Procesaron a Sabag Montiel y a Uliarte por intento de asesinato a Cristina Kirchner

Sabag Montiel y Urialte fueron procesados con prisión preventiva por haber intentado asesinar a la vicepresidenta, Cristina Kirchner.

La jueza federal María Eugenia Capuchetti procesó con prisión preventiva a Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte por haber intentado asesinar a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner

La magistrada los definió jurídicamente como "coautores" del delito "tentativa de homicidio calificado", por el ataque concretado el pasado 1° de septiembre, cuando la exmandataria saludaba a los manifestantes que fueron a expresarle su apoyo a la puerta de su casa, en el cruce de las calles Juncal y Uruguay, del barrio porteño de Recoleta.

Según informó a IP Noticias el periodista Alfredo Izaguirre, los abogados defensores de Sabag Montiel y Uliarte, evaluarían presentar una apelación a la medida tomada por Capuchetti.

"Podrían solicitar, como parte, una perita psiquiátrica donde den cuenta los dichos de muchas personas: que Brenda es manipulable, es fabuladora, y agarrarse de eso para levantar el procesamiento o estar bajo custodia especial", detalló, respecto a la situación de la joven apuntada como organizadora del atentado.

Como parte de la resolución judicial, la jueza también dictó la traba de embargos sobre bienes de los procesados por 100 millones de pesos a cada uno.

La compra del arma

Según resolvió la jueza, los sucesos de la noche del 1 de septiembre fueron "el capítulo final del plan delictivo que previamente habían acordado, diseñado y estudiado".

La reconstrucción que llevó a esa conclusión fue posible, señaló, gracias al análisis que realizó la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) de la información contenida en los teléfonos celulares secuestrados a ambos.

En base a esa fuente de pruebas, la Justicia dio por probado que Uliarte adquirió el arma Bersa calibre .32 con que Sabag Montiel intentó asesinar a la expresidenta.

Uno de los mensajes tomados como prueba data del 22 de abril, cuando Uliarte comentó a un contacto identificado como Serena: "Si tengo un fierro lo compré porque mi ex está jede". El mismo día envió otro mensaje a otro contacto agendado: "Fran: tranqui no va a pasar nada… es mío el fierro".

Más adelante, la ahora procesada enviaría el mensaje por el que la jueza entiende que hubo premeditación para atentar contra la vicepresidenta. Fue el 4 de julio, cuando se dirigió a Agustina Díaz: "Voy con el fierro y le pego un tiro a Cristina… me dan los ovarios para hacerlo … el tema es cómo, porque la vieja tiene seguridad".

El perfil de los procesados

Fernando Sabag Montiel, de 35 años y nacionalidad brasileña, es el hombre que le apuntó y gatilló en la cara a la dos veces expresidenta, con un pistola Bersa calibre 32. El arma tenía cinco balas en el cargador, pero los disparos fallaron.

El detenido tiene antecedentes penales que remiten a marzo de 2021, cuando fue encausado por una contravención, al portar un arma no convencional en La Paternal, donde residiría.

Brenda Uliarte, de 23 y pareja de Sabag Montiel y para los investigadores es quien planificó el ataque junto al agresor. Según pruebas que surgieron del peritaje de su celular, la joven admitió en mensajes de texto que estaba ideando un plan para asesinar a la vicepresidenta. 

Procesaron a Sabag Montiel y a Uliarte por intento de asesinato a Cristina Kirchner

La jueza federal María Eugenia Capuchetti procesó con prisión preventiva a Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte por haber intentado asesinar a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner

La magistrada los definió jurídicamente como "coautores" del delito "tentativa de homicidio calificado", por el ataque concretado el pasado 1° de septiembre, cuando la exmandataria saludaba a los manifestantes que fueron a expresarle su apoyo a la puerta de su casa, en el cruce de las calles Juncal y Uruguay, del barrio porteño de Recoleta.

Según informó a IP Noticias el periodista Alfredo Izaguirre, los abogados defensores de Sabag Montiel y Uliarte, evaluarían presentar una apelación a la medida tomada por Capuchetti.

"Podrían solicitar, como parte, una perita psiquiátrica donde den cuenta los dichos de muchas personas: que Brenda es manipulable, es fabuladora, y agarrarse de eso para levantar el procesamiento o estar bajo custodia especial", detalló, respecto a la situación de la joven apuntada como organizadora del atentado.

Como parte de la resolución judicial, la jueza también dictó la traba de embargos sobre bienes de los procesados por 100 millones de pesos a cada uno.

La compra del arma

Según resolvió la jueza, los sucesos de la noche del 1 de septiembre fueron "el capítulo final del plan delictivo que previamente habían acordado, diseñado y estudiado".

La reconstrucción que llevó a esa conclusión fue posible, señaló, gracias al análisis que realizó la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) de la información contenida en los teléfonos celulares secuestrados a ambos.

En base a esa fuente de pruebas, la Justicia dio por probado que Uliarte adquirió el arma Bersa calibre .32 con que Sabag Montiel intentó asesinar a la expresidenta.

Uno de los mensajes tomados como prueba data del 22 de abril, cuando Uliarte comentó a un contacto identificado como Serena: "Si tengo un fierro lo compré porque mi ex está jede". El mismo día envió otro mensaje a otro contacto agendado: "Fran: tranqui no va a pasar nada… es mío el fierro".

Más adelante, la ahora procesada enviaría el mensaje por el que la jueza entiende que hubo premeditación para atentar contra la vicepresidenta. Fue el 4 de julio, cuando se dirigió a Agustina Díaz: "Voy con el fierro y le pego un tiro a Cristina… me dan los ovarios para hacerlo … el tema es cómo, porque la vieja tiene seguridad".

El perfil de los procesados

Fernando Sabag Montiel, de 35 años y nacionalidad brasileña, es el hombre que le apuntó y gatilló en la cara a la dos veces expresidenta, con un pistola Bersa calibre 32. El arma tenía cinco balas en el cargador, pero los disparos fallaron.

El detenido tiene antecedentes penales que remiten a marzo de 2021, cuando fue encausado por una contravención, al portar un arma no convencional en La Paternal, donde residiría.

Brenda Uliarte, de 23 y pareja de Sabag Montiel y para los investigadores es quien planificó el ataque junto al agresor. Según pruebas que surgieron del peritaje de su celular, la joven admitió en mensajes de texto que estaba ideando un plan para asesinar a la vicepresidenta. 

La jueza federal María Eugenia Capuchetti procesó con prisión preventiva a Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte por haber intentado asesinar a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner

La magistrada los definió jurídicamente como "coautores" del delito "tentativa de homicidio calificado", por el ataque concretado el pasado 1° de septiembre, cuando la exmandataria saludaba a los manifestantes que fueron a expresarle su apoyo a la puerta de su casa, en el cruce de las calles Juncal y Uruguay, del barrio porteño de Recoleta.

Según informó a IP Noticias el periodista Alfredo Izaguirre, los abogados defensores de Sabag Montiel y Uliarte, evaluarían presentar una apelación a la medida tomada por Capuchetti.

"Podrían solicitar, como parte, una perita psiquiátrica donde den cuenta los dichos de muchas personas: que Brenda es manipulable, es fabuladora, y agarrarse de eso para levantar el procesamiento o estar bajo custodia especial", detalló, respecto a la situación de la joven apuntada como organizadora del atentado.

Como parte de la resolución judicial, la jueza también dictó la traba de embargos sobre bienes de los procesados por 100 millones de pesos a cada uno.

La compra del arma

Según resolvió la jueza, los sucesos de la noche del 1 de septiembre fueron "el capítulo final del plan delictivo que previamente habían acordado, diseñado y estudiado".

La reconstrucción que llevó a esa conclusión fue posible, señaló, gracias al análisis que realizó la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) de la información contenida en los teléfonos celulares secuestrados a ambos.

En base a esa fuente de pruebas, la Justicia dio por probado que Uliarte adquirió el arma Bersa calibre .32 con que Sabag Montiel intentó asesinar a la expresidenta.

Uno de los mensajes tomados como prueba data del 22 de abril, cuando Uliarte comentó a un contacto identificado como Serena: "Si tengo un fierro lo compré porque mi ex está jede". El mismo día envió otro mensaje a otro contacto agendado: "Fran: tranqui no va a pasar nada… es mío el fierro".

Más adelante, la ahora procesada enviaría el mensaje por el que la jueza entiende que hubo premeditación para atentar contra la vicepresidenta. Fue el 4 de julio, cuando se dirigió a Agustina Díaz: "Voy con el fierro y le pego un tiro a Cristina… me dan los ovarios para hacerlo … el tema es cómo, porque la vieja tiene seguridad".

El perfil de los procesados

Fernando Sabag Montiel, de 35 años y nacionalidad brasileña, es el hombre que le apuntó y gatilló en la cara a la dos veces expresidenta, con un pistola Bersa calibre 32. El arma tenía cinco balas en el cargador, pero los disparos fallaron.

El detenido tiene antecedentes penales que remiten a marzo de 2021, cuando fue encausado por una contravención, al portar un arma no convencional en La Paternal, donde residiría.

Brenda Uliarte, de 23 y pareja de Sabag Montiel y para los investigadores es quien planificó el ataque junto al agresor. Según pruebas que surgieron del peritaje de su celular, la joven admitió en mensajes de texto que estaba ideando un plan para asesinar a la vicepresidenta. 

Ver más
Ver más