Renta inesperada: de qué va el proyecto y porqué lo rechazo la oposición

El proyecto de Renta Inesperada duerme hace 30 días en el Congreso. El diputado Carlos Heller explicó por qué aún no se trató en la comisión de Presupuesto y Hacienda y los motivos por los cuales lo rechaza la oposición.

Desde la Casa Rosada intentan que el proyecto de Renta Inesperada, que duerme desde hace meses en el Congreso, se trate en el corto plazo en la Cámara de Diputados. Los tiempos son limitados, ya que el período legislativo termina el próximo 30 de noviembre.

Falta de consensos

Se trata de una iniciativa que presentó a principios de abril el exministro de Economía, Martín Guzmán. Desde entonces, quedó trabada en el Congreso por falta de consensos con la oposición e incluso dificultades de convencer a los bloques aliados y a un sector del propio Frente de Todos. 

"Hasta ahora no se trató porque la oposición se opone a cualquier tema que tenga que ver con incrementos impositivos. Esto no es una novedad, de hecho la oposición utiliza esto como una de sus banderas principales", señaló Carlos Heller, presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, en comunicación con IP Noticias.

Y remarcó: "La Renta Inesperada es un tema global, hay proyectos en Alemania, España e Inglaterra. Pero para que un proyecto sea exitoso necesita mayorías, sino termina siendo una buena idea". 

Sobre este punto del tema global también insistió el Gobierno días atrás, al reiterar el pedido para que el proyecto se trate. "El Gobierno envió este año el proyecto de Renta Inesperada que quiere que se discuta en el Congreso y que está vigente en otros países con muy buenos resultados", dijeron desde presidencia. 

Al respecto, Heller sostuvo: "Nuestro bloque debería impulsar el tratamiento del proyecto, para que la sociedad tenga en claro por qué sí y por qué no. De todas formas, el proyecto original debería ser revisado porque los números podrían cambiar por el proceso inflacionario". 

Las claves del proyecto de Renta Inesperada

Según informó Guzmán en su momento, la medida para cobrar impuestos a la renta inesperada sería similar a la que permitió recaudar el Aporte Solidario. No obstante, se enfocaría en las ganancias que un grupo de empresas obtuvieron durante un periodo específico y a partir de un monto neto.

  • Las empresas que pagarían el impuesto serían aquellas con ganancias netas imponibles altas superiores a los 1.000 millones de pesos. En 2021, esta franja abarcó solo al 3,2% de las empresas del país.
  • De comprobarse que la renta inesperada se canaliza hacia la reinversión productiva, la alícuota del impuesto sería menor.
  • La ganancia sobre la que se cobraría el impuesto debe haber crecido en forma significativa en 2022 respecto a 2021.
  • Los sectores alcanzados serían el agrícola, petrolero y minero.

Renta inesperada: de qué va el proyecto y porqué lo rechazo la oposición

Desde la Casa Rosada intentan que el proyecto de Renta Inesperada, que duerme desde hace meses en el Congreso, se trate en el corto plazo en la Cámara de Diputados. Los tiempos son limitados, ya que el período legislativo termina el próximo 30 de noviembre.

Falta de consensos

Se trata de una iniciativa que presentó a principios de abril el exministro de Economía, Martín Guzmán. Desde entonces, quedó trabada en el Congreso por falta de consensos con la oposición e incluso dificultades de convencer a los bloques aliados y a un sector del propio Frente de Todos. 

"Hasta ahora no se trató porque la oposición se opone a cualquier tema que tenga que ver con incrementos impositivos. Esto no es una novedad, de hecho la oposición utiliza esto como una de sus banderas principales", señaló Carlos Heller, presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, en comunicación con IP Noticias.

Y remarcó: "La Renta Inesperada es un tema global, hay proyectos en Alemania, España e Inglaterra. Pero para que un proyecto sea exitoso necesita mayorías, sino termina siendo una buena idea". 

Sobre este punto del tema global también insistió el Gobierno días atrás, al reiterar el pedido para que el proyecto se trate. "El Gobierno envió este año el proyecto de Renta Inesperada que quiere que se discuta en el Congreso y que está vigente en otros países con muy buenos resultados", dijeron desde presidencia. 

Al respecto, Heller sostuvo: "Nuestro bloque debería impulsar el tratamiento del proyecto, para que la sociedad tenga en claro por qué sí y por qué no. De todas formas, el proyecto original debería ser revisado porque los números podrían cambiar por el proceso inflacionario". 

Las claves del proyecto de Renta Inesperada

Según informó Guzmán en su momento, la medida para cobrar impuestos a la renta inesperada sería similar a la que permitió recaudar el Aporte Solidario. No obstante, se enfocaría en las ganancias que un grupo de empresas obtuvieron durante un periodo específico y a partir de un monto neto.

  • Las empresas que pagarían el impuesto serían aquellas con ganancias netas imponibles altas superiores a los 1.000 millones de pesos. En 2021, esta franja abarcó solo al 3,2% de las empresas del país.
  • De comprobarse que la renta inesperada se canaliza hacia la reinversión productiva, la alícuota del impuesto sería menor.
  • La ganancia sobre la que se cobraría el impuesto debe haber crecido en forma significativa en 2022 respecto a 2021.
  • Los sectores alcanzados serían el agrícola, petrolero y minero.

Desde la Casa Rosada intentan que el proyecto de Renta Inesperada, que duerme desde hace meses en el Congreso, se trate en el corto plazo en la Cámara de Diputados. Los tiempos son limitados, ya que el período legislativo termina el próximo 30 de noviembre.

Falta de consensos

Se trata de una iniciativa que presentó a principios de abril el exministro de Economía, Martín Guzmán. Desde entonces, quedó trabada en el Congreso por falta de consensos con la oposición e incluso dificultades de convencer a los bloques aliados y a un sector del propio Frente de Todos. 

"Hasta ahora no se trató porque la oposición se opone a cualquier tema que tenga que ver con incrementos impositivos. Esto no es una novedad, de hecho la oposición utiliza esto como una de sus banderas principales", señaló Carlos Heller, presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, en comunicación con IP Noticias.

Y remarcó: "La Renta Inesperada es un tema global, hay proyectos en Alemania, España e Inglaterra. Pero para que un proyecto sea exitoso necesita mayorías, sino termina siendo una buena idea". 

Sobre este punto del tema global también insistió el Gobierno días atrás, al reiterar el pedido para que el proyecto se trate. "El Gobierno envió este año el proyecto de Renta Inesperada que quiere que se discuta en el Congreso y que está vigente en otros países con muy buenos resultados", dijeron desde presidencia. 

Al respecto, Heller sostuvo: "Nuestro bloque debería impulsar el tratamiento del proyecto, para que la sociedad tenga en claro por qué sí y por qué no. De todas formas, el proyecto original debería ser revisado porque los números podrían cambiar por el proceso inflacionario". 

Las claves del proyecto de Renta Inesperada

Según informó Guzmán en su momento, la medida para cobrar impuestos a la renta inesperada sería similar a la que permitió recaudar el Aporte Solidario. No obstante, se enfocaría en las ganancias que un grupo de empresas obtuvieron durante un periodo específico y a partir de un monto neto.

  • Las empresas que pagarían el impuesto serían aquellas con ganancias netas imponibles altas superiores a los 1.000 millones de pesos. En 2021, esta franja abarcó solo al 3,2% de las empresas del país.
  • De comprobarse que la renta inesperada se canaliza hacia la reinversión productiva, la alícuota del impuesto sería menor.
  • La ganancia sobre la que se cobraría el impuesto debe haber crecido en forma significativa en 2022 respecto a 2021.
  • Los sectores alcanzados serían el agrícola, petrolero y minero.
Ver más
Ver más