Francia: condenan a un año de prisión al expresidente Nicolás Sarkozy por financiamiento ilegal

El expresidente Nicolás Sarkozy fue condenado a un año de prisión por financiación ilegal de su campaña electoral en 2012. En marzo ya fue declarado culpable por corrupción y tráfico de influencias. 

El tribunal consideró demostrado que la campaña de Sarkozy superó ampliamente el techo de gasto autorizado por ley de 22,5 millones de euros y gastó 42,8 millones, casi el doble. Para maquillarlo gran parte del gasto lo asumió, no la campaña de Sarkozy, sino su partido la Unión para un Movimiento Popular (UMP). En concreto, y según los fiscales, fue investigado porque su partido realizó gastos en extravagantes mítines de campaña y contrató a una agencia de relaciones públicas amiga para ocultar la cantidad de dinero que eso costó. El tribunal aclaró que la sentencia será "ejecutada bajo el régimen de vigilancia electrónica". ¨Por este motivo el expresidente no irá a la cárcel. 

Durante el desarrollo del juicio, el exmandatario había negado todo vínculo con la elaboración de facturas falsas para justificar gastos de campaña. Junto a él, otros 13 colaboradores fueron juzgados por el caso conocido popularmente como "Bygmalion". El exmandatario no estuvo presente en el tribunal en el momento que la jueza Caroline Viguier leyó el veredicto del proceso judicial. La fiscalía había pedido un año de privación de la libertad, con seis meses de cumplimiento efectivo.

 

Francia: condenan a un año de prisión al expresidente Nicolás Sarkozy por financiamiento ilegal

El expresidente Nicolás Sarkozy fue condenado a un año de prisión por financiación ilegal de su campaña electoral en 2012. En marzo ya fue declarado culpable por corrupción y tráfico de influencias. 

El tribunal consideró demostrado que la campaña de Sarkozy superó ampliamente el techo de gasto autorizado por ley de 22,5 millones de euros y gastó 42,8 millones, casi el doble. Para maquillarlo gran parte del gasto lo asumió, no la campaña de Sarkozy, sino su partido la Unión para un Movimiento Popular (UMP). En concreto, y según los fiscales, fue investigado porque su partido realizó gastos en extravagantes mítines de campaña y contrató a una agencia de relaciones públicas amiga para ocultar la cantidad de dinero que eso costó. El tribunal aclaró que la sentencia será "ejecutada bajo el régimen de vigilancia electrónica". ¨Por este motivo el expresidente no irá a la cárcel. 

Durante el desarrollo del juicio, el exmandatario había negado todo vínculo con la elaboración de facturas falsas para justificar gastos de campaña. Junto a él, otros 13 colaboradores fueron juzgados por el caso conocido popularmente como "Bygmalion". El exmandatario no estuvo presente en el tribunal en el momento que la jueza Caroline Viguier leyó el veredicto del proceso judicial. La fiscalía había pedido un año de privación de la libertad, con seis meses de cumplimiento efectivo.

 

El expresidente Nicolás Sarkozy fue condenado a un año de prisión por financiación ilegal de su campaña electoral en 2012. En marzo ya fue declarado culpable por corrupción y tráfico de influencias. 

El tribunal consideró demostrado que la campaña de Sarkozy superó ampliamente el techo de gasto autorizado por ley de 22,5 millones de euros y gastó 42,8 millones, casi el doble. Para maquillarlo gran parte del gasto lo asumió, no la campaña de Sarkozy, sino su partido la Unión para un Movimiento Popular (UMP). En concreto, y según los fiscales, fue investigado porque su partido realizó gastos en extravagantes mítines de campaña y contrató a una agencia de relaciones públicas amiga para ocultar la cantidad de dinero que eso costó. El tribunal aclaró que la sentencia será "ejecutada bajo el régimen de vigilancia electrónica". ¨Por este motivo el expresidente no irá a la cárcel. 

Durante el desarrollo del juicio, el exmandatario había negado todo vínculo con la elaboración de facturas falsas para justificar gastos de campaña. Junto a él, otros 13 colaboradores fueron juzgados por el caso conocido popularmente como "Bygmalion". El exmandatario no estuvo presente en el tribunal en el momento que la jueza Caroline Viguier leyó el veredicto del proceso judicial. La fiscalía había pedido un año de privación de la libertad, con seis meses de cumplimiento efectivo.

 

Ver más
Ver más