Qué dicen los legisladores del FdT que respaldaron la recusación de CFK a la jueza Capuchetti

Juliana Di Tullio y Rodolfo Tailhade criticaron el comunicado de la oposición y respaldaron la recusación de CFK hacia la jueza Capuchetti.

Los legisladores del Frente de Todos, Rodolfo Tailhade y Juliana Di Tullio, dialogaron en exclusiva con IP Noticias sobre la decisión de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner de recusar a la jueza de la causa que investiga el atentado en su contra, María Eugenia Capuchetti

"Es una buena decisión de la vicepresidenta y su defensa, y está fundamentada. Cristina Kirchner fue prudente en la investigación, mostró confianza en la jueza, tardó 20 días en presentarse como querellante y dos meses para hacer la recusación. Nadie puede decir que no tuvo reflexión previa", afirmó Tailhade.

Y destacó: "Claramente Cristina tiene razón cuando dice que la jueza no garantiza la imparcialidad. Es evidente que cuando apareció la primera pista política, fue boicoteada por la propia Capuchetti".

En tanto Di Tullio señaló: "La vicepresidenta no tiene otra opción más que recusar a la jueza. No se avanza en la causa, es algo objetivo lo que digo, no caprichoso".

La acusación sobre Milman

La recusación de la vicepresidenta se dio por la presunta vinculación del diputado del PRO, Gerardo Milman, en el intento de magnicidio. El legislador fue relacionado por la declaración de un testigo que denunció haberlo escuchado anticipando el ataque. "Cuando la maten yo estoy camino a la costa", habría dicho el también integrante de la Comisión Bicameral de Inteligencia.

Sin embargo, aunque se constataron judicialmente todas las afirmaciones del testimonio que lo implicaba, Milman nunca fue citado por la jueza federal ni el fiscal Carlos Rívolo.

"Se presentó un testigo protegido y el mismo juzgado filtró su identidad. Las dos secretarias de Milman fueron convocadas a declarar un mes después y durante ese tiempo solo se limitaron a conseguir las grabaciones que confirman la reunión. Se tardó un mes cuando no se tendría que haber tardado más de un día", cuestionó el diputado Tailhade.

Por su parte, la senadora Juliana Di Tullio sostuvo: "Al testigo no le dieron cabida y además la jueza demoró la investigación. Cuando apareció un vínculo político, la jueza demoró. Es increíble como se intenta bajarle el tono a un intento de magnicidio". 

"No hay intenciones de la jueza de llegar a la verdad. Hay un traspié tras otro. Se investiga a Milman un mes después, con posibilidades de que borren pruebas. Es grave", cerró la legisladora. 

Revés para la oposición

Di Tullio reavivó el reclamo hacia la dirigenta del PRO Patricia Bullrich por no haber presentado condolencias a Cristina Kirchner ni haber reconocido públicamente que el ataque hacia la embistedura vicepresidencial representó un atentado al general de la democracia argentina. 

"Bullrich fue la única dirigente política que no repudió el atentado y no se solidarizó con la víctima", apuntó Di Tullio. Además, agregó:


"¿De qué tiene miedo Bullrich?, si no tiene miedo que entregue su celular. Que Milman también lo entregue" ,

La legisladora adjudicó de esta manera que la oposoción en vez de solidarizarse y ofrecerse a esclarecer los hechos, publicó un comunicado en el que acusaron a la vicepresidenta de "elucubraciones ridículas"; luego de que la Justicia comprobó que el diputado Gerardo Milman se encontraba a la misma hora y el mismo lugar que el testigo declaró haber escuchado la conversación del diputado con sus asesoras en las que decía: "Cuando la maten yo estoy camino a la costa".

"Una vez más, Cristina Fernández de Kirchner utiliza un hecho de suma gravedad institucional para acusar sin fundamentos y haciendo elucubraciones ridículas a los diputados nacionales Gerardo Milman y Francisco Sánchez", dice el documento publicado por Juntos por el Cambio.

 

Qué dicen los legisladores del FdT que respaldaron la recusación de CFK a la jueza Capuchetti

Los legisladores del Frente de Todos, Rodolfo Tailhade y Juliana Di Tullio, dialogaron en exclusiva con IP Noticias sobre la decisión de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner de recusar a la jueza de la causa que investiga el atentado en su contra, María Eugenia Capuchetti

"Es una buena decisión de la vicepresidenta y su defensa, y está fundamentada. Cristina Kirchner fue prudente en la investigación, mostró confianza en la jueza, tardó 20 días en presentarse como querellante y dos meses para hacer la recusación. Nadie puede decir que no tuvo reflexión previa", afirmó Tailhade.

Y destacó: "Claramente Cristina tiene razón cuando dice que la jueza no garantiza la imparcialidad. Es evidente que cuando apareció la primera pista política, fue boicoteada por la propia Capuchetti".

En tanto Di Tullio señaló: "La vicepresidenta no tiene otra opción más que recusar a la jueza. No se avanza en la causa, es algo objetivo lo que digo, no caprichoso".

La acusación sobre Milman

La recusación de la vicepresidenta se dio por la presunta vinculación del diputado del PRO, Gerardo Milman, en el intento de magnicidio. El legislador fue relacionado por la declaración de un testigo que denunció haberlo escuchado anticipando el ataque. "Cuando la maten yo estoy camino a la costa", habría dicho el también integrante de la Comisión Bicameral de Inteligencia.

Sin embargo, aunque se constataron judicialmente todas las afirmaciones del testimonio que lo implicaba, Milman nunca fue citado por la jueza federal ni el fiscal Carlos Rívolo.

"Se presentó un testigo protegido y el mismo juzgado filtró su identidad. Las dos secretarias de Milman fueron convocadas a declarar un mes después y durante ese tiempo solo se limitaron a conseguir las grabaciones que confirman la reunión. Se tardó un mes cuando no se tendría que haber tardado más de un día", cuestionó el diputado Tailhade.

Por su parte, la senadora Juliana Di Tullio sostuvo: "Al testigo no le dieron cabida y además la jueza demoró la investigación. Cuando apareció un vínculo político, la jueza demoró. Es increíble como se intenta bajarle el tono a un intento de magnicidio". 

"No hay intenciones de la jueza de llegar a la verdad. Hay un traspié tras otro. Se investiga a Milman un mes después, con posibilidades de que borren pruebas. Es grave", cerró la legisladora. 

Revés para la oposición

Di Tullio reavivó el reclamo hacia la dirigenta del PRO Patricia Bullrich por no haber presentado condolencias a Cristina Kirchner ni haber reconocido públicamente que el ataque hacia la embistedura vicepresidencial representó un atentado al general de la democracia argentina. 

"Bullrich fue la única dirigente política que no repudió el atentado y no se solidarizó con la víctima", apuntó Di Tullio. Además, agregó:


"¿De qué tiene miedo Bullrich?, si no tiene miedo que entregue su celular. Que Milman también lo entregue" ,

La legisladora adjudicó de esta manera que la oposoción en vez de solidarizarse y ofrecerse a esclarecer los hechos, publicó un comunicado en el que acusaron a la vicepresidenta de "elucubraciones ridículas"; luego de que la Justicia comprobó que el diputado Gerardo Milman se encontraba a la misma hora y el mismo lugar que el testigo declaró haber escuchado la conversación del diputado con sus asesoras en las que decía: "Cuando la maten yo estoy camino a la costa".

"Una vez más, Cristina Fernández de Kirchner utiliza un hecho de suma gravedad institucional para acusar sin fundamentos y haciendo elucubraciones ridículas a los diputados nacionales Gerardo Milman y Francisco Sánchez", dice el documento publicado por Juntos por el Cambio.

 

Los legisladores del Frente de Todos, Rodolfo Tailhade y Juliana Di Tullio, dialogaron en exclusiva con IP Noticias sobre la decisión de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner de recusar a la jueza de la causa que investiga el atentado en su contra, María Eugenia Capuchetti

"Es una buena decisión de la vicepresidenta y su defensa, y está fundamentada. Cristina Kirchner fue prudente en la investigación, mostró confianza en la jueza, tardó 20 días en presentarse como querellante y dos meses para hacer la recusación. Nadie puede decir que no tuvo reflexión previa", afirmó Tailhade.

Y destacó: "Claramente Cristina tiene razón cuando dice que la jueza no garantiza la imparcialidad. Es evidente que cuando apareció la primera pista política, fue boicoteada por la propia Capuchetti".

En tanto Di Tullio señaló: "La vicepresidenta no tiene otra opción más que recusar a la jueza. No se avanza en la causa, es algo objetivo lo que digo, no caprichoso".

La acusación sobre Milman

La recusación de la vicepresidenta se dio por la presunta vinculación del diputado del PRO, Gerardo Milman, en el intento de magnicidio. El legislador fue relacionado por la declaración de un testigo que denunció haberlo escuchado anticipando el ataque. "Cuando la maten yo estoy camino a la costa", habría dicho el también integrante de la Comisión Bicameral de Inteligencia.

Sin embargo, aunque se constataron judicialmente todas las afirmaciones del testimonio que lo implicaba, Milman nunca fue citado por la jueza federal ni el fiscal Carlos Rívolo.

"Se presentó un testigo protegido y el mismo juzgado filtró su identidad. Las dos secretarias de Milman fueron convocadas a declarar un mes después y durante ese tiempo solo se limitaron a conseguir las grabaciones que confirman la reunión. Se tardó un mes cuando no se tendría que haber tardado más de un día", cuestionó el diputado Tailhade.

Por su parte, la senadora Juliana Di Tullio sostuvo: "Al testigo no le dieron cabida y además la jueza demoró la investigación. Cuando apareció un vínculo político, la jueza demoró. Es increíble como se intenta bajarle el tono a un intento de magnicidio". 

"No hay intenciones de la jueza de llegar a la verdad. Hay un traspié tras otro. Se investiga a Milman un mes después, con posibilidades de que borren pruebas. Es grave", cerró la legisladora. 

Revés para la oposición

Di Tullio reavivó el reclamo hacia la dirigenta del PRO Patricia Bullrich por no haber presentado condolencias a Cristina Kirchner ni haber reconocido públicamente que el ataque hacia la embistedura vicepresidencial representó un atentado al general de la democracia argentina. 

"Bullrich fue la única dirigente política que no repudió el atentado y no se solidarizó con la víctima", apuntó Di Tullio. Además, agregó:


"¿De qué tiene miedo Bullrich?, si no tiene miedo que entregue su celular. Que Milman también lo entregue" ,

La legisladora adjudicó de esta manera que la oposoción en vez de solidarizarse y ofrecerse a esclarecer los hechos, publicó un comunicado en el que acusaron a la vicepresidenta de "elucubraciones ridículas"; luego de que la Justicia comprobó que el diputado Gerardo Milman se encontraba a la misma hora y el mismo lugar que el testigo declaró haber escuchado la conversación del diputado con sus asesoras en las que decía: "Cuando la maten yo estoy camino a la costa".

"Una vez más, Cristina Fernández de Kirchner utiliza un hecho de suma gravedad institucional para acusar sin fundamentos y haciendo elucubraciones ridículas a los diputados nacionales Gerardo Milman y Francisco Sánchez", dice el documento publicado por Juntos por el Cambio.

 

Ver más
Ver más