Día Mundial de la Celiaquía: ¿Por qué se conmemora?

La celiaquía es una enfermedad autoinmune producida por una reacción al gluten, proteína presente en ciertos alimentos como el trigo y sus variedades, la avena, la cebada y el centeno (T.A.C.C). En Argentina ocho de cada diez celíacos no sabe que tiene la patología, mientras que a nivel mundial la padece entre el 0,6% y el 2% de la población. De ese porcentaje, el 60% son mujeres.

En diálogo con IP Noticias, la nutricionista Paz Temprano explicó: "Ser celíaco implica tener una predisposición genética, consumir gluten y en algún momento de la vida se desencadena una respuesta inmunológica, que hace que el paciente pueda expresar determinados signos o síntomas".

A qué síntomas prestar atención

Según desarrolló la profesional, en la actualidad la celiaquía no se considera una enfermedad del intestino, sino una enfermedad sistémica que afecta a todos los órganos del cuerpo. Existen, entonces, diferentes formas de presentación de síntomas asociados. Los más comunes son:

  1. Náuseas y vómitos
  2. Diarrea crónica
  3. Pérdida de peso sin motivo aparente
  4. Disminución del apetito
  5. Dolor abdominal
  6. Distensión abdominal o gases

Sin embargo, y según destaca Temprano, existen formas de presentación extraintestinal de la celiaquía: caída de cabello, piel seca, uñas quebradizas y aftas son algunas de ellas. Del mismo modo, la aparición de anemia, alteración en enzimas del higado o la afectacion del aparato reproductor femenino, en mujeres, pueden indicar que se padece la enfermedad. 

En el mismo sentido, la médica gastroenteróloga Lorena Bortot, coordinadora del Consultorio de Enfermedad Celíaca del Hospital de Clínicas José de San Martín, advierte que hoy en día la enfermedad se presenta incluso más frecuentemente con manifestaciones extradigestivas o enfermedades asociadas:

"Desde síntomas abdominales inespecíficos y variables, hasta patologías asociadas como anemia por déficit de hierro, trastornos óseos como la osteoporosis, alteración de las enzimas del hígado y las enfermedades tiroideas. Otras que pueden estar relacionadas con la enfermedad celíaca son la depresión y la fatiga crónica", detalla.

Detección y diagnóstico de la celiaquía

Según el Ministerio de Salud, una de cada 100 personas en Argentina es celíaca. La cartera nacional indicó, además, que la falta de síntomas específicos que lleva a no acudir al médico contribuye a que la mayoría de los celíacos no sepan que cursan la enfermedad. También puede ocurrir que los profesionales no sospechen de la patología por lo variable de su forma de presentación.

El diagnóstico se obtiene mediante un análisis de sangre para medir los anticuerpos al gluten y algunas proteínas que se encuentran en el intestino. Si esta prueba da positiva, es probable que se realice una biopsia del intestino delgado.

La dieta del celíaco

Las personas que tienen esta patología deben seguir una dieta sin gluten de por vida para evitar la reaparición de los síntomas y el daño intestinal. Alimentos como la carne, el pescado, las frutas, las verduras, el arroz y las papas, sin aditivos ni algunos condimentos, pueden ser ingeridos de manera natural. Las harinas hechas con alimentos sin gluten, como papa, arroz, maíz, soja, nueces, mandioca, amaranto, quinoa o trigo sarraceno, son seguras para comer.

También es cada vez más común encontrar alimentos envasados ​​sin gluten, aunque suelen ser bastante más caros que los mismos alimentos que sí contienen. "Los alimentos sustitutivos con un 300% mas caros que sus homólogos con gluten. La canasta básica de los celíacos es un 70% mas cara que la de la población no celíaca" resalta Paz Temprano.

Además de la dieta, resulta fundamental sostener un control con un profesional nutricionista experto o experta. Realizar evaluaciones para establecer que no haya contaminación cruzada o errores en el seguimiento de la dieta es muy importante.

Por eso, también se recomienda tener actualizados los listados de alimentos que se pueden consumir, ya que las contaminaciones cruzadas pueden generan bajas de lotes. La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) tiene uno de acceso libre y gratuito donde los pacientes pueden chequear medicaciones y alimentos con actualizaciones.


Podés ver Imagen Positiva con Nicolás Artusi y Paloma Bokser de lunes a viernes de 9 a 12 por la pantalla de IP

Día Mundial de la Celiaquía: ¿Por qué se conmemora?

La celiaquía es una enfermedad autoinmune producida por una reacción al gluten, proteína presente en ciertos alimentos como el trigo y sus variedades, la avena, la cebada y el centeno (T.A.C.C). En Argentina ocho de cada diez celíacos no sabe que tiene la patología, mientras que a nivel mundial la padece entre el 0,6% y el 2% de la población. De ese porcentaje, el 60% son mujeres.

En diálogo con IP Noticias, la nutricionista Paz Temprano explicó: "Ser celíaco implica tener una predisposición genética, consumir gluten y en algún momento de la vida se desencadena una respuesta inmunológica, que hace que el paciente pueda expresar determinados signos o síntomas".

A qué síntomas prestar atención

Según desarrolló la profesional, en la actualidad la celiaquía no se considera una enfermedad del intestino, sino una enfermedad sistémica que afecta a todos los órganos del cuerpo. Existen, entonces, diferentes formas de presentación de síntomas asociados. Los más comunes son:

  1. Náuseas y vómitos
  2. Diarrea crónica
  3. Pérdida de peso sin motivo aparente
  4. Disminución del apetito
  5. Dolor abdominal
  6. Distensión abdominal o gases

Sin embargo, y según destaca Temprano, existen formas de presentación extraintestinal de la celiaquía: caída de cabello, piel seca, uñas quebradizas y aftas son algunas de ellas. Del mismo modo, la aparición de anemia, alteración en enzimas del higado o la afectacion del aparato reproductor femenino, en mujeres, pueden indicar que se padece la enfermedad. 

En el mismo sentido, la médica gastroenteróloga Lorena Bortot, coordinadora del Consultorio de Enfermedad Celíaca del Hospital de Clínicas José de San Martín, advierte que hoy en día la enfermedad se presenta incluso más frecuentemente con manifestaciones extradigestivas o enfermedades asociadas:

"Desde síntomas abdominales inespecíficos y variables, hasta patologías asociadas como anemia por déficit de hierro, trastornos óseos como la osteoporosis, alteración de las enzimas del hígado y las enfermedades tiroideas. Otras que pueden estar relacionadas con la enfermedad celíaca son la depresión y la fatiga crónica", detalla.

Detección y diagnóstico de la celiaquía

Según el Ministerio de Salud, una de cada 100 personas en Argentina es celíaca. La cartera nacional indicó, además, que la falta de síntomas específicos que lleva a no acudir al médico contribuye a que la mayoría de los celíacos no sepan que cursan la enfermedad. También puede ocurrir que los profesionales no sospechen de la patología por lo variable de su forma de presentación.

El diagnóstico se obtiene mediante un análisis de sangre para medir los anticuerpos al gluten y algunas proteínas que se encuentran en el intestino. Si esta prueba da positiva, es probable que se realice una biopsia del intestino delgado.

La dieta del celíaco

Las personas que tienen esta patología deben seguir una dieta sin gluten de por vida para evitar la reaparición de los síntomas y el daño intestinal. Alimentos como la carne, el pescado, las frutas, las verduras, el arroz y las papas, sin aditivos ni algunos condimentos, pueden ser ingeridos de manera natural. Las harinas hechas con alimentos sin gluten, como papa, arroz, maíz, soja, nueces, mandioca, amaranto, quinoa o trigo sarraceno, son seguras para comer.

También es cada vez más común encontrar alimentos envasados ​​sin gluten, aunque suelen ser bastante más caros que los mismos alimentos que sí contienen. "Los alimentos sustitutivos con un 300% mas caros que sus homólogos con gluten. La canasta básica de los celíacos es un 70% mas cara que la de la población no celíaca" resalta Paz Temprano.

Además de la dieta, resulta fundamental sostener un control con un profesional nutricionista experto o experta. Realizar evaluaciones para establecer que no haya contaminación cruzada o errores en el seguimiento de la dieta es muy importante.

Por eso, también se recomienda tener actualizados los listados de alimentos que se pueden consumir, ya que las contaminaciones cruzadas pueden generan bajas de lotes. La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) tiene uno de acceso libre y gratuito donde los pacientes pueden chequear medicaciones y alimentos con actualizaciones.


Podés ver Imagen Positiva con Nicolás Artusi y Paloma Bokser de lunes a viernes de 9 a 12 por la pantalla de IP

La celiaquía es una enfermedad autoinmune producida por una reacción al gluten, proteína presente en ciertos alimentos como el trigo y sus variedades, la avena, la cebada y el centeno (T.A.C.C). En Argentina ocho de cada diez celíacos no sabe que tiene la patología, mientras que a nivel mundial la padece entre el 0,6% y el 2% de la población. De ese porcentaje, el 60% son mujeres.

En diálogo con IP Noticias, la nutricionista Paz Temprano explicó: "Ser celíaco implica tener una predisposición genética, consumir gluten y en algún momento de la vida se desencadena una respuesta inmunológica, que hace que el paciente pueda expresar determinados signos o síntomas".

A qué síntomas prestar atención

Según desarrolló la profesional, en la actualidad la celiaquía no se considera una enfermedad del intestino, sino una enfermedad sistémica que afecta a todos los órganos del cuerpo. Existen, entonces, diferentes formas de presentación de síntomas asociados. Los más comunes son:

  1. Náuseas y vómitos
  2. Diarrea crónica
  3. Pérdida de peso sin motivo aparente
  4. Disminución del apetito
  5. Dolor abdominal
  6. Distensión abdominal o gases

Sin embargo, y según destaca Temprano, existen formas de presentación extraintestinal de la celiaquía: caída de cabello, piel seca, uñas quebradizas y aftas son algunas de ellas. Del mismo modo, la aparición de anemia, alteración en enzimas del higado o la afectacion del aparato reproductor femenino, en mujeres, pueden indicar que se padece la enfermedad. 

En el mismo sentido, la médica gastroenteróloga Lorena Bortot, coordinadora del Consultorio de Enfermedad Celíaca del Hospital de Clínicas José de San Martín, advierte que hoy en día la enfermedad se presenta incluso más frecuentemente con manifestaciones extradigestivas o enfermedades asociadas:

"Desde síntomas abdominales inespecíficos y variables, hasta patologías asociadas como anemia por déficit de hierro, trastornos óseos como la osteoporosis, alteración de las enzimas del hígado y las enfermedades tiroideas. Otras que pueden estar relacionadas con la enfermedad celíaca son la depresión y la fatiga crónica", detalla.

Detección y diagnóstico de la celiaquía

Según el Ministerio de Salud, una de cada 100 personas en Argentina es celíaca. La cartera nacional indicó, además, que la falta de síntomas específicos que lleva a no acudir al médico contribuye a que la mayoría de los celíacos no sepan que cursan la enfermedad. También puede ocurrir que los profesionales no sospechen de la patología por lo variable de su forma de presentación.

El diagnóstico se obtiene mediante un análisis de sangre para medir los anticuerpos al gluten y algunas proteínas que se encuentran en el intestino. Si esta prueba da positiva, es probable que se realice una biopsia del intestino delgado.

La dieta del celíaco

Las personas que tienen esta patología deben seguir una dieta sin gluten de por vida para evitar la reaparición de los síntomas y el daño intestinal. Alimentos como la carne, el pescado, las frutas, las verduras, el arroz y las papas, sin aditivos ni algunos condimentos, pueden ser ingeridos de manera natural. Las harinas hechas con alimentos sin gluten, como papa, arroz, maíz, soja, nueces, mandioca, amaranto, quinoa o trigo sarraceno, son seguras para comer.

También es cada vez más común encontrar alimentos envasados ​​sin gluten, aunque suelen ser bastante más caros que los mismos alimentos que sí contienen. "Los alimentos sustitutivos con un 300% mas caros que sus homólogos con gluten. La canasta básica de los celíacos es un 70% mas cara que la de la población no celíaca" resalta Paz Temprano.

Además de la dieta, resulta fundamental sostener un control con un profesional nutricionista experto o experta. Realizar evaluaciones para establecer que no haya contaminación cruzada o errores en el seguimiento de la dieta es muy importante.

Por eso, también se recomienda tener actualizados los listados de alimentos que se pueden consumir, ya que las contaminaciones cruzadas pueden generan bajas de lotes. La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) tiene uno de acceso libre y gratuito donde los pacientes pueden chequear medicaciones y alimentos con actualizaciones.


Podés ver Imagen Positiva con Nicolás Artusi y Paloma Bokser de lunes a viernes de 9 a 12 por la pantalla de IP

Ver más
Ver más