Patronato ganó la Copa Argentina y se clasificó a la Libertadores

Patronato le ganó 1 a 0 a Talleres en la final de la Copa Argentina y consiguió su primer título nacional. El equipo entrerriano jugará la Copa Libertadores pese a haber descendido a la Primera Nacional.

Patronato de Paraná se consagró campeón de la Copa Argentina al vencer por 1 a 0 a Talleres de Córdoba en la final disputada en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza.

El nuevo campeón, que por promedio descendió a Primera Nacional, consiguió ante 35.000 personas su primer título nacional y se clasificó a la próxima edición de la Copa Libertadores. También disputará en enero la final de la Supercopa ante Boca Juniors, campeón de la Liga Profesional.

El equipo dirigido por Facundo Sava empezó el partido resistiendo la iniciativa ofensiva de los cordobeses, que hacia la mitad del primer tiempo ya habían generado tres ocasiones claras.

El Patrón no hacía pie con la pelota en la mitad del campo y perdía constantemente contra la marca de la T.  A la media hora de juego, el conjunto entrerriano se encontró con su primera chance a través de Sebastián Medina, quien comprometió al arquero Alan Aguerre tras una jugada poco clara en el área de Talleres.

En el segundo tiempo, el dominio cordobés se diluyó y ambos equipos se reacomodaron en la búsqueda de alternativas. Patronato encontró con mayor espacio a Marcelo Estigarribia, su principal arma en el ataque, comprometiendo a su rival en campo propio.

El partido se hizo de ida y vuelta hasta que llegó la oportunidad para el ingresado Tiago Banega, a los 30 minutos del complemento. El volante ex Racing tapó un despeje de Gastón Benavídez y de rebote la pelota se le coló a Aguerre, que quedó a mitad de camino y vio entrar el 1 a 0 definitivo.

Talleres hizo méritos para empatar y Patronato para estirar la ventaja, pero finalmente los entrerrianos se aferraron al resultado y lo mantuvieron.

Una campaña atípica

La segunda mitad del año fue un vaivén de emociones para Patronato y sus hinchas. En paralelo a la lucha por la permanencia en Primera Divisón, el equipo avanzaba en la Copa Argentina, donde se enfrentó a River Plate en cuartos de final.

Esa noche, el arquero Facundo Altamirano tuvo su primera consagración al detener el disparo de Matías Suárez en la definición por penales. El portero duplicaría la hazaña semanas más tarde en semifinales, donde el campeón dejó en el camino a Boca Juniors, recién coronado en la Liga Profesional, también por penales.

La buena actuación en el campeonato local no alcanzó para evitar el descenso. Patronato terminó décimo con 40 puntos, pero los malos resultados de campañas anteriores lo condenaron a jugar el próximo año en Primera Nacional. De esta manera, será el segundo equipo argentino -después de Tigre- en disputar la Copa Libertadores desde la segunda división.

Podés ver Imagen Positiva con Nicolás Artusi y Paloma Bosker de lunes a viernes a las 9:00 por la pantalla de IP.

Patronato ganó la Copa Argentina y se clasificó a la Libertadores

Patronato de Paraná se consagró campeón de la Copa Argentina al vencer por 1 a 0 a Talleres de Córdoba en la final disputada en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza.

El nuevo campeón, que por promedio descendió a Primera Nacional, consiguió ante 35.000 personas su primer título nacional y se clasificó a la próxima edición de la Copa Libertadores. También disputará en enero la final de la Supercopa ante Boca Juniors, campeón de la Liga Profesional.

El equipo dirigido por Facundo Sava empezó el partido resistiendo la iniciativa ofensiva de los cordobeses, que hacia la mitad del primer tiempo ya habían generado tres ocasiones claras.

El Patrón no hacía pie con la pelota en la mitad del campo y perdía constantemente contra la marca de la T.  A la media hora de juego, el conjunto entrerriano se encontró con su primera chance a través de Sebastián Medina, quien comprometió al arquero Alan Aguerre tras una jugada poco clara en el área de Talleres.

En el segundo tiempo, el dominio cordobés se diluyó y ambos equipos se reacomodaron en la búsqueda de alternativas. Patronato encontró con mayor espacio a Marcelo Estigarribia, su principal arma en el ataque, comprometiendo a su rival en campo propio.

El partido se hizo de ida y vuelta hasta que llegó la oportunidad para el ingresado Tiago Banega, a los 30 minutos del complemento. El volante ex Racing tapó un despeje de Gastón Benavídez y de rebote la pelota se le coló a Aguerre, que quedó a mitad de camino y vio entrar el 1 a 0 definitivo.

Talleres hizo méritos para empatar y Patronato para estirar la ventaja, pero finalmente los entrerrianos se aferraron al resultado y lo mantuvieron.

Una campaña atípica

La segunda mitad del año fue un vaivén de emociones para Patronato y sus hinchas. En paralelo a la lucha por la permanencia en Primera Divisón, el equipo avanzaba en la Copa Argentina, donde se enfrentó a River Plate en cuartos de final.

Esa noche, el arquero Facundo Altamirano tuvo su primera consagración al detener el disparo de Matías Suárez en la definición por penales. El portero duplicaría la hazaña semanas más tarde en semifinales, donde el campeón dejó en el camino a Boca Juniors, recién coronado en la Liga Profesional, también por penales.

La buena actuación en el campeonato local no alcanzó para evitar el descenso. Patronato terminó décimo con 40 puntos, pero los malos resultados de campañas anteriores lo condenaron a jugar el próximo año en Primera Nacional. De esta manera, será el segundo equipo argentino -después de Tigre- en disputar la Copa Libertadores desde la segunda división.

Podés ver Imagen Positiva con Nicolás Artusi y Paloma Bosker de lunes a viernes a las 9:00 por la pantalla de IP.

Patronato de Paraná se consagró campeón de la Copa Argentina al vencer por 1 a 0 a Talleres de Córdoba en la final disputada en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza.

El nuevo campeón, que por promedio descendió a Primera Nacional, consiguió ante 35.000 personas su primer título nacional y se clasificó a la próxima edición de la Copa Libertadores. También disputará en enero la final de la Supercopa ante Boca Juniors, campeón de la Liga Profesional.

El equipo dirigido por Facundo Sava empezó el partido resistiendo la iniciativa ofensiva de los cordobeses, que hacia la mitad del primer tiempo ya habían generado tres ocasiones claras.

El Patrón no hacía pie con la pelota en la mitad del campo y perdía constantemente contra la marca de la T.  A la media hora de juego, el conjunto entrerriano se encontró con su primera chance a través de Sebastián Medina, quien comprometió al arquero Alan Aguerre tras una jugada poco clara en el área de Talleres.

En el segundo tiempo, el dominio cordobés se diluyó y ambos equipos se reacomodaron en la búsqueda de alternativas. Patronato encontró con mayor espacio a Marcelo Estigarribia, su principal arma en el ataque, comprometiendo a su rival en campo propio.

El partido se hizo de ida y vuelta hasta que llegó la oportunidad para el ingresado Tiago Banega, a los 30 minutos del complemento. El volante ex Racing tapó un despeje de Gastón Benavídez y de rebote la pelota se le coló a Aguerre, que quedó a mitad de camino y vio entrar el 1 a 0 definitivo.

Talleres hizo méritos para empatar y Patronato para estirar la ventaja, pero finalmente los entrerrianos se aferraron al resultado y lo mantuvieron.

Una campaña atípica

La segunda mitad del año fue un vaivén de emociones para Patronato y sus hinchas. En paralelo a la lucha por la permanencia en Primera Divisón, el equipo avanzaba en la Copa Argentina, donde se enfrentó a River Plate en cuartos de final.

Esa noche, el arquero Facundo Altamirano tuvo su primera consagración al detener el disparo de Matías Suárez en la definición por penales. El portero duplicaría la hazaña semanas más tarde en semifinales, donde el campeón dejó en el camino a Boca Juniors, recién coronado en la Liga Profesional, también por penales.

La buena actuación en el campeonato local no alcanzó para evitar el descenso. Patronato terminó décimo con 40 puntos, pero los malos resultados de campañas anteriores lo condenaron a jugar el próximo año en Primera Nacional. De esta manera, será el segundo equipo argentino -después de Tigre- en disputar la Copa Libertadores desde la segunda división.

Podés ver Imagen Positiva con Nicolás Artusi y Paloma Bosker de lunes a viernes a las 9:00 por la pantalla de IP.

Ver más
Ver más