Causa Vialidad: Cristina Kirchner declaró desde el Senado

La vicepresidenta rechazó las argumentaciones del tribunal que la juzga por supuesta administración fraudulenta. "Nada de lo que dijeron fue probado", dijo y denunció "una feroz campaña política y mediática".

La vicepresidenta Cristina Fernández habló en conferencia pública desde el Senado ante la negativa de declarar en el juicio por supuesto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz. 

Durante la transmisión desde su despacho, la expresidenta cuestionó la negativa a ampliar su indagatoria en la causa. "No se me permitió televisar la declaración indagatoria y no debería sorprenderme porque la sentencia ya estaba escrita", indicó.

En este contexto, la titular de la Cámara alta remarcó que en 49 de 51 de las causas por cartelización y sobreprecios por la que se la juzga, ya había sido sobreseída en 2015. "El juez, que cinco años antes se había declarado incompetente y remitido todas las denuncias a Santa Cruz, ahora se declara competente y agrega la figura de asociación ilícita", detalló acerca de lo que consideró "una feroz campaña política y mediática en su contra".  

"No eran acusaciones, era una ficción, un guión, y bastante malo por cierto", aseguró la vicepresidenta al respecto de la argumentación de los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola

En otro tramo de su discurso, se refirió a las conversaciones registradas en la causa entre el exsecretario de Obra Pública José López, condenado por enriquecimiento ilícito, y el empresario Nicolás Caputo, cercano al expresidente Mauricio Macri.

"Se juntaban a cenar el secretario de obras públicas, con Nicky Caputo y empresarios contratistas de obra pública, pero la jefa de la asociación ilícita soy yo. ¿No les llamó la atención, a los fiscales Luciani y Mola, que Nicky Caputo formara parte de la asociación ilícita de la que yo soy jefa?", señaló.

La relación del macrismo y Fabián "Pepín" Rodríguez Simón

Además, CFK hizo foco en la relación entre el macrismo y uno de sus principales operadores judiciales, Fabián “Pepín” Rodríguez Simón. El mismo fue declarado en rebeldía por la justicia argentina tras no presentarse a prestar declaración indagatoria por extorsión.

"Es el único dirigente político prófugo. Y no es un peronista eh, es de ustedes, los macristas. Ninguno de nosotros se profugó cuando nos persiguieron, nos amenazaron y nos encarcelaron. Nos quedamos acá, en Argentina, a dar cuentas; ustedes huyen. La primera citación que tienen, huyen. Este señor lleva más de 600 días prófugo", recordó la vicepresidenta.

"Nada de lo que dijeron fue probado"

En este contexto, Fernández explicó la falta de pruebas de la fiscalía en la investigación en su contra: "Nada de lo que dijeron fue probado. No solamente no fue probado, sino que además, se comprobó que era exactamente al revés de lo que decían, y lo pudimos ver con los testimonios de los propios testigos citados por el fiscal", sentenció, al tiempo que leía los testimonios incorporados al expediente.

"El lawfare tiene un lugar superior en Argentina"

La vicepresidenta también condenó el lawfare que persigue e intenta proscribir política y judicialmente a referentes populares latinoamericanos. "Hay partido judicial. El lawfare en Ecuador, Bolivia, Brasil es para desplazar a los gobiernos populares. Acá van un poco más allá y protegen a los que verdaderamente roban en el país", declaró.

"No sabemos donde están los 45 mil millones de dólares del FMI y no pasa nada" dijo sobre la deuda contraída durante el mandato del expresidente. Planteó, además, que el juicio no es contra su persona, sino contra el movimiento político del que forma parte. "Esto no es un juicio a Cristina Kirchner, es un juicio al peronismo", puntualizó

Declaración desde el Senado

"Si algo faltaba para confirmar que no estoy ante un tribunal de la Constitución, sino ante un pelotón de fusilamiento mediático-judicial, es impedirme el ejercicio del derecho de defensa ante cuestiones que nunca figuraron en el acto de acusación del fiscal al que asistí durante 5 días en mayo de 2019", había expresado la expresidenta en Twitter tras la negativa a su nueva declaración por parte del Tribunal. 

Por su parte, la Fiscalía pidió una condena a 12 años de cárcel y la inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos. 

Como respuesta, una vigilia de militantes se congregó durante la madrugada frente a la casa de la vicepresidenta, en el barrio de Recoleta, para expresarle su apoyo. En se marco, la llegada al lugar de un grupo opositor se diluyó con las horas y se sumó la represión policial denunciada por la expresidenta, quien responsabilizó al jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta.

El pedido de indagatoria

El Tribunal Oral Federal 2 rechazo el pedido de ampliación de la indagatoria solicitado por Cristina Fernández. El presidente del mismo, Rodrigo Giménez Uriburu, lo comunicó luego de deliberar con sus colegas Andrés Basso y Jorge Gorini.

Los tres magistrados coincidieron en que la próxima instancia que tiene la Vicepresidenta para exponer ante el tribunal es la que se conoce como "últimas palabras", previo al veredicto. De esta forma, el Tribunal cerró la novena audiencia del alegato acusador en la causa también conocida como Vialidad, en la que los fiscales pidieron penas para todos los acusados. La instancia final del juicio se reanudará el 5 de septiembre.

El apoyo internacional a CFK

Distintas figuras del arco político internacional manifestaron su apoyo a Cristina Fernández, en lo que consideraron una causa dentro de los parámetros del lawfare. "Expreso mi más incondicional solidaridad con el Vicepresidente de Argentina y Presidente del Senado de este hermano país, @CFKArgentina. Cristina Kirckner es víctima de otro acto brutal de guerra legal y persecución política", indicó la expresidenta de Brasil, Dilma Rousseff, en Twitter.

En este orden, el exmandatario boliviano Evo Morales se solidarizó con la situación judicial de CFK. "Como habíamos advertido, la hermana @CFKArgentina es víctima de un ataque inclemente de "lawfare", o guerra política que usa a la justicia como arma, para inhabilitarla. Repudiamos la actuación de fiscales que imitan al juez Moro. ¡Fuerza hermana Cristina!", detalló el líder del MAS. 

En el plano latinoamericano, la Vicepresidenta también recibió el apoyo de el expresidente colombiano, Ernesto Samper Pizano. "A @CFKArgentina le están montando un caso de lawfare, muy parecido al de @LulaOficial. Movieron con extraña rapidez un proceso judicial que no la vincula, pasando por encima del debido proceso y que busca impedirle presentarse en las próximas elecciones: toda una farsa", analizó Samper. 

Por otro lado, el dirigente de la izquierda francesa, Jean-Luc Mélenchon, denunció que Cristina Fernández fue prohibida para hablar en el juicio. "Solidaridad con @CFKArgentina, vicepresidenta de #Argentina prohibida hablar en su juicio. El uso de la justicia para el ajuste de cuentas político continúa en todo el mundo", escribió en sus redes. 

 

Causa Vialidad: Cristina Kirchner declaró desde el Senado

La vicepresidenta Cristina Fernández habló en conferencia pública desde el Senado ante la negativa de declarar en el juicio por supuesto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz. 

Durante la transmisión desde su despacho, la expresidenta cuestionó la negativa a ampliar su indagatoria en la causa. "No se me permitió televisar la declaración indagatoria y no debería sorprenderme porque la sentencia ya estaba escrita", indicó.

En este contexto, la titular de la Cámara alta remarcó que en 49 de 51 de las causas por cartelización y sobreprecios por la que se la juzga, ya había sido sobreseída en 2015. "El juez, que cinco años antes se había declarado incompetente y remitido todas las denuncias a Santa Cruz, ahora se declara competente y agrega la figura de asociación ilícita", detalló acerca de lo que consideró "una feroz campaña política y mediática en su contra".  

"No eran acusaciones, era una ficción, un guión, y bastante malo por cierto", aseguró la vicepresidenta al respecto de la argumentación de los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola

En otro tramo de su discurso, se refirió a las conversaciones registradas en la causa entre el exsecretario de Obra Pública José López, condenado por enriquecimiento ilícito, y el empresario Nicolás Caputo, cercano al expresidente Mauricio Macri.

"Se juntaban a cenar el secretario de obras públicas, con Nicky Caputo y empresarios contratistas de obra pública, pero la jefa de la asociación ilícita soy yo. ¿No les llamó la atención, a los fiscales Luciani y Mola, que Nicky Caputo formara parte de la asociación ilícita de la que yo soy jefa?", señaló.

La relación del macrismo y Fabián "Pepín" Rodríguez Simón

Además, CFK hizo foco en la relación entre el macrismo y uno de sus principales operadores judiciales, Fabián “Pepín” Rodríguez Simón. El mismo fue declarado en rebeldía por la justicia argentina tras no presentarse a prestar declaración indagatoria por extorsión.

"Es el único dirigente político prófugo. Y no es un peronista eh, es de ustedes, los macristas. Ninguno de nosotros se profugó cuando nos persiguieron, nos amenazaron y nos encarcelaron. Nos quedamos acá, en Argentina, a dar cuentas; ustedes huyen. La primera citación que tienen, huyen. Este señor lleva más de 600 días prófugo", recordó la vicepresidenta.

"Nada de lo que dijeron fue probado"

En este contexto, Fernández explicó la falta de pruebas de la fiscalía en la investigación en su contra: "Nada de lo que dijeron fue probado. No solamente no fue probado, sino que además, se comprobó que era exactamente al revés de lo que decían, y lo pudimos ver con los testimonios de los propios testigos citados por el fiscal", sentenció, al tiempo que leía los testimonios incorporados al expediente.

"El lawfare tiene un lugar superior en Argentina"

La vicepresidenta también condenó el lawfare que persigue e intenta proscribir política y judicialmente a referentes populares latinoamericanos. "Hay partido judicial. El lawfare en Ecuador, Bolivia, Brasil es para desplazar a los gobiernos populares. Acá van un poco más allá y protegen a los que verdaderamente roban en el país", declaró.

"No sabemos donde están los 45 mil millones de dólares del FMI y no pasa nada" dijo sobre la deuda contraída durante el mandato del expresidente. Planteó, además, que el juicio no es contra su persona, sino contra el movimiento político del que forma parte. "Esto no es un juicio a Cristina Kirchner, es un juicio al peronismo", puntualizó

Declaración desde el Senado

"Si algo faltaba para confirmar que no estoy ante un tribunal de la Constitución, sino ante un pelotón de fusilamiento mediático-judicial, es impedirme el ejercicio del derecho de defensa ante cuestiones que nunca figuraron en el acto de acusación del fiscal al que asistí durante 5 días en mayo de 2019", había expresado la expresidenta en Twitter tras la negativa a su nueva declaración por parte del Tribunal. 

Por su parte, la Fiscalía pidió una condena a 12 años de cárcel y la inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos. 

Como respuesta, una vigilia de militantes se congregó durante la madrugada frente a la casa de la vicepresidenta, en el barrio de Recoleta, para expresarle su apoyo. En se marco, la llegada al lugar de un grupo opositor se diluyó con las horas y se sumó la represión policial denunciada por la expresidenta, quien responsabilizó al jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta.

El pedido de indagatoria

El Tribunal Oral Federal 2 rechazo el pedido de ampliación de la indagatoria solicitado por Cristina Fernández. El presidente del mismo, Rodrigo Giménez Uriburu, lo comunicó luego de deliberar con sus colegas Andrés Basso y Jorge Gorini.

Los tres magistrados coincidieron en que la próxima instancia que tiene la Vicepresidenta para exponer ante el tribunal es la que se conoce como "últimas palabras", previo al veredicto. De esta forma, el Tribunal cerró la novena audiencia del alegato acusador en la causa también conocida como Vialidad, en la que los fiscales pidieron penas para todos los acusados. La instancia final del juicio se reanudará el 5 de septiembre.

El apoyo internacional a CFK

Distintas figuras del arco político internacional manifestaron su apoyo a Cristina Fernández, en lo que consideraron una causa dentro de los parámetros del lawfare. "Expreso mi más incondicional solidaridad con el Vicepresidente de Argentina y Presidente del Senado de este hermano país, @CFKArgentina. Cristina Kirckner es víctima de otro acto brutal de guerra legal y persecución política", indicó la expresidenta de Brasil, Dilma Rousseff, en Twitter.

En este orden, el exmandatario boliviano Evo Morales se solidarizó con la situación judicial de CFK. "Como habíamos advertido, la hermana @CFKArgentina es víctima de un ataque inclemente de "lawfare", o guerra política que usa a la justicia como arma, para inhabilitarla. Repudiamos la actuación de fiscales que imitan al juez Moro. ¡Fuerza hermana Cristina!", detalló el líder del MAS. 

En el plano latinoamericano, la Vicepresidenta también recibió el apoyo de el expresidente colombiano, Ernesto Samper Pizano. "A @CFKArgentina le están montando un caso de lawfare, muy parecido al de @LulaOficial. Movieron con extraña rapidez un proceso judicial que no la vincula, pasando por encima del debido proceso y que busca impedirle presentarse en las próximas elecciones: toda una farsa", analizó Samper. 

Por otro lado, el dirigente de la izquierda francesa, Jean-Luc Mélenchon, denunció que Cristina Fernández fue prohibida para hablar en el juicio. "Solidaridad con @CFKArgentina, vicepresidenta de #Argentina prohibida hablar en su juicio. El uso de la justicia para el ajuste de cuentas político continúa en todo el mundo", escribió en sus redes. 

 

La vicepresidenta Cristina Fernández habló en conferencia pública desde el Senado ante la negativa de declarar en el juicio por supuesto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz. 

Durante la transmisión desde su despacho, la expresidenta cuestionó la negativa a ampliar su indagatoria en la causa. "No se me permitió televisar la declaración indagatoria y no debería sorprenderme porque la sentencia ya estaba escrita", indicó.

En este contexto, la titular de la Cámara alta remarcó que en 49 de 51 de las causas por cartelización y sobreprecios por la que se la juzga, ya había sido sobreseída en 2015. "El juez, que cinco años antes se había declarado incompetente y remitido todas las denuncias a Santa Cruz, ahora se declara competente y agrega la figura de asociación ilícita", detalló acerca de lo que consideró "una feroz campaña política y mediática en su contra".  

"No eran acusaciones, era una ficción, un guión, y bastante malo por cierto", aseguró la vicepresidenta al respecto de la argumentación de los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola

En otro tramo de su discurso, se refirió a las conversaciones registradas en la causa entre el exsecretario de Obra Pública José López, condenado por enriquecimiento ilícito, y el empresario Nicolás Caputo, cercano al expresidente Mauricio Macri.

"Se juntaban a cenar el secretario de obras públicas, con Nicky Caputo y empresarios contratistas de obra pública, pero la jefa de la asociación ilícita soy yo. ¿No les llamó la atención, a los fiscales Luciani y Mola, que Nicky Caputo formara parte de la asociación ilícita de la que yo soy jefa?", señaló.

La relación del macrismo y Fabián "Pepín" Rodríguez Simón

Además, CFK hizo foco en la relación entre el macrismo y uno de sus principales operadores judiciales, Fabián “Pepín” Rodríguez Simón. El mismo fue declarado en rebeldía por la justicia argentina tras no presentarse a prestar declaración indagatoria por extorsión.

"Es el único dirigente político prófugo. Y no es un peronista eh, es de ustedes, los macristas. Ninguno de nosotros se profugó cuando nos persiguieron, nos amenazaron y nos encarcelaron. Nos quedamos acá, en Argentina, a dar cuentas; ustedes huyen. La primera citación que tienen, huyen. Este señor lleva más de 600 días prófugo", recordó la vicepresidenta.

"Nada de lo que dijeron fue probado"

En este contexto, Fernández explicó la falta de pruebas de la fiscalía en la investigación en su contra: "Nada de lo que dijeron fue probado. No solamente no fue probado, sino que además, se comprobó que era exactamente al revés de lo que decían, y lo pudimos ver con los testimonios de los propios testigos citados por el fiscal", sentenció, al tiempo que leía los testimonios incorporados al expediente.

"El lawfare tiene un lugar superior en Argentina"

La vicepresidenta también condenó el lawfare que persigue e intenta proscribir política y judicialmente a referentes populares latinoamericanos. "Hay partido judicial. El lawfare en Ecuador, Bolivia, Brasil es para desplazar a los gobiernos populares. Acá van un poco más allá y protegen a los que verdaderamente roban en el país", declaró.

"No sabemos donde están los 45 mil millones de dólares del FMI y no pasa nada" dijo sobre la deuda contraída durante el mandato del expresidente. Planteó, además, que el juicio no es contra su persona, sino contra el movimiento político del que forma parte. "Esto no es un juicio a Cristina Kirchner, es un juicio al peronismo", puntualizó

Declaración desde el Senado

"Si algo faltaba para confirmar que no estoy ante un tribunal de la Constitución, sino ante un pelotón de fusilamiento mediático-judicial, es impedirme el ejercicio del derecho de defensa ante cuestiones que nunca figuraron en el acto de acusación del fiscal al que asistí durante 5 días en mayo de 2019", había expresado la expresidenta en Twitter tras la negativa a su nueva declaración por parte del Tribunal. 

Por su parte, la Fiscalía pidió una condena a 12 años de cárcel y la inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos. 

Como respuesta, una vigilia de militantes se congregó durante la madrugada frente a la casa de la vicepresidenta, en el barrio de Recoleta, para expresarle su apoyo. En se marco, la llegada al lugar de un grupo opositor se diluyó con las horas y se sumó la represión policial denunciada por la expresidenta, quien responsabilizó al jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta.

El pedido de indagatoria

El Tribunal Oral Federal 2 rechazo el pedido de ampliación de la indagatoria solicitado por Cristina Fernández. El presidente del mismo, Rodrigo Giménez Uriburu, lo comunicó luego de deliberar con sus colegas Andrés Basso y Jorge Gorini.

Los tres magistrados coincidieron en que la próxima instancia que tiene la Vicepresidenta para exponer ante el tribunal es la que se conoce como "últimas palabras", previo al veredicto. De esta forma, el Tribunal cerró la novena audiencia del alegato acusador en la causa también conocida como Vialidad, en la que los fiscales pidieron penas para todos los acusados. La instancia final del juicio se reanudará el 5 de septiembre.

El apoyo internacional a CFK

Distintas figuras del arco político internacional manifestaron su apoyo a Cristina Fernández, en lo que consideraron una causa dentro de los parámetros del lawfare. "Expreso mi más incondicional solidaridad con el Vicepresidente de Argentina y Presidente del Senado de este hermano país, @CFKArgentina. Cristina Kirckner es víctima de otro acto brutal de guerra legal y persecución política", indicó la expresidenta de Brasil, Dilma Rousseff, en Twitter.

En este orden, el exmandatario boliviano Evo Morales se solidarizó con la situación judicial de CFK. "Como habíamos advertido, la hermana @CFKArgentina es víctima de un ataque inclemente de "lawfare", o guerra política que usa a la justicia como arma, para inhabilitarla. Repudiamos la actuación de fiscales que imitan al juez Moro. ¡Fuerza hermana Cristina!", detalló el líder del MAS. 

En el plano latinoamericano, la Vicepresidenta también recibió el apoyo de el expresidente colombiano, Ernesto Samper Pizano. "A @CFKArgentina le están montando un caso de lawfare, muy parecido al de @LulaOficial. Movieron con extraña rapidez un proceso judicial que no la vincula, pasando por encima del debido proceso y que busca impedirle presentarse en las próximas elecciones: toda una farsa", analizó Samper. 

Por otro lado, el dirigente de la izquierda francesa, Jean-Luc Mélenchon, denunció que Cristina Fernández fue prohibida para hablar en el juicio. "Solidaridad con @CFKArgentina, vicepresidenta de #Argentina prohibida hablar en su juicio. El uso de la justicia para el ajuste de cuentas político continúa en todo el mundo", escribió en sus redes. 

 

Ver más
Ver más