de lo que pasó en el 94 que está presente. Están las ausencias que tienen que ver con compañeros de trabajo, con una vida que era determinada y que cambió ese momento", expresó Pomerantz.

28 años sin condenas

Luego de 28 años, el expediente de la causa abierta para determinar quiénes fueron los responsables del atentado a la AMIA continúa abierto sin condenas ni juzgamientos a sospechosos.

En todo ese tiempo, la organización Memoria Activa y otras entidades civiles han reclamado avances en busca de justicia para las víctimas. Sí fueron condenados exfuncionarios de inteligencia del Estado y del Poder Judicial, entre otros, por encubrimiento en distintas etapas de la causa.

"No tengo bronca, impotencia sí. Debemos reclamar por que se haga justicia, que las personas que están señaladas rindan cuentas frente a la Justicia de nuestro país", pidió Daniel Pomerantz.

Actualmente, la investigación a cargo de la Unidad Fiscal de Investigaciones AMIA dispone de una posible pista hacia un presunto organizador del atentado: se trata de Salman Raouf Salman, a quien el fiscal fallecido Alberto Nisman había señalado pero con otro nombre cuando investigaba los hechos.

También se detuvo en Estados Unidos a un hombre que formaría parte de la sospechada organización pro-iraní Hezbollah, que dijo que Raouf tenía "prestigio en el mundo del terrorismo" por haber participado del ataque a la AMIA.

Gran parte de lo hecho por parte de la Justicia argentina hasta hoy fue responsabilizar a Irán en base a informes de inteligencia norteamericanos e israelíes y, en consecuencia, pedir capturas internacionales, por ahora sin ningún efecto.

Historias de vida: la AMIA a 28 años del atentado

A las 9:53 del 18 de julio de 1994, un coche bomba destruyó la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), asesinando a 85 personas y dejando a más de 300 heridas. Se trató del atentado terrorista más grave cometidos contra la comunidad judía en Argentina.

En este informe de IP Noticias, Sebastián Davidovsky rescata el testimonio de Daniel Pomerantz, director ejecutivo de la asociación y víctima sobreviviente del ataque.

"Hubo un estallido de vidrios. Yo después me di cuenta de que tenía cortes en varios lugares. El piso se mueve, trastabillamos y él (un empleado de recursos humanos) se cae. Se pierde la visión, una nube muy espesa de polvo y un olor muy penetrante. La compulsión era salir de ese lugar", recuerda el directivo.

Memoria por las víctimas

El día del ataque al principal centro de la colectividad judía en Argentina, 67 de las víctimas se encontraban dentro del edificio ubicado en Pasteur 633 y otras 18 en la vereda o en edificios aledaños. La explosión provocó la destrucción de más de 100 viviendas y comercios cercanos y una importante pérdida de gas en la zona.

Hoy, a 28 años del atentado, los alrededores de la sede recuerdan a las personas fallecidas: hay árboles y un mural con sus nombres y un monumento en memoria de lo que pasó. "Cuando entro todos los días, hay algo de lo que pasó en el 94 que está presente. Están las ausencias que tienen que ver con compañeros de trabajo, con una vida que era determinada y que cambió ese momento", expresó Pomerantz.

28 años sin condenas

Luego de 28 años, el expediente de la causa abierta para determinar quiénes fueron los responsables del atentado a la AMIA continúa abierto sin condenas ni juzgamientos a sospechosos.

En todo ese tiempo, la organización Memoria Activa y otras entidades civiles han reclamado avances en busca de justicia para las víctimas. Sí fueron condenados exfuncionarios de inteligencia del Estado y del Poder Judicial, entre otros, por encubrimiento en distintas etapas de la causa.

"No tengo bronca, impotencia sí. Debemos reclamar por que se haga justicia, que las personas que están señaladas rindan cuentas frente a la Justicia de nuestro país", pidió Daniel Pomerantz.

Actualmente, la investigación a cargo de la Unidad Fiscal de Investigaciones AMIA dispone de una posible pista hacia un presunto organizador del atentado: se trata de Salman Raouf Salman, a quien el fiscal fallecido Alberto Nisman había señalado pero con otro nombre cuando investigaba los hechos.

También se detuvo en Estados Unidos a un hombre que formaría parte de la sospechada organización pro-iraní Hezbollah, que dijo que Raouf tenía "prestigio en el mundo del terrorismo" por haber participado del ataque a la AMIA.

Gran parte de lo hecho por parte de la Justicia argentina hasta hoy fue responsabilizar a Irán en base a informes de inteligencia norteamericanos e israelíes y, en consecuencia, pedir capturas internacionales, por ahora sin ningún efecto.

A las 9:53 del 18 de julio de 1994, un coche bomba destruyó la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), asesinando a 85 personas y dejando a más de 300 heridas. Se trató del atentado terrorista más grave cometidos contra la comunidad judía en Argentina.

En este informe de IP Noticias, Sebastián Davidovsky rescata el testimonio de Daniel Pomerantz, director ejecutivo de la asociación y víctima sobreviviente del ataque.

"Hubo un estallido de vidrios. Yo después me di cuenta de que tenía cortes en varios lugares. El piso se mueve, trastabillamos y él (un empleado de recursos humanos) se cae. Se pierde la visión, una nube muy espesa de polvo y un olor muy penetrante. La compulsión era salir de ese lugar", recuerda el directivo.

Memoria por las víctimas

El día del ataque al principal centro de la colectividad judía en Argentina, 67 de las víctimas se encontraban dentro del edificio ubicado en Pasteur 633 y otras 18 en la vereda o en edificios aledaños. La explosión provocó la destrucción de más de 100 viviendas y comercios cercanos y una importante pérdida de gas en la zona.

Hoy, a 28 años del atentado, los alrededores de la sede recuerdan a las personas fallecidas: hay árboles y un mural con sus nombres y un monumento en memoria de lo que pasó. "Cuando entro todos los días, hay algo de lo que pasó en el 94 que está presente. Están las ausencias que tienen que ver con compañeros de trabajo, con una vida que era determinada y que cambió ese momento", expresó Pomerantz.

28 años sin condenas

Luego de 28 años, el expediente de la causa abierta para determinar quiénes fueron los responsables del atentado a la AMIA continúa abierto sin condenas ni juzgamientos a sospechosos.

En todo ese tiempo, la organización Memoria Activa y otras entidades civiles han reclamado avances en busca de justicia para las víctimas. Sí fueron condenados exfuncionarios de inteligencia del Estado y del Poder Judicial, entre otros, por encubrimiento en distintas etapas de la causa.

"No tengo bronca, impotencia sí. Debemos reclamar por que se haga justicia, que las personas que están señaladas rindan cuentas frente a la Justicia de nuestro país", pidió Daniel Pomerantz.

Actualmente, la investigación a cargo de la Unidad Fiscal de Investigaciones AMIA dispone de una posible pista hacia un presunto organizador del atentado: se trata de Salman Raouf Salman, a quien el fiscal fallecido Alberto Nisman había señalado pero con otro nombre cuando investigaba los hechos.

También se detuvo en Estados Unidos a un hombre que formaría parte de la sospechada organización pro-iraní Hezbollah, que dijo que Raouf tenía "prestigio en el mundo del terrorismo" por haber participado del ataque a la AMIA.

Gran parte de lo hecho por parte de la Justicia argentina hasta hoy fue responsabilizar a Irán en base a informes de inteligencia norteamericanos e israelíes y, en consecuencia, pedir capturas internacionales, por ahora sin ningún efecto.

Ver más
Ver más