La Justicia cerró la causa de chats filtrados entre Robles y D'Alessandro

El juez federal Sebastián Ramos archivó la denuncia que vinculaba al asesor del presidente de la Corte, Horacio Rosatti, con el ministro de Seguridad de CABA. Según especificó en el fallo "no pueden ser admitidas" pruebas obtenidas mediante "actividades de inteligencia ilegal".

La Justicia cerró la causa judicial iniciada contra Silvio Robles, principal asesor del presidente de la Corte Suprema, Horacio Rosatti.

Robles había sido denunciado por supuestos chats en los que le daba indicaciones al ministro de Seguridad de CABA, Marcelo D'Alessandro. 

A 20 días de presentada la denuncia, el juez federal Sebastián Ramos desestimó las acusaciones por considerar que no se puede tomar como prueba un material obtenido mediante espionaje ilegal.

En el video, el análisis de la periodista Analía Argento.

El fallo

"No pueden ser admitidas bajo ningún concepto como parte de un juicio respetuoso del debido proceso pruebas o testimonios que hayan sido obtenidos, como a esta altura puede observarse, mediante maniobras organizadas basadas en actividades de inteligencia ilegal", explicó Ramos en el fallo.

La causa judicial quedó a cargo de Ramos luego de que otros magistrados se excusaran por diferentes razones. En primer lugar la tomaría Ariel Lijo, quien está de vacaciones, por lo que la denuncia pasó a la jueza María Servini, que se excusó de intervenir por conflictos previos con D'Alessandro.

A partir de ahí, la magistrada asignada fue María Eugenia Capuchetti, quien interviene en la causa por el atentado a la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner. Como la jueza también está de vacaciones, el expediente pasó a Ramos.

La denuncia

La denuncia había sido elevada por el letrado Gastón Marano luego de que salieran a la luz las supuestas filtraciones. En los presuntos mensajes, Robles asesoraba a D'Alessandro, quien se tomó licencia de su cargo como ministro debido al escándalo.

"Estas conversaciones incluirían consejos por parte del funcionario de la Corte Suprema respecto a las mejores metodologías para lograr un resultado judicial, desde la faz procesal", expresó Marano en la acción judicial.

"No puedo dejar de mencionar, para disipar cualquier duda respecto al carácter en que estos 'consejos' eran dados, que el Dr. Robles no registra matrícula ante el Colegio Público de Abogados de Capital Federal lo que me permite descartar, en principio, que dichos consejos hayan sido brindados en el marco de un asesoramiento profesional", agrega la presentación.

El reclamo de Cristina Kirchner

Luego de que se conociera el cierre de la causa, la expresidenta apuntó contra "la mafia mediática-judicial" y cuestionó el argumento de desestimar la procedencia de los chats como fuente de prueba.

En una publicación en sus redes sociales, Fernández de Kirchner recordó la causa Memorándum con Irán, reabierta en el año 2016 a raíz de la incorporación de una escucha luego de haber sido iniciada y cerrada dos veces.

"En Comodoro Py los Camaristas de Casación (Gustavo) Hornos y (Mariano) Borinsky reabrieron la causa Memorándum con Irán", especificó la exmandataria.

A continuación, explicó que en su pedido de archivar la causa de los chats, la fiscalía "cita el voto en minoría de la camarista Ana María Figueroa en el caso Memorándum con Irán, que cuestiona que con una escucha ilegal se pretenda reabrir una causa".

Podés ver Imagen Positiva con Nicolás Artusi y Paloma Bokser de lunes a viernes a las 9:00 por la pantalla de IP.

La Justicia cerró la causa de chats filtrados entre Robles y D'Alessandro

La Justicia cerró la causa judicial iniciada contra Silvio Robles, principal asesor del presidente de la Corte Suprema, Horacio Rosatti.

Robles había sido denunciado por supuestos chats en los que le daba indicaciones al ministro de Seguridad de CABA, Marcelo D'Alessandro. 

A 20 días de presentada la denuncia, el juez federal Sebastián Ramos desestimó las acusaciones por considerar que no se puede tomar como prueba un material obtenido mediante espionaje ilegal.

En el video, el análisis de la periodista Analía Argento.

El fallo

"No pueden ser admitidas bajo ningún concepto como parte de un juicio respetuoso del debido proceso pruebas o testimonios que hayan sido obtenidos, como a esta altura puede observarse, mediante maniobras organizadas basadas en actividades de inteligencia ilegal", explicó Ramos en el fallo.

La causa judicial quedó a cargo de Ramos luego de que otros magistrados se excusaran por diferentes razones. En primer lugar la tomaría Ariel Lijo, quien está de vacaciones, por lo que la denuncia pasó a la jueza María Servini, que se excusó de intervenir por conflictos previos con D'Alessandro.

A partir de ahí, la magistrada asignada fue María Eugenia Capuchetti, quien interviene en la causa por el atentado a la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner. Como la jueza también está de vacaciones, el expediente pasó a Ramos.

La denuncia

La denuncia había sido elevada por el letrado Gastón Marano luego de que salieran a la luz las supuestas filtraciones. En los presuntos mensajes, Robles asesoraba a D'Alessandro, quien se tomó licencia de su cargo como ministro debido al escándalo.

"Estas conversaciones incluirían consejos por parte del funcionario de la Corte Suprema respecto a las mejores metodologías para lograr un resultado judicial, desde la faz procesal", expresó Marano en la acción judicial.

"No puedo dejar de mencionar, para disipar cualquier duda respecto al carácter en que estos 'consejos' eran dados, que el Dr. Robles no registra matrícula ante el Colegio Público de Abogados de Capital Federal lo que me permite descartar, en principio, que dichos consejos hayan sido brindados en el marco de un asesoramiento profesional", agrega la presentación.

El reclamo de Cristina Kirchner

Luego de que se conociera el cierre de la causa, la expresidenta apuntó contra "la mafia mediática-judicial" y cuestionó el argumento de desestimar la procedencia de los chats como fuente de prueba.

En una publicación en sus redes sociales, Fernández de Kirchner recordó la causa Memorándum con Irán, reabierta en el año 2016 a raíz de la incorporación de una escucha luego de haber sido iniciada y cerrada dos veces.

"En Comodoro Py los Camaristas de Casación (Gustavo) Hornos y (Mariano) Borinsky reabrieron la causa Memorándum con Irán", especificó la exmandataria.

A continuación, explicó que en su pedido de archivar la causa de los chats, la fiscalía "cita el voto en minoría de la camarista Ana María Figueroa en el caso Memorándum con Irán, que cuestiona que con una escucha ilegal se pretenda reabrir una causa".

Podés ver Imagen Positiva con Nicolás Artusi y Paloma Bokser de lunes a viernes a las 9:00 por la pantalla de IP.

La Justicia cerró la causa judicial iniciada contra Silvio Robles, principal asesor del presidente de la Corte Suprema, Horacio Rosatti.

Robles había sido denunciado por supuestos chats en los que le daba indicaciones al ministro de Seguridad de CABA, Marcelo D'Alessandro. 

A 20 días de presentada la denuncia, el juez federal Sebastián Ramos desestimó las acusaciones por considerar que no se puede tomar como prueba un material obtenido mediante espionaje ilegal.

En el video, el análisis de la periodista Analía Argento.

El fallo

"No pueden ser admitidas bajo ningún concepto como parte de un juicio respetuoso del debido proceso pruebas o testimonios que hayan sido obtenidos, como a esta altura puede observarse, mediante maniobras organizadas basadas en actividades de inteligencia ilegal", explicó Ramos en el fallo.

La causa judicial quedó a cargo de Ramos luego de que otros magistrados se excusaran por diferentes razones. En primer lugar la tomaría Ariel Lijo, quien está de vacaciones, por lo que la denuncia pasó a la jueza María Servini, que se excusó de intervenir por conflictos previos con D'Alessandro.

A partir de ahí, la magistrada asignada fue María Eugenia Capuchetti, quien interviene en la causa por el atentado a la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner. Como la jueza también está de vacaciones, el expediente pasó a Ramos.

La denuncia

La denuncia había sido elevada por el letrado Gastón Marano luego de que salieran a la luz las supuestas filtraciones. En los presuntos mensajes, Robles asesoraba a D'Alessandro, quien se tomó licencia de su cargo como ministro debido al escándalo.

"Estas conversaciones incluirían consejos por parte del funcionario de la Corte Suprema respecto a las mejores metodologías para lograr un resultado judicial, desde la faz procesal", expresó Marano en la acción judicial.

"No puedo dejar de mencionar, para disipar cualquier duda respecto al carácter en que estos 'consejos' eran dados, que el Dr. Robles no registra matrícula ante el Colegio Público de Abogados de Capital Federal lo que me permite descartar, en principio, que dichos consejos hayan sido brindados en el marco de un asesoramiento profesional", agrega la presentación.

El reclamo de Cristina Kirchner

Luego de que se conociera el cierre de la causa, la expresidenta apuntó contra "la mafia mediática-judicial" y cuestionó el argumento de desestimar la procedencia de los chats como fuente de prueba.

En una publicación en sus redes sociales, Fernández de Kirchner recordó la causa Memorándum con Irán, reabierta en el año 2016 a raíz de la incorporación de una escucha luego de haber sido iniciada y cerrada dos veces.

"En Comodoro Py los Camaristas de Casación (Gustavo) Hornos y (Mariano) Borinsky reabrieron la causa Memorándum con Irán", especificó la exmandataria.

A continuación, explicó que en su pedido de archivar la causa de los chats, la fiscalía "cita el voto en minoría de la camarista Ana María Figueroa en el caso Memorándum con Irán, que cuestiona que con una escucha ilegal se pretenda reabrir una causa".

Podés ver Imagen Positiva con Nicolás Artusi y Paloma Bokser de lunes a viernes a las 9:00 por la pantalla de IP.

Ver más
Ver más