VIH en Argentina: un radiografía de los datos actuales sobre el virus

En Argentina hay 140.800 personas que viven con VIH, el virus de inmunodeficiencia humana.

Según datos del Ministerio de Salud, cada año se notifican alrededor de 5.300 nuevas infecciones (15 por día en promedio), de las cuales el 30,1 por ciento se diagnostican en un estadío avanzado. Aunque el testeo en el país es gratuito, rápido y confidencial, 1 de cada 10 personas que viven con el virus no lo saben.

En el video, un repaso por la información más importante sobre causas, tratamiento, transmisión y prevención de VIH en Argentina. 

Una de las mayores problemáticas tanto para los pacientes como para la eficacia en la prevención es el grado de desinformación. El VIH no tiene cura, pero hay tratamientos que permiten mantener una expectativa de vida similar a la de quienes no lo portan.

Sin embargo, en Argentina mueren 1.800 personas por año a causa de la enfermedad, de las cuales el 20% son menores de 34 años. Por eso, conocer más sobre su transmisión y prevención ayuda a salvar vidas.

Formas de transmisión y prevención

El 98% de las infecciones en el país se producen por mantener relaciones sexuales sin protección. Esta es la principal vía de transmisión del VIH, que también puede contagiarse por contacto de la sangre con lesiones abiertas en la piel, heridas o las membranas mucosas de una persona portadora del virus.

Por el contrario, el VIH no se transmite al besar, abrazar, ni en las relaciones sexuales en las que se usa correctamente el preservativo. Tampoco al compartir vajilla, mate, intercambiar ropa, usar el mismo baño, la cama o la pileta.

Por estas razones, el método más eficaz y simple de prevención del virus es el uso correcto de preservativo. Otra opción es la administración indicada de profilácticos preexposición (PrEP); se trata de medicamentos en pastillas o inyectables que pueden reducir hasta un 99 por ciento las posibilidades de contraer el virus.

Por otra parte, los profilácticos postexposición (PEP) son una alternativa en caso de haber estado expuesto al virus. Esta medicación debe utilizarse solo en casos de emergencia e iniciarse dentro de las 72 horas del episodio de potencial exposición al VIH.

¿VIH o SIDA?

La etapa avanzada de la infección del VIH se denomina Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida, mejor conocido como SIDA. Esto significa que las personas que tienen HIV no siempre desarrollan SIDA, lo cual se confunde a menudo.

Con un diagnóstico temprano a través de un testeo de VIH, es posible iniciar a tiempo el tratamiento para controlar la infección y evitar el desarrollo del SIDA.

Cuando una persona portadora del virus accede al tratamiento retroviral y su carga viral es indetectable por al menos 6 meses, no transmite el VIH por vía sexual. Este concepto se sintetiza en la consigna Indetectable = Intransmisible (I=I).

VIH en Argentina: un radiografía de los datos actuales sobre el virus

En Argentina hay 140.800 personas que viven con VIH, el virus de inmunodeficiencia humana.

Según datos del Ministerio de Salud, cada año se notifican alrededor de 5.300 nuevas infecciones (15 por día en promedio), de las cuales el 30,1 por ciento se diagnostican en un estadío avanzado. Aunque el testeo en el país es gratuito, rápido y confidencial, 1 de cada 10 personas que viven con el virus no lo saben.

En el video, un repaso por la información más importante sobre causas, tratamiento, transmisión y prevención de VIH en Argentina. 

Una de las mayores problemáticas tanto para los pacientes como para la eficacia en la prevención es el grado de desinformación. El VIH no tiene cura, pero hay tratamientos que permiten mantener una expectativa de vida similar a la de quienes no lo portan.

Sin embargo, en Argentina mueren 1.800 personas por año a causa de la enfermedad, de las cuales el 20% son menores de 34 años. Por eso, conocer más sobre su transmisión y prevención ayuda a salvar vidas.

Formas de transmisión y prevención

El 98% de las infecciones en el país se producen por mantener relaciones sexuales sin protección. Esta es la principal vía de transmisión del VIH, que también puede contagiarse por contacto de la sangre con lesiones abiertas en la piel, heridas o las membranas mucosas de una persona portadora del virus.

Por el contrario, el VIH no se transmite al besar, abrazar, ni en las relaciones sexuales en las que se usa correctamente el preservativo. Tampoco al compartir vajilla, mate, intercambiar ropa, usar el mismo baño, la cama o la pileta.

Por estas razones, el método más eficaz y simple de prevención del virus es el uso correcto de preservativo. Otra opción es la administración indicada de profilácticos preexposición (PrEP); se trata de medicamentos en pastillas o inyectables que pueden reducir hasta un 99 por ciento las posibilidades de contraer el virus.

Por otra parte, los profilácticos postexposición (PEP) son una alternativa en caso de haber estado expuesto al virus. Esta medicación debe utilizarse solo en casos de emergencia e iniciarse dentro de las 72 horas del episodio de potencial exposición al VIH.

¿VIH o SIDA?

La etapa avanzada de la infección del VIH se denomina Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida, mejor conocido como SIDA. Esto significa que las personas que tienen HIV no siempre desarrollan SIDA, lo cual se confunde a menudo.

Con un diagnóstico temprano a través de un testeo de VIH, es posible iniciar a tiempo el tratamiento para controlar la infección y evitar el desarrollo del SIDA.

Cuando una persona portadora del virus accede al tratamiento retroviral y su carga viral es indetectable por al menos 6 meses, no transmite el VIH por vía sexual. Este concepto se sintetiza en la consigna Indetectable = Intransmisible (I=I).

En Argentina hay 140.800 personas que viven con VIH, el virus de inmunodeficiencia humana.

Según datos del Ministerio de Salud, cada año se notifican alrededor de 5.300 nuevas infecciones (15 por día en promedio), de las cuales el 30,1 por ciento se diagnostican en un estadío avanzado. Aunque el testeo en el país es gratuito, rápido y confidencial, 1 de cada 10 personas que viven con el virus no lo saben.

En el video, un repaso por la información más importante sobre causas, tratamiento, transmisión y prevención de VIH en Argentina. 

Una de las mayores problemáticas tanto para los pacientes como para la eficacia en la prevención es el grado de desinformación. El VIH no tiene cura, pero hay tratamientos que permiten mantener una expectativa de vida similar a la de quienes no lo portan.

Sin embargo, en Argentina mueren 1.800 personas por año a causa de la enfermedad, de las cuales el 20% son menores de 34 años. Por eso, conocer más sobre su transmisión y prevención ayuda a salvar vidas.

Formas de transmisión y prevención

El 98% de las infecciones en el país se producen por mantener relaciones sexuales sin protección. Esta es la principal vía de transmisión del VIH, que también puede contagiarse por contacto de la sangre con lesiones abiertas en la piel, heridas o las membranas mucosas de una persona portadora del virus.

Por el contrario, el VIH no se transmite al besar, abrazar, ni en las relaciones sexuales en las que se usa correctamente el preservativo. Tampoco al compartir vajilla, mate, intercambiar ropa, usar el mismo baño, la cama o la pileta.

Por estas razones, el método más eficaz y simple de prevención del virus es el uso correcto de preservativo. Otra opción es la administración indicada de profilácticos preexposición (PrEP); se trata de medicamentos en pastillas o inyectables que pueden reducir hasta un 99 por ciento las posibilidades de contraer el virus.

Por otra parte, los profilácticos postexposición (PEP) son una alternativa en caso de haber estado expuesto al virus. Esta medicación debe utilizarse solo en casos de emergencia e iniciarse dentro de las 72 horas del episodio de potencial exposición al VIH.

¿VIH o SIDA?

La etapa avanzada de la infección del VIH se denomina Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida, mejor conocido como SIDA. Esto significa que las personas que tienen HIV no siempre desarrollan SIDA, lo cual se confunde a menudo.

Con un diagnóstico temprano a través de un testeo de VIH, es posible iniciar a tiempo el tratamiento para controlar la infección y evitar el desarrollo del SIDA.

Cuando una persona portadora del virus accede al tratamiento retroviral y su carga viral es indetectable por al menos 6 meses, no transmite el VIH por vía sexual. Este concepto se sintetiza en la consigna Indetectable = Intransmisible (I=I).

Ver más
Ver más