Estafas virtuales: perder todo en un clic

Los métodos de engaño a través de redes sociales y apps de citas se vuelven más sofisticados.

Las estafas virtuales son parte de la contracara de la tecnología cada vez más presente en la vida de las personas. Las redes sociales y aplicaciones de citas tienen sus beneficios, pero también configuran la vía de entrada para crímenes cada vez más frecuentes.

En el video, un informe de IP Telenueve con testimonios de víctimas y especialistas en ciberseguridad.

En la mayoría de los casos, este tipo de estafas y engaños apuntan al patrimonio económico y material de los usuarios.

El método puede variar según el medio de entrada: los más frecuentes son mensajes directos en redes sociales, rupturas de seguridad en sitios web, robo de contraseñas o simples engaños a través de mensajes o llamadas.

Del otro lado de la pantalla

Según estimaciones del Ministerio Público Fiscal, las estafas virtuales crecieron más de un 500% en los últimos dos años. Las denuncias aumentaron exponencialmente entre 2021 y 2022: de 4.900, pasaron a 25.000.

En muchos casos, los ciberdelitos se cometen a través de programas maliciosos que pueden alterar o extraer datos informáticos sin autorización. Sin embargo, también son comunes las estafas que apelan a la participación de la víctima como parte de un intercambio entre personas.

Los delitos virtuales económicos apuntan a cuentas bancarias, depósitos de criptomonedas, información de tarjetas de crédito o compras falsas, entre otros objetivos.

Para evitarlos es muy importante resguardar datos personales, evitando compartirlos cuando son solicitados por vías no oficiales, como correo electrónico o mensajes de texto y WhatsApp.

En otros casos, la virtualidad sirve a los delincuentes como vía de acercamiento a un robo o ataque presencial. Por eso, es recomendable chequear la identidad de las personas con las que se interactúa en medios digitales y no compartir información sensible en esos espacios.

Ver más
Ver más

Recomendaciones para cuidarse y evitarlos

Los delitos informáticos, más conocidos como "ciberdelitos" crecieron exponencialmente en estos meses de aislamiento social debido a la pandemia. Según la consultora BTR Consulting, el año pasado, el número de ataques en línea aumentó un 300% y esta tendencia continúa en alza. La abogada especialista en derecho informático, Carolina Arias, dialogó al respecto con Ariel Aleart y Alejandra Martínez en IP Noticias primera edición. " A raíz de la cuarentena, un montón de delitos tradicionales, mutaron al espacio virtual, provocando maniobras delictivas. La gente está más acostumbrada a realizar operaciones con bancos online y eso es una gran oportunidad que los delincuentes aprovechan para querer embaucar", declaró Arías. 

La especialista también se refirió a cómo debemos protegernos frente a estas amenazas de la web. "Los consumidores de banca electrónica no tienen que divulgar ningún tipo de información confidencial. La entidad nunca va a llamar para solicitar este tipo de datos sensibles. También no contestar mails de ese tipo, ni ejecutar ninguna página con dominio de banco o cualquier otra que pida datos a través de un formulario o similares", explicó. 

Podés ver IP Noticias Primera Edición, conducido por Alejandra Martínez y Ariel Aleart, de lunes a viernes de 7 a 9hs.  

 

Los delitos informáticos, más conocidos como "ciberdelitos" crecieron exponencialmente en estos meses de aislamiento social debido a la pandemia. Según la consultora BTR Consulting, el año pasado, el número de ataques en línea aumentó un 300% y esta tendencia continúa en alza. La abogada especialista en derecho informático, Carolina Arias, dialogó al respecto con Ariel Aleart y Alejandra Martínez en IP Noticias primera edición. " A raíz de la cuarentena, un montón de delitos tradicionales, mutaron al espacio virtual, provocando maniobras delictivas. La gente está más acostumbrada a realizar operaciones con bancos online y eso es una gran oportunidad que los delincuentes aprovechan para querer embaucar", declaró Arías. 

La especialista también se refirió a cómo debemos protegernos frente a estas amenazas de la web. "Los consumidores de banca electrónica no tienen que divulgar ningún tipo de información confidencial. La entidad nunca va a llamar para solicitar este tipo de datos sensibles. También no contestar mails de ese tipo, ni ejecutar ninguna página con dominio de banco o cualquier otra que pida datos a través de un formulario o similares", explicó. 

Podés ver IP Noticias Primera Edición, conducido por Alejandra Martínez y Ariel Aleart, de lunes a viernes de 7 a 9hs.  

 

Ver más
Ver más

Sextorsión: ¿por qué es necesario modificar el Código Penal?

La abogada especialista en ciberdelitos, Marina Benítez Demtschenko, conversó en con Gabriel Sued y Noelia Barral Grigera sobre la difusión no consentida de material íntimo, luego de la noticia del suicidio de Belén San Román luego que su ex viralizara imágenes íntimas. "Estos delitos son mucho más comunes de lo que podemos imaginar", dijo. 

"Todas las víctimas de este tipo de problemáticas, que no son delitos, demandan una actualización del Código Penal para poder principalmente radicar las denuncias. Porque al no estar contemplado, en muchas dependencias públicas, fiscalías o comisarías, no se toman las denuncias cuando hay una situación de difusión no consentida de material íntimo que no tienen un correlato de amenaza o extorsión, que si son delitos", explicó la abogada en IP Noticias. 

Además, Marina Benítez Demtschenko remarcó que hace más de 4 años, se plantea que difusión no consentida de material íntimo forme parte de los delitos contemplados en el Código Penal. "Hay proyectos de ley en curso que nunca se terminan de tratar".

 

 

La abogada especialista en ciberdelitos, Marina Benítez Demtschenko, conversó en con Gabriel Sued y Noelia Barral Grigera sobre la difusión no consentida de material íntimo, luego de la noticia del suicidio de Belén San Román luego que su ex viralizara imágenes íntimas. "Estos delitos son mucho más comunes de lo que podemos imaginar", dijo. 

"Todas las víctimas de este tipo de problemáticas, que no son delitos, demandan una actualización del Código Penal para poder principalmente radicar las denuncias. Porque al no estar contemplado, en muchas dependencias públicas, fiscalías o comisarías, no se toman las denuncias cuando hay una situación de difusión no consentida de material íntimo que no tienen un correlato de amenaza o extorsión, que si son delitos", explicó la abogada en IP Noticias. 

Además, Marina Benítez Demtschenko remarcó que hace más de 4 años, se plantea que difusión no consentida de material íntimo forme parte de los delitos contemplados en el Código Penal. "Hay proyectos de ley en curso que nunca se terminan de tratar".

 

 

Ver más
Ver más

¿Pornovenganza o sextorsión?: qué es exactamente este delito

“Que la muerte de Belén y otras Belén no sean impunes. Que la celeridad prime por sobre lo conveniente, la violencia machista en distintas modalidades MATA”, escribió en las redes sociales Jorge San Román, el padre de la víctima.

Belén San Román, una agente de la Policía Bonaerense de la ciudad de Bragado, había sido víctima de la difusión no consentida de imágenes privadas por parte de su ex pareja, Tobías Villarruel. La sección de Asuntos Internos de la fuerza decidió abrirle un sumario a ella luego de hacerse pública su situación.

La "pornovenganza" no tiene nada que ver con el porno 

El término deviene de una traducción de “Revenge Porn”, pero en realidad no es la forma correcta de decirle porque nada tiene que ver con la industria pornográfica. 

En julio de 2020 el senado dio media sanción al proyecto del ley que incluye de forma clara el delito de difusión no consentida de material íntimo en el Código Penal. La iniciativa de las prevé prisión de hasta tres años y $200.000 de multa a la persona que incurra en este delito.

Ante este tipo de situaciones, es importante hacer la denuncia en una fiscalía y conservar todo tipo de pruebas para poder iniciar la causa penal. Se puede solicitar más información en la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia
 

 

“Que la muerte de Belén y otras Belén no sean impunes. Que la celeridad prime por sobre lo conveniente, la violencia machista en distintas modalidades MATA”, escribió en las redes sociales Jorge San Román, el padre de la víctima.

Belén San Román, una agente de la Policía Bonaerense de la ciudad de Bragado, había sido víctima de la difusión no consentida de imágenes privadas por parte de su ex pareja, Tobías Villarruel. La sección de Asuntos Internos de la fuerza decidió abrirle un sumario a ella luego de hacerse pública su situación.

La "pornovenganza" no tiene nada que ver con el porno 

El término deviene de una traducción de “Revenge Porn”, pero en realidad no es la forma correcta de decirle porque nada tiene que ver con la industria pornográfica. 

En julio de 2020 el senado dio media sanción al proyecto del ley que incluye de forma clara el delito de difusión no consentida de material íntimo en el Código Penal. La iniciativa de las prevé prisión de hasta tres años y $200.000 de multa a la persona que incurra en este delito.

Ante este tipo de situaciones, es importante hacer la denuncia en una fiscalía y conservar todo tipo de pruebas para poder iniciar la causa penal. Se puede solicitar más información en la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia
 

 

Ver más
Ver más

Grooming: aumentó un 30% en el país durante la cuarentena

La organización Grooming Argentina reveló que en cuarentena el delito de grooming aumentó en un 30% en el país.

El grooming es una práctica que sucede en Internet, donde un adulto intenta elaborar lazos emocionales “de amistad” con un menor a fin de disminuir sus inhibiciones y convencerlos de enviar imágenes eróticas.

“El grooming es uno de los delitos informáticos que más creció en los últimos años, incluso antes de la cuarentena, a punto tal que se abre una investigación penal cada 13 horas en la provincia”, destacó Walter Martelo, defensor del Pueblo Adjunto de Buenos Aires y responsable del Observatorio de Niñas, Niños y Adolescentes.

El proceso de grooming no es sólo el acto: el adulto depredador consigue material íntimo del menor, así como datos personales y modos de contacto. De esta manera, puede chantajear a la víctima para que el circuito de acoso no pueda terminar. El proceso puede durar semanas o meses, provocando daños irreversibles en las víctimas.

 

La organización Grooming Argentina reveló que en cuarentena el delito de grooming aumentó en un 30% en el país.

El grooming es una práctica que sucede en Internet, donde un adulto intenta elaborar lazos emocionales “de amistad” con un menor a fin de disminuir sus inhibiciones y convencerlos de enviar imágenes eróticas.

“El grooming es uno de los delitos informáticos que más creció en los últimos años, incluso antes de la cuarentena, a punto tal que se abre una investigación penal cada 13 horas en la provincia”, destacó Walter Martelo, defensor del Pueblo Adjunto de Buenos Aires y responsable del Observatorio de Niñas, Niños y Adolescentes.

El proceso de grooming no es sólo el acto: el adulto depredador consigue material íntimo del menor, así como datos personales y modos de contacto. De esta manera, puede chantajear a la víctima para que el circuito de acoso no pueda terminar. El proceso puede durar semanas o meses, provocando daños irreversibles en las víctimas.

 

Ver más
Ver más