Estafas virtuales: perder todo en un clic

Los métodos de engaño a través de redes sociales y apps de citas se vuelven más sofisticados.

Las estafas virtuales son parte de la contracara de la tecnología cada vez más presente en la vida de las personas. Las redes sociales y aplicaciones de citas tienen sus beneficios, pero también configuran la vía de entrada para crímenes cada vez más frecuentes.

En el video, un informe de IP Telenueve con testimonios de víctimas y especialistas en ciberseguridad.

En la mayoría de los casos, este tipo de estafas y engaños apuntan al patrimonio económico y material de los usuarios.

El método puede variar según el medio de entrada: los más frecuentes son mensajes directos en redes sociales, rupturas de seguridad en sitios web, robo de contraseñas o simples engaños a través de mensajes o llamadas.

Del otro lado de la pantalla

Según estimaciones del Ministerio Público Fiscal, las estafas virtuales crecieron más de un 500% en los últimos dos años. Las denuncias aumentaron exponencialmente entre 2021 y 2022: de 4.900, pasaron a 25.000.

En muchos casos, los ciberdelitos se cometen a través de programas maliciosos que pueden alterar o extraer datos informáticos sin autorización. Sin embargo, también son comunes las estafas que apelan a la participación de la víctima como parte de un intercambio entre personas.

Los delitos virtuales económicos apuntan a cuentas bancarias, depósitos de criptomonedas, información de tarjetas de crédito o compras falsas, entre otros objetivos.

Para evitarlos es muy importante resguardar datos personales, evitando compartirlos cuando son solicitados por vías no oficiales, como correo electrónico o mensajes de texto y WhatsApp.

En otros casos, la virtualidad sirve a los delincuentes como vía de acercamiento a un robo o ataque presencial. Por eso, es recomendable chequear la identidad de las personas con las que se interactúa en medios digitales y no compartir información sensible en esos espacios.

Ver más
Ver más

Estafas piramidales: nadie está exento

Nadie está exento de caer en una estafa piramidal. Cada vez aparecen más casos y, en la era del mundo digital, estas se reconvirtieron y encontraron nuevas formas de llegar a quienes están dispuestos a hacer inversiones confiando en que recibirán retornos más grandes.

En este informe de Puntos de Vista, Sebastián Davidovsky presenta testimonios de emprendedores y trabajadores que fueron víctimas de este tipo de estafas.

Uno de los casos es el de Marcelo, quien lleva adelante un comercio de carnicería: "Teníamos que hacer una inversión: comprar criptomonedas en una billetera virtual y trasladar esos Bitcoin a esta empresa, Ganancias Deportivas, que nos garantizaba un 20% de ganancia mensual", relató.

Cuando empezó a sospechar Marcelo reclamó a la empresa, pero desestimaron sus quejas y le pidieron "no generar dudas" en otras personas engañadas con el negocio. "A mi me duele que confié en la persona que invitó, que por ganar 20 euros y una porcentaje de la plata que yo invertí, no midió las consecuencias", lamentó.

Estafa piramidal: ¿Qué es el esquema Ponzi?

Un modelo de estafa piramidal es el esquema Ponzi, que existe desde hace más de un siglo. Se trata de un tipo de fraude que consiste en lograr inversiones con la promesa de que estos inversionistas luego recibirán rendimientos del dinero entregado, que saldrá de otros inversionistas posteriores.

Cada vez que alguien nuevo ingresa, se utiliza ese dinero para pagarle a los antiguos inversores. Por lo tanto, el sistema de pago depende de que lleguen nuevos inversionistas. El esquema, inevitablemente colapsa cuando dejan de entrar miembros, ya que el flujo económico se para.

Algunas de las organizaciones que se benefician con este tipo de fraude son Generación Zoe, Adhemar Capital, Ganancias Deportivas, Vayo y Coin X. Al respecto de esta tendencia, el vicepresidente de Comisión Nacional de Valores, Sebastián Negri, explicó:

"Estamos viendo un volumen importante de denuncias, donde se pone en evidencia que hay una cantidad creciente de empresas, una especie de modelo de negocios de captación muy masiva de fondos del público para actividades mayormente no reguladas. Nos llama la atención, es una cosa nueva, y frente a eso tenemos la reacción de alertar al público, investigar e interactuar con otros organismos, e incluso con el Poder Judicial".

Con este sistema, la mayoría de las personas que hicieron inversiones pierden su dinero. Solo está asegurado que los primeros en invertir alcancen a cobrar sus rendimientos.

Los últimos esquemas ponzi tuvieron nuevas características del mundo digital. 

  • Incorporaron a famosos e influencers para amplificar el mensaje 
  • Ofrecen una plataforma para “monitorear”, supuestamente las inversiones
  • Y aprovecharon para promocionarse el fenómeno utilizaron la excusa del mundo de las criptomonedas como un activo con ganancias extraordinarias y novedosa

Nadie está exento de caer en una estafa piramidal. Cada vez aparecen más casos y, en la era del mundo digital, estas se reconvirtieron y encontraron nuevas formas de llegar a quienes están dispuestos a hacer inversiones confiando en que recibirán retornos más grandes.

En este informe de Puntos de Vista, Sebastián Davidovsky presenta testimonios de emprendedores y trabajadores que fueron víctimas de este tipo de estafas.

Uno de los casos es el de Marcelo, quien lleva adelante un comercio de carnicería: "Teníamos que hacer una inversión: comprar criptomonedas en una billetera virtual y trasladar esos Bitcoin a esta empresa, Ganancias Deportivas, que nos garantizaba un 20% de ganancia mensual", relató.

Cuando empezó a sospechar Marcelo reclamó a la empresa, pero desestimaron sus quejas y le pidieron "no generar dudas" en otras personas engañadas con el negocio. "A mi me duele que confié en la persona que invitó, que por ganar 20 euros y una porcentaje de la plata que yo invertí, no midió las consecuencias", lamentó.

Estafa piramidal: ¿Qué es el esquema Ponzi?

Un modelo de estafa piramidal es el esquema Ponzi, que existe desde hace más de un siglo. Se trata de un tipo de fraude que consiste en lograr inversiones con la promesa de que estos inversionistas luego recibirán rendimientos del dinero entregado, que saldrá de otros inversionistas posteriores.

Cada vez que alguien nuevo ingresa, se utiliza ese dinero para pagarle a los antiguos inversores. Por lo tanto, el sistema de pago depende de que lleguen nuevos inversionistas. El esquema, inevitablemente colapsa cuando dejan de entrar miembros, ya que el flujo económico se para.

Algunas de las organizaciones que se benefician con este tipo de fraude son Generación Zoe, Adhemar Capital, Ganancias Deportivas, Vayo y Coin X. Al respecto de esta tendencia, el vicepresidente de Comisión Nacional de Valores, Sebastián Negri, explicó:

"Estamos viendo un volumen importante de denuncias, donde se pone en evidencia que hay una cantidad creciente de empresas, una especie de modelo de negocios de captación muy masiva de fondos del público para actividades mayormente no reguladas. Nos llama la atención, es una cosa nueva, y frente a eso tenemos la reacción de alertar al público, investigar e interactuar con otros organismos, e incluso con el Poder Judicial".

Con este sistema, la mayoría de las personas que hicieron inversiones pierden su dinero. Solo está asegurado que los primeros en invertir alcancen a cobrar sus rendimientos.

Los últimos esquemas ponzi tuvieron nuevas características del mundo digital. 

  • Incorporaron a famosos e influencers para amplificar el mensaje 
  • Ofrecen una plataforma para “monitorear”, supuestamente las inversiones
  • Y aprovecharon para promocionarse el fenómeno utilizaron la excusa del mundo de las criptomonedas como un activo con ganancias extraordinarias y novedosa
Ver más
Ver más