"El Chino" Navarro: "Creer que vamos a cogobernar con el FMI es no conocer a Alberto"

Luis Fernando "el Chino" Navarro, dirigente del Movimiento Evita y secretario de Relaciones Parlamentarias, Institucionales, aseguró que el gobierno "va a cogobernar con el pueblo, no con el Fondo", en relación al acuerdo con el FMI. Sobre el presidente Alberto Fernández, Navarro definió: "Me siento en la obligación de bancarlo porque le tocaron todas", en referencia a la crisis social y la pandemia del coronavirus apenas asumió la presidencia.

"Encima, estamos negociando con el Fondo y Rusia invade Ucrania, que más allá de las consecuencias para Ucrania, no podemos negar las consecuencias económicas que genera en el mundo", agregó, en una entrevista con el programa Identidades, en canal IP.

La relación con Cristina Ferández de Kirchner

"Nosotros nunca competimos con nadie siempre fuimos francos en nuestras posiciones políticas. Desde 2008 que teníamos miradas distintas respecto de las organizaciones, con la 125; en 2009, con Néstor discutimos mucho por qué habíamos perdido. Néstor jugaba el rol más político y siempre nos dio lugar a todos para discutir", dijo en relación a La cámpora. 

"De 2011 a 2015, nos relacionamos más con La Cámpora que con Cristina y quizás fue un error nuestro, ahora buscaría un diálogo más directo. A mí todavía me duele la derrota del 2015", aseguró y agregó: "Manejamos mal los tiempos, pero nosotros nos paramos donde teníamos que estar, al lado de nuestra base social", defendió en relación a su apoyo a la candidatura de Florencio Randazzo, en 2017, frente a la lista encabezada por la actual vicepresidenta.

Frente de Todos

"Las tensiones las vivo tranquilo. Tengo una característica: cuanto más líos hay, cuanto más problemas hay, yo estoy tranquilo. Cuando hay líos es cuando veo más, en la complejidad de los problemas, veo más. Los afronto y entiendo el rol", se definió. 

"En esta coalición somos una gran orquesta y a veces desentona. La pandemia puso la magnitud y la profundidad de la crisis que vivíamos, pero algunos no lo entienden", definió sobre la interna del Frente.

"Si consideramos como veníamos, del 2019 a la fecha, aun con los errores, con un pueblo que tiene una sensatez por encima de la media, hay oportunidad para salir de la crisis", consideró.

Máximo Kirchner

"No voy a negar que la renuncia de Máximo impactó en la sociedad política, que es un microclima, no es lo que le pasa a los argentinos", sostuvo el dirigente social.

"A veces, las diferencias traba la gestión; a veces es fácil echarle la culpa a las diferencias. Y hay muchos que no se animan a resolver lo que tienen que resolver", definió.

"No minimizo lo de Máximo, pero ya pasó. Si fuera sociólogo analizaría el por qué, pero soy político y tengo que resolver. Nunca doy por ganado nada y construyo sobre el peor escenario", afirmó.

"Hay actividades que crecieron más que en el 2018, 2019... Pero si las mejoras no le llegan a la mayoría de los argentinos en tiempo real, ¿de qué sirve que yo te diga que estamos mejorando en metalmecánica, en la agroindustria, si vas a comprar la lechuga y de un día a otro aumentó un 30%?", preguntó.

"En la década del 70 había un dígito de pobres y se debía 7.000 millones de dólares de deuda externa. Se puede hace un balance de estos 45 años. Hay tres períodos donde Argentina se hundió y casualmente tienen la misma política: Videla-Martínez de Hoz; De la Rúa y el gobierno de Macri" repasó. 

"El mayor daño Macri lo hizo en la política porque exacerbó el odio. Y nos hace más daño ese enfrentamiento que las cuestiones económicas", aseguró.

Acuerdo con el FMI

"Creer que vamos a cogobernar con el Fondo es no conocer a Alberto ni al pueblo argentino. Si algo diferencia al pueblo argentino en la región es la capacidad de movilización y de sana confrontación que hay", definió.

"Nosotros vamos a cogobernar con el pueblo argentino. El acuerdo no va a diseñar nuestras políticas, ni le vamos a pedir permiso al Fondo (para llevarlas a cabo)", aseguró.

"Tenemos que pagar un crédito que pidió Macri y que el Fondo irresponsablemente se lo dio", subrayó el dirigente social.

Pobreza

"Para llegar a un dígito de pobres, como en los 70, hay que tener un crecimiento consistente durante mucho tiempo, y eso es un modelo de una Nación que crece", consideró.

"El salario universal es algo que discutiría. Yo no quiero más planes sociales. Las urgencias las venimos combatiendo hace 20 años. ¿No deberíamos intentar otro camino como generar trabajo genuino? Yo no quiero un modelo asistencialista, entiendo la buena intención, pero ningún plan social llega al día 30", sostuvo.

"Argentina no tiene un modelo de Nación hace mucho tiempo. Se trata de discutir una Argentina para los argentinos, no para los políticos", definió.

"Hay algunos dirigentes que parece que vinieron de Bélgica. ¿Ahora descubren que hay pobres? Sin el anclaje territorial donde la pobreza no era como Alemania y la inseguridad no era una sensación... y nos ganó Macri. Jamás una derecha había ganado una elección con el voto popular y hace unos meses también. ¿No queremos ver la realidad?", preguntó.

"Ya hay ajuste hace 45 años. ¿Ahora descubrimos que hay ajuste? Claro que hay ajuste. De 2019 a la fecha, Alberto estuvo tratando de salir de ahí", sostuvo.

Política

"Tenemos que buscar la forma de relacionarnos con el peronismo de Córdoba, con Randazzo, con los peronistas que se fueron, buscar acuerdos concretos que tengan que ver con la vida de los argentinos", dijo Navarro.

"Alberto es mi presidente y lo acompaño porque sé lo que piensa. Me conmueve que sufra como sufre, pero no pierde el norte. Es generoso, discutidor, cabrón, buen tipo, amigo. Pero no alcanza con eso", estimó sobre la reelección de Alberto Fernández.

"Quiero ser parte de un gobierno colectivo, de Alberto, de Cristina, de La Cámpora, del Movimiento Evita, y que le mejoremos la vida a los argentinos", concluyó.

 

Identidades, conducido por Mariana Verón, se transmite todos los sábados a las 22 por la pantalla de IP.

"El Chino" Navarro: "Creer que vamos a cogobernar con el FMI es no conocer a Alberto"

Luis Fernando "el Chino" Navarro, dirigente del Movimiento Evita y secretario de Relaciones Parlamentarias, Institucionales, aseguró que el gobierno "va a cogobernar con el pueblo, no con el Fondo", en relación al acuerdo con el FMI. Sobre el presidente Alberto Fernández, Navarro definió: "Me siento en la obligación de bancarlo porque le tocaron todas", en referencia a la crisis social y la pandemia del coronavirus apenas asumió la presidencia.

"Encima, estamos negociando con el Fondo y Rusia invade Ucrania, que más allá de las consecuencias para Ucrania, no podemos negar las consecuencias económicas que genera en el mundo", agregó, en una entrevista con el programa Identidades, en canal IP.

La relación con Cristina Ferández de Kirchner

"Nosotros nunca competimos con nadie siempre fuimos francos en nuestras posiciones políticas. Desde 2008 que teníamos miradas distintas respecto de las organizaciones, con la 125; en 2009, con Néstor discutimos mucho por qué habíamos perdido. Néstor jugaba el rol más político y siempre nos dio lugar a todos para discutir", dijo en relación a La cámpora. 

"De 2011 a 2015, nos relacionamos más con La Cámpora que con Cristina y quizás fue un error nuestro, ahora buscaría un diálogo más directo. A mí todavía me duele la derrota del 2015", aseguró y agregó: "Manejamos mal los tiempos, pero nosotros nos paramos donde teníamos que estar, al lado de nuestra base social", defendió en relación a su apoyo a la candidatura de Florencio Randazzo, en 2017, frente a la lista encabezada por la actual vicepresidenta.

Frente de Todos

"Las tensiones las vivo tranquilo. Tengo una característica: cuanto más líos hay, cuanto más problemas hay, yo estoy tranquilo. Cuando hay líos es cuando veo más, en la complejidad de los problemas, veo más. Los afronto y entiendo el rol", se definió. 

"En esta coalición somos una gran orquesta y a veces desentona. La pandemia puso la magnitud y la profundidad de la crisis que vivíamos, pero algunos no lo entienden", definió sobre la interna del Frente.

"Si consideramos como veníamos, del 2019 a la fecha, aun con los errores, con un pueblo que tiene una sensatez por encima de la media, hay oportunidad para salir de la crisis", consideró.

Máximo Kirchner

"No voy a negar que la renuncia de Máximo impactó en la sociedad política, que es un microclima, no es lo que le pasa a los argentinos", sostuvo el dirigente social.

"A veces, las diferencias traba la gestión; a veces es fácil echarle la culpa a las diferencias. Y hay muchos que no se animan a resolver lo que tienen que resolver", definió.

"No minimizo lo de Máximo, pero ya pasó. Si fuera sociólogo analizaría el por qué, pero soy político y tengo que resolver. Nunca doy por ganado nada y construyo sobre el peor escenario", afirmó.

"Hay actividades que crecieron más que en el 2018, 2019... Pero si las mejoras no le llegan a la mayoría de los argentinos en tiempo real, ¿de qué sirve que yo te diga que estamos mejorando en metalmecánica, en la agroindustria, si vas a comprar la lechuga y de un día a otro aumentó un 30%?", preguntó.

"En la década del 70 había un dígito de pobres y se debía 7.000 millones de dólares de deuda externa. Se puede hace un balance de estos 45 años. Hay tres períodos donde Argentina se hundió y casualmente tienen la misma política: Videla-Martínez de Hoz; De la Rúa y el gobierno de Macri" repasó. 

"El mayor daño Macri lo hizo en la política porque exacerbó el odio. Y nos hace más daño ese enfrentamiento que las cuestiones económicas", aseguró.

Acuerdo con el FMI

"Creer que vamos a cogobernar con el Fondo es no conocer a Alberto ni al pueblo argentino. Si algo diferencia al pueblo argentino en la región es la capacidad de movilización y de sana confrontación que hay", definió.

"Nosotros vamos a cogobernar con el pueblo argentino. El acuerdo no va a diseñar nuestras políticas, ni le vamos a pedir permiso al Fondo (para llevarlas a cabo)", aseguró.

"Tenemos que pagar un crédito que pidió Macri y que el Fondo irresponsablemente se lo dio", subrayó el dirigente social.

Pobreza

"Para llegar a un dígito de pobres, como en los 70, hay que tener un crecimiento consistente durante mucho tiempo, y eso es un modelo de una Nación que crece", consideró.

"El salario universal es algo que discutiría. Yo no quiero más planes sociales. Las urgencias las venimos combatiendo hace 20 años. ¿No deberíamos intentar otro camino como generar trabajo genuino? Yo no quiero un modelo asistencialista, entiendo la buena intención, pero ningún plan social llega al día 30", sostuvo.

"Argentina no tiene un modelo de Nación hace mucho tiempo. Se trata de discutir una Argentina para los argentinos, no para los políticos", definió.

"Hay algunos dirigentes que parece que vinieron de Bélgica. ¿Ahora descubren que hay pobres? Sin el anclaje territorial donde la pobreza no era como Alemania y la inseguridad no era una sensación... y nos ganó Macri. Jamás una derecha había ganado una elección con el voto popular y hace unos meses también. ¿No queremos ver la realidad?", preguntó.

"Ya hay ajuste hace 45 años. ¿Ahora descubrimos que hay ajuste? Claro que hay ajuste. De 2019 a la fecha, Alberto estuvo tratando de salir de ahí", sostuvo.

Política

"Tenemos que buscar la forma de relacionarnos con el peronismo de Córdoba, con Randazzo, con los peronistas que se fueron, buscar acuerdos concretos que tengan que ver con la vida de los argentinos", dijo Navarro.

"Alberto es mi presidente y lo acompaño porque sé lo que piensa. Me conmueve que sufra como sufre, pero no pierde el norte. Es generoso, discutidor, cabrón, buen tipo, amigo. Pero no alcanza con eso", estimó sobre la reelección de Alberto Fernández.

"Quiero ser parte de un gobierno colectivo, de Alberto, de Cristina, de La Cámpora, del Movimiento Evita, y que le mejoremos la vida a los argentinos", concluyó.

 

Identidades, conducido por Mariana Verón, se transmite todos los sábados a las 22 por la pantalla de IP.

Luis Fernando "el Chino" Navarro, dirigente del Movimiento Evita y secretario de Relaciones Parlamentarias, Institucionales, aseguró que el gobierno "va a cogobernar con el pueblo, no con el Fondo", en relación al acuerdo con el FMI. Sobre el presidente Alberto Fernández, Navarro definió: "Me siento en la obligación de bancarlo porque le tocaron todas", en referencia a la crisis social y la pandemia del coronavirus apenas asumió la presidencia.

"Encima, estamos negociando con el Fondo y Rusia invade Ucrania, que más allá de las consecuencias para Ucrania, no podemos negar las consecuencias económicas que genera en el mundo", agregó, en una entrevista con el programa Identidades, en canal IP.

La relación con Cristina Ferández de Kirchner

"Nosotros nunca competimos con nadie siempre fuimos francos en nuestras posiciones políticas. Desde 2008 que teníamos miradas distintas respecto de las organizaciones, con la 125; en 2009, con Néstor discutimos mucho por qué habíamos perdido. Néstor jugaba el rol más político y siempre nos dio lugar a todos para discutir", dijo en relación a La cámpora. 

"De 2011 a 2015, nos relacionamos más con La Cámpora que con Cristina y quizás fue un error nuestro, ahora buscaría un diálogo más directo. A mí todavía me duele la derrota del 2015", aseguró y agregó: "Manejamos mal los tiempos, pero nosotros nos paramos donde teníamos que estar, al lado de nuestra base social", defendió en relación a su apoyo a la candidatura de Florencio Randazzo, en 2017, frente a la lista encabezada por la actual vicepresidenta.

Frente de Todos

"Las tensiones las vivo tranquilo. Tengo una característica: cuanto más líos hay, cuanto más problemas hay, yo estoy tranquilo. Cuando hay líos es cuando veo más, en la complejidad de los problemas, veo más. Los afronto y entiendo el rol", se definió. 

"En esta coalición somos una gran orquesta y a veces desentona. La pandemia puso la magnitud y la profundidad de la crisis que vivíamos, pero algunos no lo entienden", definió sobre la interna del Frente.

"Si consideramos como veníamos, del 2019 a la fecha, aun con los errores, con un pueblo que tiene una sensatez por encima de la media, hay oportunidad para salir de la crisis", consideró.

Máximo Kirchner

"No voy a negar que la renuncia de Máximo impactó en la sociedad política, que es un microclima, no es lo que le pasa a los argentinos", sostuvo el dirigente social.

"A veces, las diferencias traba la gestión; a veces es fácil echarle la culpa a las diferencias. Y hay muchos que no se animan a resolver lo que tienen que resolver", definió.

"No minimizo lo de Máximo, pero ya pasó. Si fuera sociólogo analizaría el por qué, pero soy político y tengo que resolver. Nunca doy por ganado nada y construyo sobre el peor escenario", afirmó.

"Hay actividades que crecieron más que en el 2018, 2019... Pero si las mejoras no le llegan a la mayoría de los argentinos en tiempo real, ¿de qué sirve que yo te diga que estamos mejorando en metalmecánica, en la agroindustria, si vas a comprar la lechuga y de un día a otro aumentó un 30%?", preguntó.

"En la década del 70 había un dígito de pobres y se debía 7.000 millones de dólares de deuda externa. Se puede hace un balance de estos 45 años. Hay tres períodos donde Argentina se hundió y casualmente tienen la misma política: Videla-Martínez de Hoz; De la Rúa y el gobierno de Macri" repasó. 

"El mayor daño Macri lo hizo en la política porque exacerbó el odio. Y nos hace más daño ese enfrentamiento que las cuestiones económicas", aseguró.

Acuerdo con el FMI

"Creer que vamos a cogobernar con el Fondo es no conocer a Alberto ni al pueblo argentino. Si algo diferencia al pueblo argentino en la región es la capacidad de movilización y de sana confrontación que hay", definió.

"Nosotros vamos a cogobernar con el pueblo argentino. El acuerdo no va a diseñar nuestras políticas, ni le vamos a pedir permiso al Fondo (para llevarlas a cabo)", aseguró.

"Tenemos que pagar un crédito que pidió Macri y que el Fondo irresponsablemente se lo dio", subrayó el dirigente social.

Pobreza

"Para llegar a un dígito de pobres, como en los 70, hay que tener un crecimiento consistente durante mucho tiempo, y eso es un modelo de una Nación que crece", consideró.

"El salario universal es algo que discutiría. Yo no quiero más planes sociales. Las urgencias las venimos combatiendo hace 20 años. ¿No deberíamos intentar otro camino como generar trabajo genuino? Yo no quiero un modelo asistencialista, entiendo la buena intención, pero ningún plan social llega al día 30", sostuvo.

"Argentina no tiene un modelo de Nación hace mucho tiempo. Se trata de discutir una Argentina para los argentinos, no para los políticos", definió.

"Hay algunos dirigentes que parece que vinieron de Bélgica. ¿Ahora descubren que hay pobres? Sin el anclaje territorial donde la pobreza no era como Alemania y la inseguridad no era una sensación... y nos ganó Macri. Jamás una derecha había ganado una elección con el voto popular y hace unos meses también. ¿No queremos ver la realidad?", preguntó.

"Ya hay ajuste hace 45 años. ¿Ahora descubrimos que hay ajuste? Claro que hay ajuste. De 2019 a la fecha, Alberto estuvo tratando de salir de ahí", sostuvo.

Política

"Tenemos que buscar la forma de relacionarnos con el peronismo de Córdoba, con Randazzo, con los peronistas que se fueron, buscar acuerdos concretos que tengan que ver con la vida de los argentinos", dijo Navarro.

"Alberto es mi presidente y lo acompaño porque sé lo que piensa. Me conmueve que sufra como sufre, pero no pierde el norte. Es generoso, discutidor, cabrón, buen tipo, amigo. Pero no alcanza con eso", estimó sobre la reelección de Alberto Fernández.

"Quiero ser parte de un gobierno colectivo, de Alberto, de Cristina, de La Cámpora, del Movimiento Evita, y que le mejoremos la vida a los argentinos", concluyó.

 

Identidades, conducido por Mariana Verón, se transmite todos los sábados a las 22 por la pantalla de IP.

Ver más
Ver más