Adicción al celular: qué es la nomofobia y cuáles son sus riesgos

La nomofobia es una de las denominadas "enfermedades tecnológicas" y se produce con el miedo irracional a permanecer durante un tiempo sin tener el teléfono celular cerca. Es una problemática que afecta a cada vez más usuarios de smartphones en el mundo, sobre todo a adolescentes y personas en plena formación de su personalidad. En diálogo con Ciencia IP, la psicoanalista licenciada en psicología Diana Livitnoff explicó el origen y los síntomas de la nomofobia.

"El celular es ahora mucho más que un telefono. La pantalla, la conexión a internet, lo convierte en una especie de computadora portátil y es como una extensión celular de nuestro cuerpo. También es apropiado para funcionar como un espejo de lo que somos, de nuestro mundo; allí están nuestras fotos, contactos, música, nuestros datos, nos orienta, osea que tiene esa particularidad de reforzar nuestra identidad", introdujo.

Según sostuvo la profesional, los problemas de ansiedad y estrés vinculados al uso del celular se originan cuando se lo utiliza como "escudo protector contra la angustia". En este sentido, agregó: "A veces nos angustia estar en un ambiente que no podemos controlar, por eso cuando deja de funcionar o cuando no hay conexión, nos encontramos con el vacío, con el silencio, con una sensación de pérdida".

Las redes sociales

Existen experiencias sociales como "pertenecer a un grupo, ser conocidos, ser convocados, ser amados", según indicó Livitnoff, que son importantes para todas las personas. En la actualidad, las redes sociales aparecen como espacios en los que las relaciones están al alcance. No obstante, el abuso de estos medios tecnológicos pueden provocar una desconexión con los entornos reales.

"El celular es un recurso buenísimo para la conexión, pero a veces resulta que nos desconecta del entorno mas próximo, como una reunión familiar, o estar con amigos. A veces, el contacto íntimo nos resulta inquietante; el cara a cara, el cuerpo a cuerpo, entonces el celular pone una especie de barrera, y más aún en alguna situación como vacaciones en un entorno distinto. Sentimos una necesidad de crearnos la misma situación que antes de estar en ese lugar y nos perdemos de conocer lo nuevo", explicó.

Dependencia problematica del celular

Consultada acerca de acciones para identificar la nomofobia, la especialista explicó:

"La luz roja se puede encender cuando, si no está el celular, sentimos angustia. Nos sentimos desprotegidos. Ahí nos damos cuenta de que se convirtió en una especie de objeto contrafóbicoAlgo que nos hace sentir seguros, contenidos, ligados a otros, a un grupo, o alguien que nos protege".

Como eventual respuesta a ese problema, señaló: "Podemos pensar qué pasa con nosotros mismos que no nos sentimos autorizados a pensar que tenemos armas internas para saber quién somos, o para saber donde ir". Por último, advirtió: "Es tan habitual que si (el celular) no nos falta, es difícil cuestionarlo. A veces, a los pacientes se lo señalan los amigos, la pareja: 'qué pasa que estás mas conectado con la realidad virtual que con el entorno'. Y en esos casos uno tiene que pensar que está descuidando no solamente a la pareja o a los amigos, sino a uno mismo". 

Ciencia IP se emite por la pantalla de IP los domingos de 18 a 19, con la conducción de Gabriela Zagordo.

Adicción al celular: qué es la nomofobia y cuáles son sus riesgos

La nomofobia es una de las denominadas "enfermedades tecnológicas" y se produce con el miedo irracional a permanecer durante un tiempo sin tener el teléfono celular cerca. Es una problemática que afecta a cada vez más usuarios de smartphones en el mundo, sobre todo a adolescentes y personas en plena formación de su personalidad. En diálogo con Ciencia IP, la psicoanalista licenciada en psicología Diana Livitnoff explicó el origen y los síntomas de la nomofobia.

"El celular es ahora mucho más que un telefono. La pantalla, la conexión a internet, lo convierte en una especie de computadora portátil y es como una extensión celular de nuestro cuerpo. También es apropiado para funcionar como un espejo de lo que somos, de nuestro mundo; allí están nuestras fotos, contactos, música, nuestros datos, nos orienta, osea que tiene esa particularidad de reforzar nuestra identidad", introdujo.

Según sostuvo la profesional, los problemas de ansiedad y estrés vinculados al uso del celular se originan cuando se lo utiliza como "escudo protector contra la angustia". En este sentido, agregó: "A veces nos angustia estar en un ambiente que no podemos controlar, por eso cuando deja de funcionar o cuando no hay conexión, nos encontramos con el vacío, con el silencio, con una sensación de pérdida".

Las redes sociales

Existen experiencias sociales como "pertenecer a un grupo, ser conocidos, ser convocados, ser amados", según indicó Livitnoff, que son importantes para todas las personas. En la actualidad, las redes sociales aparecen como espacios en los que las relaciones están al alcance. No obstante, el abuso de estos medios tecnológicos pueden provocar una desconexión con los entornos reales.

"El celular es un recurso buenísimo para la conexión, pero a veces resulta que nos desconecta del entorno mas próximo, como una reunión familiar, o estar con amigos. A veces, el contacto íntimo nos resulta inquietante; el cara a cara, el cuerpo a cuerpo, entonces el celular pone una especie de barrera, y más aún en alguna situación como vacaciones en un entorno distinto. Sentimos una necesidad de crearnos la misma situación que antes de estar en ese lugar y nos perdemos de conocer lo nuevo", explicó.

Dependencia problematica del celular

Consultada acerca de acciones para identificar la nomofobia, la especialista explicó:

"La luz roja se puede encender cuando, si no está el celular, sentimos angustia. Nos sentimos desprotegidos. Ahí nos damos cuenta de que se convirtió en una especie de objeto contrafóbicoAlgo que nos hace sentir seguros, contenidos, ligados a otros, a un grupo, o alguien que nos protege".

Como eventual respuesta a ese problema, señaló: "Podemos pensar qué pasa con nosotros mismos que no nos sentimos autorizados a pensar que tenemos armas internas para saber quién somos, o para saber donde ir". Por último, advirtió: "Es tan habitual que si (el celular) no nos falta, es difícil cuestionarlo. A veces, a los pacientes se lo señalan los amigos, la pareja: 'qué pasa que estás mas conectado con la realidad virtual que con el entorno'. Y en esos casos uno tiene que pensar que está descuidando no solamente a la pareja o a los amigos, sino a uno mismo". 

Ciencia IP se emite por la pantalla de IP los domingos de 18 a 19, con la conducción de Gabriela Zagordo.

La nomofobia es una de las denominadas "enfermedades tecnológicas" y se produce con el miedo irracional a permanecer durante un tiempo sin tener el teléfono celular cerca. Es una problemática que afecta a cada vez más usuarios de smartphones en el mundo, sobre todo a adolescentes y personas en plena formación de su personalidad. En diálogo con Ciencia IP, la psicoanalista licenciada en psicología Diana Livitnoff explicó el origen y los síntomas de la nomofobia.

"El celular es ahora mucho más que un telefono. La pantalla, la conexión a internet, lo convierte en una especie de computadora portátil y es como una extensión celular de nuestro cuerpo. También es apropiado para funcionar como un espejo de lo que somos, de nuestro mundo; allí están nuestras fotos, contactos, música, nuestros datos, nos orienta, osea que tiene esa particularidad de reforzar nuestra identidad", introdujo.

Según sostuvo la profesional, los problemas de ansiedad y estrés vinculados al uso del celular se originan cuando se lo utiliza como "escudo protector contra la angustia". En este sentido, agregó: "A veces nos angustia estar en un ambiente que no podemos controlar, por eso cuando deja de funcionar o cuando no hay conexión, nos encontramos con el vacío, con el silencio, con una sensación de pérdida".

Las redes sociales

Existen experiencias sociales como "pertenecer a un grupo, ser conocidos, ser convocados, ser amados", según indicó Livitnoff, que son importantes para todas las personas. En la actualidad, las redes sociales aparecen como espacios en los que las relaciones están al alcance. No obstante, el abuso de estos medios tecnológicos pueden provocar una desconexión con los entornos reales.

"El celular es un recurso buenísimo para la conexión, pero a veces resulta que nos desconecta del entorno mas próximo, como una reunión familiar, o estar con amigos. A veces, el contacto íntimo nos resulta inquietante; el cara a cara, el cuerpo a cuerpo, entonces el celular pone una especie de barrera, y más aún en alguna situación como vacaciones en un entorno distinto. Sentimos una necesidad de crearnos la misma situación que antes de estar en ese lugar y nos perdemos de conocer lo nuevo", explicó.

Dependencia problematica del celular

Consultada acerca de acciones para identificar la nomofobia, la especialista explicó:

"La luz roja se puede encender cuando, si no está el celular, sentimos angustia. Nos sentimos desprotegidos. Ahí nos damos cuenta de que se convirtió en una especie de objeto contrafóbicoAlgo que nos hace sentir seguros, contenidos, ligados a otros, a un grupo, o alguien que nos protege".

Como eventual respuesta a ese problema, señaló: "Podemos pensar qué pasa con nosotros mismos que no nos sentimos autorizados a pensar que tenemos armas internas para saber quién somos, o para saber donde ir". Por último, advirtió: "Es tan habitual que si (el celular) no nos falta, es difícil cuestionarlo. A veces, a los pacientes se lo señalan los amigos, la pareja: 'qué pasa que estás mas conectado con la realidad virtual que con el entorno'. Y en esos casos uno tiene que pensar que está descuidando no solamente a la pareja o a los amigos, sino a uno mismo". 

Ciencia IP se emite por la pantalla de IP los domingos de 18 a 19, con la conducción de Gabriela Zagordo.

Ver más
Ver más