La justicia de Irán condenó a muerte a 11 manifestantes

La justicia iraní informó dos nuevas condenas a muerte contra personas que participaron de protestas por derechos de las mujeres. El periodista @eduardoprensa_ informa sobre el contexto de los enjuiciamientos cuestionados por organizaciones de derechos humanos.

La Justicia iraní informó que hay 11 personas condenadas a muerte por participar de protestas en reclamo por los derechos de las mujeres.

Según informó Mizan Online, la agencia de noticias judiciales del país asiático, la última sentencia confirmada por el Tribunal Supremo fue contra Mohammad Boroghani, de 19 años. El joven enfrentará la pena máxima luego de haberse manifestado en una de las movilizaciones por la muerte de Mahsa Amini, que se suceden desde el 16 de septiembre.

En el video, el análisis de la situación en Irán por el periodista Eduardo Martínez.

La misma fuente detalló que el procesamiento de Boroghani fue por considerarlo moharebe (enemigo de Dios), lo cual se considera un delito tipificado como punible con la muerte. El juicio había comenzado el 29 de octubre y concluyó el 6 de diciembre.

La acusación en su contra afirmaba que había "herido con un cuchillo a un guardia de seguridad con intención de matarlo", "sembrado el terror entre los ciudadanos" e "incendiado la sede de la gobernación en la ciudad de Pakdasht", al sureste de Teherán.

Otras condenas relacionadas a las protestas

El pasado 24 de diciembre se confirmó la condena a muerte de un segundo acusado, Mohammad Ghobadlou. Al igual que Boroghani, ya agotó las instancias judiciales, por lo que solo resta que la justicia iraní defina la fecha de su ejecución.

Estos casos se suman a otros recientes que despertaron reclamos de organizaciones de derechos humanos. Uno de los más resonantes fue el del futbolista Amir Nasr-Azadani, condenado bajo el mismo cargo tras ser detectado protestando.

"Si bien las protestas se extendieron desde el 16 de septiembre hasta ahora en casi todo el país, pareciera que todas estas personas estuvieron en el mismo lugar, a la misma hora, atacando a las mismas personas. Eso es lo que vuelve sospechosa la situación", remarcó Martínez.

Las últimas condenas se definieron en el marco del repudio internacional por las ejecuciones de Mohsen Shekari y Majid Reza Rahnavard. Ambos fueron acusados con cargos vinculados a enfrentamientos con las fuerzas policiales.

Organizaciones de derechos humanos como Iran Human Rights, con sede en Noruega, y ONG Human Rights Watch, de EEUU, denunciaron que a ninguno se le garantizó la defensa en juicio y que sus condenas se establecieron antes de tiempo.

Podés ver Imagen Positiva con Nicolás Artusi y Paloma Bokser de lunes a viernes a las 9:00 por la pantalla de IP.

La justicia de Irán condenó a muerte a 11 manifestantes

La Justicia iraní informó que hay 11 personas condenadas a muerte por participar de protestas en reclamo por los derechos de las mujeres.

Según informó Mizan Online, la agencia de noticias judiciales del país asiático, la última sentencia confirmada por el Tribunal Supremo fue contra Mohammad Boroghani, de 19 años. El joven enfrentará la pena máxima luego de haberse manifestado en una de las movilizaciones por la muerte de Mahsa Amini, que se suceden desde el 16 de septiembre.

En el video, el análisis de la situación en Irán por el periodista Eduardo Martínez.

La misma fuente detalló que el procesamiento de Boroghani fue por considerarlo moharebe (enemigo de Dios), lo cual se considera un delito tipificado como punible con la muerte. El juicio había comenzado el 29 de octubre y concluyó el 6 de diciembre.

La acusación en su contra afirmaba que había "herido con un cuchillo a un guardia de seguridad con intención de matarlo", "sembrado el terror entre los ciudadanos" e "incendiado la sede de la gobernación en la ciudad de Pakdasht", al sureste de Teherán.

Otras condenas relacionadas a las protestas

El pasado 24 de diciembre se confirmó la condena a muerte de un segundo acusado, Mohammad Ghobadlou. Al igual que Boroghani, ya agotó las instancias judiciales, por lo que solo resta que la justicia iraní defina la fecha de su ejecución.

Estos casos se suman a otros recientes que despertaron reclamos de organizaciones de derechos humanos. Uno de los más resonantes fue el del futbolista Amir Nasr-Azadani, condenado bajo el mismo cargo tras ser detectado protestando.

"Si bien las protestas se extendieron desde el 16 de septiembre hasta ahora en casi todo el país, pareciera que todas estas personas estuvieron en el mismo lugar, a la misma hora, atacando a las mismas personas. Eso es lo que vuelve sospechosa la situación", remarcó Martínez.

Las últimas condenas se definieron en el marco del repudio internacional por las ejecuciones de Mohsen Shekari y Majid Reza Rahnavard. Ambos fueron acusados con cargos vinculados a enfrentamientos con las fuerzas policiales.

Organizaciones de derechos humanos como Iran Human Rights, con sede en Noruega, y ONG Human Rights Watch, de EEUU, denunciaron que a ninguno se le garantizó la defensa en juicio y que sus condenas se establecieron antes de tiempo.

Podés ver Imagen Positiva con Nicolás Artusi y Paloma Bokser de lunes a viernes a las 9:00 por la pantalla de IP.

La Justicia iraní informó que hay 11 personas condenadas a muerte por participar de protestas en reclamo por los derechos de las mujeres.

Según informó Mizan Online, la agencia de noticias judiciales del país asiático, la última sentencia confirmada por el Tribunal Supremo fue contra Mohammad Boroghani, de 19 años. El joven enfrentará la pena máxima luego de haberse manifestado en una de las movilizaciones por la muerte de Mahsa Amini, que se suceden desde el 16 de septiembre.

En el video, el análisis de la situación en Irán por el periodista Eduardo Martínez.

La misma fuente detalló que el procesamiento de Boroghani fue por considerarlo moharebe (enemigo de Dios), lo cual se considera un delito tipificado como punible con la muerte. El juicio había comenzado el 29 de octubre y concluyó el 6 de diciembre.

La acusación en su contra afirmaba que había "herido con un cuchillo a un guardia de seguridad con intención de matarlo", "sembrado el terror entre los ciudadanos" e "incendiado la sede de la gobernación en la ciudad de Pakdasht", al sureste de Teherán.

Otras condenas relacionadas a las protestas

El pasado 24 de diciembre se confirmó la condena a muerte de un segundo acusado, Mohammad Ghobadlou. Al igual que Boroghani, ya agotó las instancias judiciales, por lo que solo resta que la justicia iraní defina la fecha de su ejecución.

Estos casos se suman a otros recientes que despertaron reclamos de organizaciones de derechos humanos. Uno de los más resonantes fue el del futbolista Amir Nasr-Azadani, condenado bajo el mismo cargo tras ser detectado protestando.

"Si bien las protestas se extendieron desde el 16 de septiembre hasta ahora en casi todo el país, pareciera que todas estas personas estuvieron en el mismo lugar, a la misma hora, atacando a las mismas personas. Eso es lo que vuelve sospechosa la situación", remarcó Martínez.

Las últimas condenas se definieron en el marco del repudio internacional por las ejecuciones de Mohsen Shekari y Majid Reza Rahnavard. Ambos fueron acusados con cargos vinculados a enfrentamientos con las fuerzas policiales.

Organizaciones de derechos humanos como Iran Human Rights, con sede en Noruega, y ONG Human Rights Watch, de EEUU, denunciaron que a ninguno se le garantizó la defensa en juicio y que sus condenas se establecieron antes de tiempo.

Podés ver Imagen Positiva con Nicolás Artusi y Paloma Bokser de lunes a viernes a las 9:00 por la pantalla de IP.

Ver más
Ver más