El repudio del Frente de Todos a la agresión policial contra Máximo Kirchner

Funcionarios, legisladores y dirigentes del Frente de Todos (FdT) repudiaron el accionar de la Policía de la ciudad de Buenos Aires contra el diputado Máximo Kirchner. La reacción conjunta del oficialismo surgió como respuesta a las imágenes difundidas sobre la represión policial en la manifestación de apoyo a la vicepresidenta Cristina Fernández.

En ese marco, la preocupación expresada se centró en el amedrentamiento contra el hijo de la expresidenta, quien fue interceptado, golpeado e insultado cuando se dirigía al domicilio de Juncal y Uruguay, en el barrio porteño de Recoleta.

En diálogo con IP Noticias, la diputada nacional por la provincia de Buenos Aires (PBA) Jimena López consideró: "Me duele mucho lo que pasó con Máximo, queriendo entrar a su domicilio. Porque, más allá de su calidad de diputado nacional, no deja de ser el hijo de Cristina, y era un ciudadano queriendo entrar a su domicilio familiar".

En esa línea se expresó el ministro del Interior Wado de Pedro, quien resaltó que las agresiones de un grupo de policías a Kirchner se produjeron "cuando ya no había vallas".

A continuación apuntó contra el espacio político que integra el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta: "Detrás de un falso republicanismo esconden un profundo autoritarismo y desprecio por la democracia", enfatizó a través de su cuenta de Twitter.

Según consideró la diputada López, la acción de los efectivos de Infantería fue coordinada por órdenes del gobierno de CABA:

"Creo que hubo un responsable, sí creo que hubo una orden de represión. La policía no es librepensadora, es funcional a una orden. Por jerarquía, reiteran en el campo una orden; yo he sido funcionaria y sé como funciona la policía en una cuestión municipal", sostuvo.

Entre otros referentes, hablaron el gobernador de PBA Axel Kicillof, el ministro de Obras Públicas Gabriel Katopodis, el ministro de Justicia Martín Soria y la presidenta de la Cámara de Diputados Cecilia Moreau. A través de mensajes en redes sociales, manifestaron su apoyo a Máximo Kirchner y responsabilizaron al gobierno de Rodríguez Larreta.

El repudio de los legisladores del Frente de Todos

A las reacciones individuales se sumó un comunicado del bloque de Diputados del Frente de Todos, que exigió identificar a los efectivos que agredieron a Máximo Kirchner: "Nos solidarizamos con él y con todas las compañeras y compañeros que fueron víctimas de la violencia", manifestaron.

Asimismo, anticiparon que evaluarán la realización de "las acciones legislativas, políticas y legales correspondientes". Según consideraron en el texto, el accionar policial "buscó impedir el legítimo derecho del pueblo a expresar sus opiniones y simpatías políticas, aislar a la vicepresidenta y, a la vez, instalar el miedo como advertencia en quien intente enfrentar los intereses de los grupos de poder locales y foráneos".

Al respecto de las agresiones contra Kirchner que quedaron registradas en video, exigieron, que el gobierno de CABA "identifique y sancione a los agentes responsables de tales conductas, como también a los funcionarios que ordenaron y dirigieron el accionar de la Policía de la Ciudad ".

Por último, agregaron: "No podemos permitir que sectores políticos promuevan el autoritarismo y ejerzan la violencia que históricamente han utilizado contra los y las referentes populares. La violencia nunca le va a ganar a la alegría y al amor".

La respuesta de Juntos por el Cambio

Hacia el final de la jornada de movilización y previo a la aparición pública de la vicepresidenta en un escenario improvisado para dar un discurso de agradecimiento, Horacio Rodríguez Larreta justificó la represión

"La Vicepresidenta busca que la solución de sus problemas con la justicia argentina se dirima en las calles, enfrentando a unos argentinos con otros. No lo vamos permitir", señaló en conferencia de prensa.

Además, caracterizó a la manifestación pacífica como "ocupación del espacio público". En ese sentido, culpabilizó a los manifestantes de "amenazar a vecinos", provocar "ruidos hasta la madrugada" y "poner parrillas en la calle".

Horas más tarde, el ministro de Seguridad y Justicia de la ciudad de Buenos Aires, Marcelo D'Alessandro, señaló a los ciudadanos que se acercaron hasta el domicilio de la vicepresidenta: "Ante la negativa de entrar en razón pusimos las vallas. La Policía estaba quieta y los militantes generaron una violencia innecesaria", aseguró.

Consultado acerca de la situación de violencia contra el hijo de la vicepresidenta, apuntó: "Estamos investigando quién fue el que dijo los dichos a Máximo para sancionar". Por último, remarcó que "acá no se trata de quién mantiene más la valla, a mi no me va a temblar el pulso para restituir la paz social".

Podés ver IP Noche del fin de semana, conducido por Martín Bustamante, los sábados y domingos a las 19:00

El repudio del Frente de Todos a la agresión policial contra Máximo Kirchner

Funcionarios, legisladores y dirigentes del Frente de Todos (FdT) repudiaron el accionar de la Policía de la ciudad de Buenos Aires contra el diputado Máximo Kirchner. La reacción conjunta del oficialismo surgió como respuesta a las imágenes difundidas sobre la represión policial en la manifestación de apoyo a la vicepresidenta Cristina Fernández.

En ese marco, la preocupación expresada se centró en el amedrentamiento contra el hijo de la expresidenta, quien fue interceptado, golpeado e insultado cuando se dirigía al domicilio de Juncal y Uruguay, en el barrio porteño de Recoleta.

En diálogo con IP Noticias, la diputada nacional por la provincia de Buenos Aires (PBA) Jimena López consideró: "Me duele mucho lo que pasó con Máximo, queriendo entrar a su domicilio. Porque, más allá de su calidad de diputado nacional, no deja de ser el hijo de Cristina, y era un ciudadano queriendo entrar a su domicilio familiar".

En esa línea se expresó el ministro del Interior Wado de Pedro, quien resaltó que las agresiones de un grupo de policías a Kirchner se produjeron "cuando ya no había vallas".

A continuación apuntó contra el espacio político que integra el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta: "Detrás de un falso republicanismo esconden un profundo autoritarismo y desprecio por la democracia", enfatizó a través de su cuenta de Twitter.

Según consideró la diputada López, la acción de los efectivos de Infantería fue coordinada por órdenes del gobierno de CABA:

"Creo que hubo un responsable, sí creo que hubo una orden de represión. La policía no es librepensadora, es funcional a una orden. Por jerarquía, reiteran en el campo una orden; yo he sido funcionaria y sé como funciona la policía en una cuestión municipal", sostuvo.

Entre otros referentes, hablaron el gobernador de PBA Axel Kicillof, el ministro de Obras Públicas Gabriel Katopodis, el ministro de Justicia Martín Soria y la presidenta de la Cámara de Diputados Cecilia Moreau. A través de mensajes en redes sociales, manifestaron su apoyo a Máximo Kirchner y responsabilizaron al gobierno de Rodríguez Larreta.

El repudio de los legisladores del Frente de Todos

A las reacciones individuales se sumó un comunicado del bloque de Diputados del Frente de Todos, que exigió identificar a los efectivos que agredieron a Máximo Kirchner: "Nos solidarizamos con él y con todas las compañeras y compañeros que fueron víctimas de la violencia", manifestaron.

Asimismo, anticiparon que evaluarán la realización de "las acciones legislativas, políticas y legales correspondientes". Según consideraron en el texto, el accionar policial "buscó impedir el legítimo derecho del pueblo a expresar sus opiniones y simpatías políticas, aislar a la vicepresidenta y, a la vez, instalar el miedo como advertencia en quien intente enfrentar los intereses de los grupos de poder locales y foráneos".

Al respecto de las agresiones contra Kirchner que quedaron registradas en video, exigieron, que el gobierno de CABA "identifique y sancione a los agentes responsables de tales conductas, como también a los funcionarios que ordenaron y dirigieron el accionar de la Policía de la Ciudad ".

Por último, agregaron: "No podemos permitir que sectores políticos promuevan el autoritarismo y ejerzan la violencia que históricamente han utilizado contra los y las referentes populares. La violencia nunca le va a ganar a la alegría y al amor".

La respuesta de Juntos por el Cambio

Hacia el final de la jornada de movilización y previo a la aparición pública de la vicepresidenta en un escenario improvisado para dar un discurso de agradecimiento, Horacio Rodríguez Larreta justificó la represión

"La Vicepresidenta busca que la solución de sus problemas con la justicia argentina se dirima en las calles, enfrentando a unos argentinos con otros. No lo vamos permitir", señaló en conferencia de prensa.

Además, caracterizó a la manifestación pacífica como "ocupación del espacio público". En ese sentido, culpabilizó a los manifestantes de "amenazar a vecinos", provocar "ruidos hasta la madrugada" y "poner parrillas en la calle".

Horas más tarde, el ministro de Seguridad y Justicia de la ciudad de Buenos Aires, Marcelo D'Alessandro, señaló a los ciudadanos que se acercaron hasta el domicilio de la vicepresidenta: "Ante la negativa de entrar en razón pusimos las vallas. La Policía estaba quieta y los militantes generaron una violencia innecesaria", aseguró.

Consultado acerca de la situación de violencia contra el hijo de la vicepresidenta, apuntó: "Estamos investigando quién fue el que dijo los dichos a Máximo para sancionar". Por último, remarcó que "acá no se trata de quién mantiene más la valla, a mi no me va a temblar el pulso para restituir la paz social".

Podés ver IP Noche del fin de semana, conducido por Martín Bustamante, los sábados y domingos a las 19:00

Funcionarios, legisladores y dirigentes del Frente de Todos (FdT) repudiaron el accionar de la Policía de la ciudad de Buenos Aires contra el diputado Máximo Kirchner. La reacción conjunta del oficialismo surgió como respuesta a las imágenes difundidas sobre la represión policial en la manifestación de apoyo a la vicepresidenta Cristina Fernández.

En ese marco, la preocupación expresada se centró en el amedrentamiento contra el hijo de la expresidenta, quien fue interceptado, golpeado e insultado cuando se dirigía al domicilio de Juncal y Uruguay, en el barrio porteño de Recoleta.

En diálogo con IP Noticias, la diputada nacional por la provincia de Buenos Aires (PBA) Jimena López consideró: "Me duele mucho lo que pasó con Máximo, queriendo entrar a su domicilio. Porque, más allá de su calidad de diputado nacional, no deja de ser el hijo de Cristina, y era un ciudadano queriendo entrar a su domicilio familiar".

En esa línea se expresó el ministro del Interior Wado de Pedro, quien resaltó que las agresiones de un grupo de policías a Kirchner se produjeron "cuando ya no había vallas".

A continuación apuntó contra el espacio político que integra el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta: "Detrás de un falso republicanismo esconden un profundo autoritarismo y desprecio por la democracia", enfatizó a través de su cuenta de Twitter.

Según consideró la diputada López, la acción de los efectivos de Infantería fue coordinada por órdenes del gobierno de CABA:

"Creo que hubo un responsable, sí creo que hubo una orden de represión. La policía no es librepensadora, es funcional a una orden. Por jerarquía, reiteran en el campo una orden; yo he sido funcionaria y sé como funciona la policía en una cuestión municipal", sostuvo.

Entre otros referentes, hablaron el gobernador de PBA Axel Kicillof, el ministro de Obras Públicas Gabriel Katopodis, el ministro de Justicia Martín Soria y la presidenta de la Cámara de Diputados Cecilia Moreau. A través de mensajes en redes sociales, manifestaron su apoyo a Máximo Kirchner y responsabilizaron al gobierno de Rodríguez Larreta.

El repudio de los legisladores del Frente de Todos

A las reacciones individuales se sumó un comunicado del bloque de Diputados del Frente de Todos, que exigió identificar a los efectivos que agredieron a Máximo Kirchner: "Nos solidarizamos con él y con todas las compañeras y compañeros que fueron víctimas de la violencia", manifestaron.

Asimismo, anticiparon que evaluarán la realización de "las acciones legislativas, políticas y legales correspondientes". Según consideraron en el texto, el accionar policial "buscó impedir el legítimo derecho del pueblo a expresar sus opiniones y simpatías políticas, aislar a la vicepresidenta y, a la vez, instalar el miedo como advertencia en quien intente enfrentar los intereses de los grupos de poder locales y foráneos".

Al respecto de las agresiones contra Kirchner que quedaron registradas en video, exigieron, que el gobierno de CABA "identifique y sancione a los agentes responsables de tales conductas, como también a los funcionarios que ordenaron y dirigieron el accionar de la Policía de la Ciudad ".

Por último, agregaron: "No podemos permitir que sectores políticos promuevan el autoritarismo y ejerzan la violencia que históricamente han utilizado contra los y las referentes populares. La violencia nunca le va a ganar a la alegría y al amor".

La respuesta de Juntos por el Cambio

Hacia el final de la jornada de movilización y previo a la aparición pública de la vicepresidenta en un escenario improvisado para dar un discurso de agradecimiento, Horacio Rodríguez Larreta justificó la represión

"La Vicepresidenta busca que la solución de sus problemas con la justicia argentina se dirima en las calles, enfrentando a unos argentinos con otros. No lo vamos permitir", señaló en conferencia de prensa.

Además, caracterizó a la manifestación pacífica como "ocupación del espacio público". En ese sentido, culpabilizó a los manifestantes de "amenazar a vecinos", provocar "ruidos hasta la madrugada" y "poner parrillas en la calle".

Horas más tarde, el ministro de Seguridad y Justicia de la ciudad de Buenos Aires, Marcelo D'Alessandro, señaló a los ciudadanos que se acercaron hasta el domicilio de la vicepresidenta: "Ante la negativa de entrar en razón pusimos las vallas. La Policía estaba quieta y los militantes generaron una violencia innecesaria", aseguró.

Consultado acerca de la situación de violencia contra el hijo de la vicepresidenta, apuntó: "Estamos investigando quién fue el que dijo los dichos a Máximo para sancionar". Por último, remarcó que "acá no se trata de quién mantiene más la valla, a mi no me va a temblar el pulso para restituir la paz social".

Podés ver IP Noche del fin de semana, conducido por Martín Bustamante, los sábados y domingos a las 19:00

Ver más
Ver más