Jimena Cyrulnik: "Dejé el cuerpo por el estereotipo de mujer perfecta"

Después de una carrera en televisión y como modelo internacional, Jimena Cyrulnik transita una nueva etapa como empresaria y dirige su marca de indumentaria para mujeres.

En una charla con Agustina Kämpfer para Algo que contar, la modelo y conductora recordó diferentes momentos de su vida ligada a los medios de comunicación.

"Para mí, cambió bastante el tema de llegar a este estereotipo de mujer 'flaca y perfecta'. Está más instalado en los medios el tema del cuerpo real, por suerte, pero a mi me costó y dejé el cuerpo ahí. Mientras trabajaba me enfermé y después, cuando me analicé, empecé a entender un montón de cosas", dijo.

En otro momento de la entrevista habló de cómo le afectó la exposición cuando quiso alejarse de las cámaras: "Tenía guardias periodísticas en casa las 24 horas. Un poco lo buscaba, venía de los medios y yo sentía que estaba bueno contar lo que me pasaba".

Y agregó: "Obviamente que no quería tener los noticieros en la puerta, después venían mis amigas y me sacaban en el baúl del auto. No veía tele y me metí mucho para adentro".

Espiritualidad y religión

Según relató Jimena, el camino espiritual y religioso fue muy importante para ella y por momentos decidió dedicarle la vida.

"Viví dos semanas con monjas de clausura. Me quedaba en una casita que ellas tienen arriba de una capilla en Mendoza, en Guaymallén. Estaba todo el día rezando, meditando y leyendo. Estaba enamorada de Jesús, tenía amor para darle al mundo", contó.

Siguiendo esa idea, consideró que "la espiritualidad es mucho más que la religión", porque "no está todo lo impuesto por el hombre, como los dogmas". A continuación, resumió su recorrido por diferentes experiencias vinculadas a la espiritualidad.

"Cuando empecé a leer Osho, hace muchos años, inicié un camino espiritual, después hice un poco de Cábala, y después leí el Nuevo Testamento como un libro de historia. No conocía la historia de Jesús y me enamoré de que era judío, de su camino", comentó.

Podés ver Algo que contar con Agustina Kämpfer de lunes a viernes a las 23.30 por la pantalla de IP.

Jimena Cyrulnik: "Dejé el cuerpo por el estereotipo de mujer perfecta"

Después de una carrera en televisión y como modelo internacional, Jimena Cyrulnik transita una nueva etapa como empresaria y dirige su marca de indumentaria para mujeres.

En una charla con Agustina Kämpfer para Algo que contar, la modelo y conductora recordó diferentes momentos de su vida ligada a los medios de comunicación.

"Para mí, cambió bastante el tema de llegar a este estereotipo de mujer 'flaca y perfecta'. Está más instalado en los medios el tema del cuerpo real, por suerte, pero a mi me costó y dejé el cuerpo ahí. Mientras trabajaba me enfermé y después, cuando me analicé, empecé a entender un montón de cosas", dijo.

En otro momento de la entrevista habló de cómo le afectó la exposición cuando quiso alejarse de las cámaras: "Tenía guardias periodísticas en casa las 24 horas. Un poco lo buscaba, venía de los medios y yo sentía que estaba bueno contar lo que me pasaba".

Y agregó: "Obviamente que no quería tener los noticieros en la puerta, después venían mis amigas y me sacaban en el baúl del auto. No veía tele y me metí mucho para adentro".

Espiritualidad y religión

Según relató Jimena, el camino espiritual y religioso fue muy importante para ella y por momentos decidió dedicarle la vida.

"Viví dos semanas con monjas de clausura. Me quedaba en una casita que ellas tienen arriba de una capilla en Mendoza, en Guaymallén. Estaba todo el día rezando, meditando y leyendo. Estaba enamorada de Jesús, tenía amor para darle al mundo", contó.

Siguiendo esa idea, consideró que "la espiritualidad es mucho más que la religión", porque "no está todo lo impuesto por el hombre, como los dogmas". A continuación, resumió su recorrido por diferentes experiencias vinculadas a la espiritualidad.

"Cuando empecé a leer Osho, hace muchos años, inicié un camino espiritual, después hice un poco de Cábala, y después leí el Nuevo Testamento como un libro de historia. No conocía la historia de Jesús y me enamoré de que era judío, de su camino", comentó.

Podés ver Algo que contar con Agustina Kämpfer de lunes a viernes a las 23.30 por la pantalla de IP.

Después de una carrera en televisión y como modelo internacional, Jimena Cyrulnik transita una nueva etapa como empresaria y dirige su marca de indumentaria para mujeres.

En una charla con Agustina Kämpfer para Algo que contar, la modelo y conductora recordó diferentes momentos de su vida ligada a los medios de comunicación.

"Para mí, cambió bastante el tema de llegar a este estereotipo de mujer 'flaca y perfecta'. Está más instalado en los medios el tema del cuerpo real, por suerte, pero a mi me costó y dejé el cuerpo ahí. Mientras trabajaba me enfermé y después, cuando me analicé, empecé a entender un montón de cosas", dijo.

En otro momento de la entrevista habló de cómo le afectó la exposición cuando quiso alejarse de las cámaras: "Tenía guardias periodísticas en casa las 24 horas. Un poco lo buscaba, venía de los medios y yo sentía que estaba bueno contar lo que me pasaba".

Y agregó: "Obviamente que no quería tener los noticieros en la puerta, después venían mis amigas y me sacaban en el baúl del auto. No veía tele y me metí mucho para adentro".

Espiritualidad y religión

Según relató Jimena, el camino espiritual y religioso fue muy importante para ella y por momentos decidió dedicarle la vida.

"Viví dos semanas con monjas de clausura. Me quedaba en una casita que ellas tienen arriba de una capilla en Mendoza, en Guaymallén. Estaba todo el día rezando, meditando y leyendo. Estaba enamorada de Jesús, tenía amor para darle al mundo", contó.

Siguiendo esa idea, consideró que "la espiritualidad es mucho más que la religión", porque "no está todo lo impuesto por el hombre, como los dogmas". A continuación, resumió su recorrido por diferentes experiencias vinculadas a la espiritualidad.

"Cuando empecé a leer Osho, hace muchos años, inicié un camino espiritual, después hice un poco de Cábala, y después leí el Nuevo Testamento como un libro de historia. No conocía la historia de Jesús y me enamoré de que era judío, de su camino", comentó.

Podés ver Algo que contar con Agustina Kämpfer de lunes a viernes a las 23.30 por la pantalla de IP.

Ver más
Ver más