Causa vialidad: qué dijo Cristina Kirchner en sus palabras finales

Cristina Kirchner habló por última vez en el juicio oral por la causa "vialidad" La expresidenta apuntó contra el "partido judicial" y presentó refutaciones a veinte acusaciones de los fiscales.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner habló en la recta final del juicio oral por la causa "vialidad" en la que se la imputa.

La exmandataria expuso sus últimas palabras antes de que se conozca la sentencia que los jueces Rodrigo Giménez Uriburu, Jorge Gorini y Andrés Basso darían a conocer a mediados de diciembre.

La palabra de Cristina Kirchner

El descargo de la vicepresidenta comenzó con una fuerte acusación hacia los jueces:

"Si el día 2 de diciembre de 2019, cuando me tocó hablar por primera vez, dije que era el tribunal del lawfare, luego de todo lo que nos ha tocado vivir, y en particular lo que me ha tocado vivir, debo decir que este tribunal es un pelotón de fusilamiento", dijo.

A continuación, apuntó contra los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola al afirmar que durante la etapa de alegatos "se demostró que todas y cada una de las cosas que habían sido acusaciones del fiscal eran mentiras, no eran ciertas".

"No se le puede denominar acusación ni alegato a los 20 días que los fiscales se dedicaron a injuriar, agraviar, denostar y actuar no conforme a derecho, sino cual editorial de Clarín o el diario La Nación. Merecerían ser los periodistas estrella de estos medios. Fue increíble no solo el desapego a las formas, sino al fondo de la cuestión, a los hechos", planteó la titular del Senado.

La Justicia y la investigación del atentado

En otro tramo de su declaración, Fernández de Kirchner contrastó las investigaciones judiciales en su contra con la del atentado contra su vida.

"Cuando yo estoy de acusada en los tribunales de Comodoro Py, la figura de la asociación ilícita y las prisiones preventivas surgen a gusto y placer, todas orientadas hacia nuestro espacio político y hacia quien habla", resaltó.

Y agregó, en relación a la organización Revolución Federal y la falta de investigación sobre pagos recibidos por parte de la empresa Caputo Hermanos:

"Ahora bien, cuando me ha tocado ir como víctima, sus colegas establecen que no son asociaciones ilícitas, por ejemplo, las de la gente que se comunicaba por redes y cometía actos de violencia contra el Estado en la Casa Rosada o en mi casa, que además eran financiadas por empresarios muy conocidos en esta causa".

Más adelante, retomando esa idea, señaló que esos mismos jueces consideraron "que el espionaje a los familiares del ARA San Juan se había hecho exclusivamente para la seguridad del Presidente (Mauricio Macri), como si se pudiera violar la ley de seguridad interior".

Partido judicial y riesgo institucional

Hacia el final de su turno, la expresidenta habló del sector del Poder Judicial argentino que conforma el "partido judicial", señalando que "viene a sustituir al viejo partido militar, que impedía expresar libremente la voluntad popular y condicionaba la democracia".

"Hoy el partido judicial cumple la misma función: condicionar, obturar las posibilidades de expresión en democracia y fundamentalmente, estigmatizar y disciplinar a los dirigentes de la política argentina", sostuvo.

En ese sentido, advirtió que "cuando la sociedad advierte este tipo de manejos y maniobras, eclosionan las instituciones".

"Otros van a tener que responder por todo lo que se hizo en esta etapa. No lo pudo hacer ni el fiscal Luciani ni Mola. En algún momento, quienes toman estas decisiones, que finalmente condenan a personas políticas sin pruebas al asignarle el carácter de asociación ilícita a tres gobiernos elegidos democráticamente, verán si la historia los va a condenar", concluyó.

Las veinte mentiras de los fiscales

Al finalizar su exposición, la vicepresidenta avisó que compartiría un texto con refutaciones jurídicas a las que denominó "las veinte mentiras de la causa vialidad". 

El listado, publicado en la página web oficial de Cristina Kirchner, resume las argumentaciones presentadas por su defensa ante veinte ejes de la acusación elaborada por los fiscales Luciani y Mola. Muchas de estas habían sido presentadas, también, en la defensa propia ejercida por la expresidenta en la última jornada de alegatos. 

Los puntos enumerados mencionan los fundamentos que desmienten la presunta ilegalidad de asignaciones presupuestarias con participación condicionada del Congreso. 

También dan cuenta de los procesos de validación de presupuestos y proyectos viales, refutando los supuestos vínculos de preferencia hacia las empresas de Lázaro Báez para la asignación de obra pública.

Causa vialidad: qué dijo Cristina Kirchner en sus palabras finales

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner habló en la recta final del juicio oral por la causa "vialidad" en la que se la imputa.

La exmandataria expuso sus últimas palabras antes de que se conozca la sentencia que los jueces Rodrigo Giménez Uriburu, Jorge Gorini y Andrés Basso darían a conocer a mediados de diciembre.

La palabra de Cristina Kirchner

El descargo de la vicepresidenta comenzó con una fuerte acusación hacia los jueces:

"Si el día 2 de diciembre de 2019, cuando me tocó hablar por primera vez, dije que era el tribunal del lawfare, luego de todo lo que nos ha tocado vivir, y en particular lo que me ha tocado vivir, debo decir que este tribunal es un pelotón de fusilamiento", dijo.

A continuación, apuntó contra los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola al afirmar que durante la etapa de alegatos "se demostró que todas y cada una de las cosas que habían sido acusaciones del fiscal eran mentiras, no eran ciertas".

"No se le puede denominar acusación ni alegato a los 20 días que los fiscales se dedicaron a injuriar, agraviar, denostar y actuar no conforme a derecho, sino cual editorial de Clarín o el diario La Nación. Merecerían ser los periodistas estrella de estos medios. Fue increíble no solo el desapego a las formas, sino al fondo de la cuestión, a los hechos", planteó la titular del Senado.

La Justicia y la investigación del atentado

En otro tramo de su declaración, Fernández de Kirchner contrastó las investigaciones judiciales en su contra con la del atentado contra su vida.

"Cuando yo estoy de acusada en los tribunales de Comodoro Py, la figura de la asociación ilícita y las prisiones preventivas surgen a gusto y placer, todas orientadas hacia nuestro espacio político y hacia quien habla", resaltó.

Y agregó, en relación a la organización Revolución Federal y la falta de investigación sobre pagos recibidos por parte de la empresa Caputo Hermanos:

"Ahora bien, cuando me ha tocado ir como víctima, sus colegas establecen que no son asociaciones ilícitas, por ejemplo, las de la gente que se comunicaba por redes y cometía actos de violencia contra el Estado en la Casa Rosada o en mi casa, que además eran financiadas por empresarios muy conocidos en esta causa".

Más adelante, retomando esa idea, señaló que esos mismos jueces consideraron "que el espionaje a los familiares del ARA San Juan se había hecho exclusivamente para la seguridad del Presidente (Mauricio Macri), como si se pudiera violar la ley de seguridad interior".

Partido judicial y riesgo institucional

Hacia el final de su turno, la expresidenta habló del sector del Poder Judicial argentino que conforma el "partido judicial", señalando que "viene a sustituir al viejo partido militar, que impedía expresar libremente la voluntad popular y condicionaba la democracia".

"Hoy el partido judicial cumple la misma función: condicionar, obturar las posibilidades de expresión en democracia y fundamentalmente, estigmatizar y disciplinar a los dirigentes de la política argentina", sostuvo.

En ese sentido, advirtió que "cuando la sociedad advierte este tipo de manejos y maniobras, eclosionan las instituciones".

"Otros van a tener que responder por todo lo que se hizo en esta etapa. No lo pudo hacer ni el fiscal Luciani ni Mola. En algún momento, quienes toman estas decisiones, que finalmente condenan a personas políticas sin pruebas al asignarle el carácter de asociación ilícita a tres gobiernos elegidos democráticamente, verán si la historia los va a condenar", concluyó.

Las veinte mentiras de los fiscales

Al finalizar su exposición, la vicepresidenta avisó que compartiría un texto con refutaciones jurídicas a las que denominó "las veinte mentiras de la causa vialidad". 

El listado, publicado en la página web oficial de Cristina Kirchner, resume las argumentaciones presentadas por su defensa ante veinte ejes de la acusación elaborada por los fiscales Luciani y Mola. Muchas de estas habían sido presentadas, también, en la defensa propia ejercida por la expresidenta en la última jornada de alegatos. 

Los puntos enumerados mencionan los fundamentos que desmienten la presunta ilegalidad de asignaciones presupuestarias con participación condicionada del Congreso. 

También dan cuenta de los procesos de validación de presupuestos y proyectos viales, refutando los supuestos vínculos de preferencia hacia las empresas de Lázaro Báez para la asignación de obra pública.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner habló en la recta final del juicio oral por la causa "vialidad" en la que se la imputa.

La exmandataria expuso sus últimas palabras antes de que se conozca la sentencia que los jueces Rodrigo Giménez Uriburu, Jorge Gorini y Andrés Basso darían a conocer a mediados de diciembre.

La palabra de Cristina Kirchner

El descargo de la vicepresidenta comenzó con una fuerte acusación hacia los jueces:

"Si el día 2 de diciembre de 2019, cuando me tocó hablar por primera vez, dije que era el tribunal del lawfare, luego de todo lo que nos ha tocado vivir, y en particular lo que me ha tocado vivir, debo decir que este tribunal es un pelotón de fusilamiento", dijo.

A continuación, apuntó contra los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola al afirmar que durante la etapa de alegatos "se demostró que todas y cada una de las cosas que habían sido acusaciones del fiscal eran mentiras, no eran ciertas".

"No se le puede denominar acusación ni alegato a los 20 días que los fiscales se dedicaron a injuriar, agraviar, denostar y actuar no conforme a derecho, sino cual editorial de Clarín o el diario La Nación. Merecerían ser los periodistas estrella de estos medios. Fue increíble no solo el desapego a las formas, sino al fondo de la cuestión, a los hechos", planteó la titular del Senado.

La Justicia y la investigación del atentado

En otro tramo de su declaración, Fernández de Kirchner contrastó las investigaciones judiciales en su contra con la del atentado contra su vida.

"Cuando yo estoy de acusada en los tribunales de Comodoro Py, la figura de la asociación ilícita y las prisiones preventivas surgen a gusto y placer, todas orientadas hacia nuestro espacio político y hacia quien habla", resaltó.

Y agregó, en relación a la organización Revolución Federal y la falta de investigación sobre pagos recibidos por parte de la empresa Caputo Hermanos:

"Ahora bien, cuando me ha tocado ir como víctima, sus colegas establecen que no son asociaciones ilícitas, por ejemplo, las de la gente que se comunicaba por redes y cometía actos de violencia contra el Estado en la Casa Rosada o en mi casa, que además eran financiadas por empresarios muy conocidos en esta causa".

Más adelante, retomando esa idea, señaló que esos mismos jueces consideraron "que el espionaje a los familiares del ARA San Juan se había hecho exclusivamente para la seguridad del Presidente (Mauricio Macri), como si se pudiera violar la ley de seguridad interior".

Partido judicial y riesgo institucional

Hacia el final de su turno, la expresidenta habló del sector del Poder Judicial argentino que conforma el "partido judicial", señalando que "viene a sustituir al viejo partido militar, que impedía expresar libremente la voluntad popular y condicionaba la democracia".

"Hoy el partido judicial cumple la misma función: condicionar, obturar las posibilidades de expresión en democracia y fundamentalmente, estigmatizar y disciplinar a los dirigentes de la política argentina", sostuvo.

En ese sentido, advirtió que "cuando la sociedad advierte este tipo de manejos y maniobras, eclosionan las instituciones".

"Otros van a tener que responder por todo lo que se hizo en esta etapa. No lo pudo hacer ni el fiscal Luciani ni Mola. En algún momento, quienes toman estas decisiones, que finalmente condenan a personas políticas sin pruebas al asignarle el carácter de asociación ilícita a tres gobiernos elegidos democráticamente, verán si la historia los va a condenar", concluyó.

Las veinte mentiras de los fiscales

Al finalizar su exposición, la vicepresidenta avisó que compartiría un texto con refutaciones jurídicas a las que denominó "las veinte mentiras de la causa vialidad". 

El listado, publicado en la página web oficial de Cristina Kirchner, resume las argumentaciones presentadas por su defensa ante veinte ejes de la acusación elaborada por los fiscales Luciani y Mola. Muchas de estas habían sido presentadas, también, en la defensa propia ejercida por la expresidenta en la última jornada de alegatos. 

Los puntos enumerados mencionan los fundamentos que desmienten la presunta ilegalidad de asignaciones presupuestarias con participación condicionada del Congreso. 

También dan cuenta de los procesos de validación de presupuestos y proyectos viales, refutando los supuestos vínculos de preferencia hacia las empresas de Lázaro Báez para la asignación de obra pública.

Ver más
Ver más