Cristina Fernández: el ataque al despacho y su rol en el acuerdo

La interna en el Frente de Todos se dejó ver en el debate por el acuerdo con el FMI. La actuación de Cristina Fernández en la aprobación del entendimiento y el ataque a su despacho.

La aprobación del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) se dio en medio de violentos incidentes en las inmediaciones del Congreso, que incluyeron ataques contra el despacho de la vicepresidenta, Cristina Fernández. Por el atentado, hay dos detenidos y la propia Cristina denunció, con imágenes de cámaras de seguridad, que los incidentes contra su lugar de trabajo fueron planeados. La interna dentro del Frente de todos se endurece en medio de una fuerte apuesta del Gobierno Nacional para enfrentar la deuda.

Ataque al despacho de Cristina Fernández

El despacho de la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández, fue el principal blanco de los ataques durante las protestas en contra del acuerdo. La expresidenta debió abandonar su lugar de trabajo para refugiarse de las piedras y vidrios que volaron a través de su ventana. Más tarde, la propia Cristina publicó vídeos en los que se muestra cómo se destruyó su oficina y cómo se planeó la agresión.

Por el atentado hay dos detenidos. El primero, fue identificado como Oscar Ramón Santillán y no cuenta con antecedentes delictivos ni pertenecería a ninguna agrupación política. Santillán seguirá preso, tras la resolución del juez Norberto Circo, quien dispuso la prisión preventiva para el imputado. 

El fiscal Mariano Camblong le atribuye formar parte de una asociación ilícita que protagonizó y coordinó los ataques contra el Congreso Nacional y el despacho de la vicepresidenta. Además, se lo acusó de "atentado contra la autoridad agravado por ser cometido por una reunión de más de tres personas, daño agravado contra diferentes elementos del patrimonio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, obstrucción de la vía pública, ensuciar bienes y portación de armas no convencionales.

El segundo implicado quedó detenido el 15 de marzo. Se trata de Jaru Alexander Carrero Rodríguez y la aprehensión fue en la localidad de San Isidro. El hombre fue identificado como militante del Movimiento Teresa Rodríguez.

Cristina y el FMI

Cristina publicó imágenes del ataque que sufrió su despacho, como protesta al acuerdo con el FMI: vidrios rotos en el suelo y en los escritorios, piedras volando y destrozos por todos lados. "Paradójicamente fue mi despacho el que atacaron", cuestionó la vicepresidenta, que remarcó su postura histórica con respecto al organismo internacional durante su gestión como mandataria.

"Paradójicamente fue mi despacho el que atacaron. El despacho de quien hizo frente a los Fondos Buitres, quien mantuvo afuera del país al FMI y quien además construyó el Frente de Todos, que permitió derrotar a Mauricio Macri. Paradójicamente o intencionalmente...Antes de vicepresidenta y presidenta, fui varias veces senadora pero siempre fui y seré una militante política. Desde la recuperación de la democracia, vi escenas de violencia siempre vinculadas a ese organismo", expresó. 

Fernández es una ardua crítica del Fondo, que en diversas ocasiones cuestionó las políticas económicas que este impone sobre los Gobiernos a los que les otorga créditos. Luego del ataque volvió a hacerlo: "Como nunca, recordé las palabras de Néstor respecto del FMI, cuando decía: 'siempre actuó como promotor y vehículo de políticas que provocaron pobreza en el pueblo argentino'. Otra vez, inmensa pena".

Su sector más fiel dentro del Frente de Todos, el ala dura del kirchernismo, se pronunció en contra del acuerdo al que el Gobierno de Alberto Fernández llegó con el FMI. Incluso, su hijo, el diputado Máximo Kirchner renunció a la presidencia del bloque en Diputados por considerar que el entendimiento no era bueno para el pueblo argentino.

No fue casual que Cristina no presenciara ni el debate ni la votación que terminó por aprobar el acuerdo. La presidenta del Senado se limitó a dar inicio a la sesión y más tarde abandonó el recinto. Además, según se rumorea por los pasillos de Casa Rosada no habría diálogo entre la vicepresidenta y el presidente, Alberto Fernández, quien demoró en pronunciarse en contra del ataque al despacho de su compañera de fórmula.

"Las relaciones personales, son personales y las relaciones políticas son otra cosa. Las relaciones políticas entre ambos están armoniosas, como siempre. Somos una coalición de gobierno que se mantiene unida, dando las batallas que hay que dar", afirmó al respecto la portavoz de presidencia, Gabriela Cerrutti. "El Presidente se comunicó, sin tener respuestas, con la vicepresidenta. En el momento del ataque, Alberto Fernández le mandó un mensaje al secretario privado de Cristina pero no tuvo respuesta", dijo.

Cristina Fernández: el ataque al despacho y su rol en el acuerdo

La aprobación del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) se dio en medio de violentos incidentes en las inmediaciones del Congreso, que incluyeron ataques contra el despacho de la vicepresidenta, Cristina Fernández. Por el atentado, hay dos detenidos y la propia Cristina denunció, con imágenes de cámaras de seguridad, que los incidentes contra su lugar de trabajo fueron planeados. La interna dentro del Frente de todos se endurece en medio de una fuerte apuesta del Gobierno Nacional para enfrentar la deuda.

Ataque al despacho de Cristina Fernández

El despacho de la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández, fue el principal blanco de los ataques durante las protestas en contra del acuerdo. La expresidenta debió abandonar su lugar de trabajo para refugiarse de las piedras y vidrios que volaron a través de su ventana. Más tarde, la propia Cristina publicó vídeos en los que se muestra cómo se destruyó su oficina y cómo se planeó la agresión.

Por el atentado hay dos detenidos. El primero, fue identificado como Oscar Ramón Santillán y no cuenta con antecedentes delictivos ni pertenecería a ninguna agrupación política. Santillán seguirá preso, tras la resolución del juez Norberto Circo, quien dispuso la prisión preventiva para el imputado. 

El fiscal Mariano Camblong le atribuye formar parte de una asociación ilícita que protagonizó y coordinó los ataques contra el Congreso Nacional y el despacho de la vicepresidenta. Además, se lo acusó de "atentado contra la autoridad agravado por ser cometido por una reunión de más de tres personas, daño agravado contra diferentes elementos del patrimonio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, obstrucción de la vía pública, ensuciar bienes y portación de armas no convencionales.

El segundo implicado quedó detenido el 15 de marzo. Se trata de Jaru Alexander Carrero Rodríguez y la aprehensión fue en la localidad de San Isidro. El hombre fue identificado como militante del Movimiento Teresa Rodríguez.

Cristina y el FMI

Cristina publicó imágenes del ataque que sufrió su despacho, como protesta al acuerdo con el FMI: vidrios rotos en el suelo y en los escritorios, piedras volando y destrozos por todos lados. "Paradójicamente fue mi despacho el que atacaron", cuestionó la vicepresidenta, que remarcó su postura histórica con respecto al organismo internacional durante su gestión como mandataria.

"Paradójicamente fue mi despacho el que atacaron. El despacho de quien hizo frente a los Fondos Buitres, quien mantuvo afuera del país al FMI y quien además construyó el Frente de Todos, que permitió derrotar a Mauricio Macri. Paradójicamente o intencionalmente...Antes de vicepresidenta y presidenta, fui varias veces senadora pero siempre fui y seré una militante política. Desde la recuperación de la democracia, vi escenas de violencia siempre vinculadas a ese organismo", expresó. 

Fernández es una ardua crítica del Fondo, que en diversas ocasiones cuestionó las políticas económicas que este impone sobre los Gobiernos a los que les otorga créditos. Luego del ataque volvió a hacerlo: "Como nunca, recordé las palabras de Néstor respecto del FMI, cuando decía: 'siempre actuó como promotor y vehículo de políticas que provocaron pobreza en el pueblo argentino'. Otra vez, inmensa pena".

Su sector más fiel dentro del Frente de Todos, el ala dura del kirchernismo, se pronunció en contra del acuerdo al que el Gobierno de Alberto Fernández llegó con el FMI. Incluso, su hijo, el diputado Máximo Kirchner renunció a la presidencia del bloque en Diputados por considerar que el entendimiento no era bueno para el pueblo argentino.

No fue casual que Cristina no presenciara ni el debate ni la votación que terminó por aprobar el acuerdo. La presidenta del Senado se limitó a dar inicio a la sesión y más tarde abandonó el recinto. Además, según se rumorea por los pasillos de Casa Rosada no habría diálogo entre la vicepresidenta y el presidente, Alberto Fernández, quien demoró en pronunciarse en contra del ataque al despacho de su compañera de fórmula.

"Las relaciones personales, son personales y las relaciones políticas son otra cosa. Las relaciones políticas entre ambos están armoniosas, como siempre. Somos una coalición de gobierno que se mantiene unida, dando las batallas que hay que dar", afirmó al respecto la portavoz de presidencia, Gabriela Cerrutti. "El Presidente se comunicó, sin tener respuestas, con la vicepresidenta. En el momento del ataque, Alberto Fernández le mandó un mensaje al secretario privado de Cristina pero no tuvo respuesta", dijo.

La aprobación del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) se dio en medio de violentos incidentes en las inmediaciones del Congreso, que incluyeron ataques contra el despacho de la vicepresidenta, Cristina Fernández. Por el atentado, hay dos detenidos y la propia Cristina denunció, con imágenes de cámaras de seguridad, que los incidentes contra su lugar de trabajo fueron planeados. La interna dentro del Frente de todos se endurece en medio de una fuerte apuesta del Gobierno Nacional para enfrentar la deuda.

Ataque al despacho de Cristina Fernández

El despacho de la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández, fue el principal blanco de los ataques durante las protestas en contra del acuerdo. La expresidenta debió abandonar su lugar de trabajo para refugiarse de las piedras y vidrios que volaron a través de su ventana. Más tarde, la propia Cristina publicó vídeos en los que se muestra cómo se destruyó su oficina y cómo se planeó la agresión.

Por el atentado hay dos detenidos. El primero, fue identificado como Oscar Ramón Santillán y no cuenta con antecedentes delictivos ni pertenecería a ninguna agrupación política. Santillán seguirá preso, tras la resolución del juez Norberto Circo, quien dispuso la prisión preventiva para el imputado. 

El fiscal Mariano Camblong le atribuye formar parte de una asociación ilícita que protagonizó y coordinó los ataques contra el Congreso Nacional y el despacho de la vicepresidenta. Además, se lo acusó de "atentado contra la autoridad agravado por ser cometido por una reunión de más de tres personas, daño agravado contra diferentes elementos del patrimonio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, obstrucción de la vía pública, ensuciar bienes y portación de armas no convencionales.

El segundo implicado quedó detenido el 15 de marzo. Se trata de Jaru Alexander Carrero Rodríguez y la aprehensión fue en la localidad de San Isidro. El hombre fue identificado como militante del Movimiento Teresa Rodríguez.

Cristina y el FMI

Cristina publicó imágenes del ataque que sufrió su despacho, como protesta al acuerdo con el FMI: vidrios rotos en el suelo y en los escritorios, piedras volando y destrozos por todos lados. "Paradójicamente fue mi despacho el que atacaron", cuestionó la vicepresidenta, que remarcó su postura histórica con respecto al organismo internacional durante su gestión como mandataria.

"Paradójicamente fue mi despacho el que atacaron. El despacho de quien hizo frente a los Fondos Buitres, quien mantuvo afuera del país al FMI y quien además construyó el Frente de Todos, que permitió derrotar a Mauricio Macri. Paradójicamente o intencionalmente...Antes de vicepresidenta y presidenta, fui varias veces senadora pero siempre fui y seré una militante política. Desde la recuperación de la democracia, vi escenas de violencia siempre vinculadas a ese organismo", expresó. 

Fernández es una ardua crítica del Fondo, que en diversas ocasiones cuestionó las políticas económicas que este impone sobre los Gobiernos a los que les otorga créditos. Luego del ataque volvió a hacerlo: "Como nunca, recordé las palabras de Néstor respecto del FMI, cuando decía: 'siempre actuó como promotor y vehículo de políticas que provocaron pobreza en el pueblo argentino'. Otra vez, inmensa pena".

Su sector más fiel dentro del Frente de Todos, el ala dura del kirchernismo, se pronunció en contra del acuerdo al que el Gobierno de Alberto Fernández llegó con el FMI. Incluso, su hijo, el diputado Máximo Kirchner renunció a la presidencia del bloque en Diputados por considerar que el entendimiento no era bueno para el pueblo argentino.

No fue casual que Cristina no presenciara ni el debate ni la votación que terminó por aprobar el acuerdo. La presidenta del Senado se limitó a dar inicio a la sesión y más tarde abandonó el recinto. Además, según se rumorea por los pasillos de Casa Rosada no habría diálogo entre la vicepresidenta y el presidente, Alberto Fernández, quien demoró en pronunciarse en contra del ataque al despacho de su compañera de fórmula.

"Las relaciones personales, son personales y las relaciones políticas son otra cosa. Las relaciones políticas entre ambos están armoniosas, como siempre. Somos una coalición de gobierno que se mantiene unida, dando las batallas que hay que dar", afirmó al respecto la portavoz de presidencia, Gabriela Cerrutti. "El Presidente se comunicó, sin tener respuestas, con la vicepresidenta. En el momento del ataque, Alberto Fernández le mandó un mensaje al secretario privado de Cristina pero no tuvo respuesta", dijo.

Ver más
Ver más