Se suspende el swap entre Argentina y China a la espera del cambio de gobierno

El swap entre Argentina y China qued贸 en suspenso tras agotarse las reservas de yuanes y a la espera del cambio de gobierno. Click en la nota 馃憞

El acuerdo de swap monetario entre Argentina y China quedó en suspenso tras agotarse las reservas en yuanes del Banco Central (BCRA) y a la espera del cambio de gobierno.

La última actualización del programa se había concretado en octubre, cuando el ministro de Economía, Sergio Massa, anunció la activación del segundo tramo. De acuerdo a esa negociación, el Banco Popular de China giró al BCRA fondos equivalentes a 6.500 millones de dólares.

Según los términos del acuerdo bilateral, Argentina tenía habilitado disponer de los depósitos chinos para cumplir con los vencimientos de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), realizar operaciones para intervenir en el mercado cambiario local pagar importaciones.

Utilizados esos fondos, y en el marco del contrato original, China podría activar un equivalente a 2.000 millones de dólares. No obstante, la firma habilitante está pendiente y depende de la evolución de las relaciones entre el gobierno de Xi Jinping y el del presidente electo, Javier Milei.

El cambio de gobierno y la relación con China

Días antes del balotaje presidencial, Milei ratificó su intención de suspender las relaciones comerciales con China. Así todo, una vez electo agradeció las felicitaciones protocolares de Xi Jinping y pidió a su futura canciller, Diana Mondino, que invite al primer mandatario chino a su asunción presidencial.

Por los compromisos asumidos en el swap, Argentina enfrenta una tasa de interés de alrededor del 6% que el BCRA deberá cancelar. Por lo tanto, una reactivación del intercambio de moneda dependería, además, de la capacidad de pago que asuma el gobierno de La Libertad Avanza, puesta en duda por la propuesta de cierre del BCRA.

Aparte del swap, el gobierno argentino negoció el financiamiento de obras de infraestructura por parte de China. Según se informó, la inversión se instrumentaría en dos tramos: uno ya aprobado por 14 mil millones de dólares, y un segundo por 9.700 millones.