Srta. Bimbo: "No soy adoptada, soy apropiada"

La actriz dio detalles sobre su historia de vida y cómo vive la búsqueda de su identidad.

La comediante María Virginia Godoy, más conocida como la Señorita Bimbo, habló sobre cuestiones artísticas y personales como sus inicios en los medios, la utilización de las redes para crear contenidos y su historia de apropiación. "Todos los conceptos de la vida cotidiana me hacen ruido. Es un mundo y un sistema donde mucha gente no la pasa bien, incluso más allá de lo socioeconómico", destacó entrevistada por Pía Slapka para El Planeta Urbano

El origen de su apodo

"El apodo me lo pusieron mis amigues a los 17 años. Después me hice redes sociales y me puse el señorita para que sepan que era una mujer. Señora no voy a ser nunca, porque eso implica que haya un señor y no me voy a casar. Hay cosas que una señora no hace y también hay algo de retraso madurativo que me lleva a creer que tengo 25", declaró la actriz, entre risas. 

Además, la artista analizó cómo se lleva con las redes sociales y el impacto que generan algunas de sus declaraciones. "El aire es peligroso porque estás en vivo y se te va la lengua. A veces te subís a una y te cortan para las redes y quedás mal o como que quisiste lastimar a alguien pero en realidad querías hacer un chiste", resaltó. 

Una artista polémica

En este contexto, Bimbo reflexionó sobre su forma de ser en los medios, donde se muestra con un sentido del humor ácido y picante.

 "Todos los conceptos de la vida cotidiana me hacen ruido. Es un mundo y un sistema donde mucha gente no la pasa bien, incluso más allá de lo socioeconómico. Hay una estructura de producción y tensión constante donde existe una norma para todo: desde cómo tenés que ser, cómo tenés que verte, qué es el éxito y qué es estar cuerdo. Creo que así la pasamos mal todos un poco. Es algo que trasciende el país y la economía porque es un sistema complejo", explicó respecto a sus constantes cuestionamientos y miradas a lo que la rodea. 

Pandemia y depresión

Por otro lado, la comediante recordó las etapas que vivió en su proceso de recuperación de períodos depresivos y cuestionó a los que creen que la depresión es "una enfermedad menor":

 "Dicen que con la pandemia subió el índice de personas con depresión, que es una enfermedad muy difícil de diagnosticar. La gente piensa que es un problema de personas con la panza llena, o que porque no tenés nada que hacer te deprimís y no. Para mí no subieron los casos, sino que mucha gente fue consciente de lo que sentía y de que no la estaba pasando bien y recurrió a algún tipo de ayuda", destacó. 

En este plano, Bimbo explicó que trabajó durante diez años de maquilladora en los medios y que le "hervía la sangre" por estar del otro lado de la pantalla. "Creía que estaba cerca, pero en realidad estaba lejos. Conocí gente copada pero hay algo de estar en sintonía con lo que uno quiere hacer que después lo gestionás. Mi psicólogo me ayudó a poder hacer lo que tenía ganas. Siempre hay que trabajar en eso y hay que perderle el miedo a ir a terapia y a la palabra psiquiatra. A mí me sacó adelante un tratamiento y tomar medicación durante un tiempo", declaró. 

"Más que perdonar, acepté la realidad"

Además, la actriz y militante feminista indagó sobre su historia personal de apropiación.

"Yo no soy adoptada, soy apropiada. La adopción tiene un tránsito, un valor, es otra cosa. A partir de mi apropiación fue todo raro en mi familia. Hay edades en las que necesitás no ser tan extraño para los pares. De chica iba a colegios random en el que todo lo que yo era, era raro. Mi mamá era rara, su trabajo de actríz era raro y todo era así porque venía de una casa muy difícil de gente complicada. Más que perdonar, acepté la realidad y aprendí a acompañarlos en otro momento de sus vidas sin cuestionarles cosas, porque son viejitos y necesitaban que yo esté en otro lugar", reflexionó. 

El Planeta Urbano se emite por IP todos los sábados a las 22:00 con la conducción de Pía Slapka.

 

Ver más
Ver más

Sebastián Presta: "El humor me descubrió a mi"

El actor y comediante tuvo su momento en El Planeta Urbano, donde contó cómo construyó sus personajes y cómo se enamoró de las múltiples caras de la comedia.
El actor y comediante tuvo su momento en El Planeta Urbano, donde contó cómo construyó sus personajes y cómo se enamoró de las múltiples caras de la comedia.
Ver más
Ver más

A 57 años de la primera publicación de Mafalda

El 29 de septiembre de 1964 en una revista literaria, hizo su aparición el personaje más querible y universal del dibujante y humorista Quino.
El 29 de septiembre de 1964 en una revista literaria, hizo su aparición el personaje más querible y universal del dibujante y humorista Quino.
Ver más
Ver más

Fontanarrosa, mucho más que un humorista

La huella cultural de Roberto Fontanarrosa, “el negro”, se proyecta más allá de su riquísima producción como humorista, escritor, guionista, dibujante e incluso, sempiterno parroquiano de bar en reuniones con amigos en su Rosario natal. Creador de varios de los grandes personajes de la historieta argentina en todas sus variantes (Inododo Pereyra, Boogie el aceitoso), dibujó además incontables otras viñetas, con ocurrentes chistes sobre fútbol o agudas visiones de la vida cotidiana. Tenía un particular manejo de la ironía, la sátira y los juegos de palabras para describir situaciones y personajes. 

Como escritor, fue un autor extraordinario. Y prolífico: publicó casi 300 cuentos, reunidos en una docena de libros, además de tres novelas y un par de recopilaciones de crónicas deportivas que inevitablemente decantaban hacia su pasión, la pasión de una mayoría de argentinos y argentinas: el fútbol. El inolvidable cuento “19 de diciembre de 1971” -un relato tierno y absurdo sobre un histórico partido entre Rosario Central y Newell 's jugado en la cancha de River aquel día- siempre aparece primero en las encuestas sobre el mejor cuento de fútbol escrito en Argentina. Cabe aquí, ya es necesario, mencionar que la pasión futbolera de Fontanarrosa se resumía en dos palabras: Rosario Central. Fontanarrosa, como Alberto Olmedo, el Che Guevara y Fito Páez, era canaya (así, con “y”). 

Pero no solamente escribió de fútbol. Su talento para retratar escenas de la vida cotidiana argentina, las vicisitudes de sus personajes y cada una de sus frases, potenciaban la empatía del lector. Su rol de “colaborador creativo” de Les Luthiers, por ejemplo, potenció el alcance de su ingenio: aportaba chistes o ideas disparadoras para varios de los grandes éxitos del genial grupo musical-humorístico. Lo hizo desde 1979 hasta el final de sus días.  Clásicos lutherianos como “La gallina dijo Eureka” o “El sendero de Warren Sánchez” contaron, en su origen, con su participación.

Fue distinguido con múltiples premios, entre ellos: Premio Konex en 1992, Premio Konex de Platino en 1994 y, en 2006, el Senado le otorgó la Mención de Honor “Domingo Faustino Sarmiento” por su aporte a la cultura argentina. A sus 62 años, falleció en Rosario el 19 de julio de 2007. A 14 años de ese día triste, sin embargo, podemos sonreír con el recuerdo de sus ocurrentes frases, todos sus inolvidables personajes y el peso específico de una obra literaria realmente popular. 

 

La huella cultural de Roberto Fontanarrosa, “el negro”, se proyecta más allá de su riquísima producción como humorista, escritor, guionista, dibujante e incluso, sempiterno parroquiano de bar en reuniones con amigos en su Rosario natal. Creador de varios de los grandes personajes de la historieta argentina en todas sus variantes (Inododo Pereyra, Boogie el aceitoso), dibujó además incontables otras viñetas, con ocurrentes chistes sobre fútbol o agudas visiones de la vida cotidiana. Tenía un particular manejo de la ironía, la sátira y los juegos de palabras para describir situaciones y personajes. 

Como escritor, fue un autor extraordinario. Y prolífico: publicó casi 300 cuentos, reunidos en una docena de libros, además de tres novelas y un par de recopilaciones de crónicas deportivas que inevitablemente decantaban hacia su pasión, la pasión de una mayoría de argentinos y argentinas: el fútbol. El inolvidable cuento “19 de diciembre de 1971” -un relato tierno y absurdo sobre un histórico partido entre Rosario Central y Newell 's jugado en la cancha de River aquel día- siempre aparece primero en las encuestas sobre el mejor cuento de fútbol escrito en Argentina. Cabe aquí, ya es necesario, mencionar que la pasión futbolera de Fontanarrosa se resumía en dos palabras: Rosario Central. Fontanarrosa, como Alberto Olmedo, el Che Guevara y Fito Páez, era canaya (así, con “y”). 

Pero no solamente escribió de fútbol. Su talento para retratar escenas de la vida cotidiana argentina, las vicisitudes de sus personajes y cada una de sus frases, potenciaban la empatía del lector. Su rol de “colaborador creativo” de Les Luthiers, por ejemplo, potenció el alcance de su ingenio: aportaba chistes o ideas disparadoras para varios de los grandes éxitos del genial grupo musical-humorístico. Lo hizo desde 1979 hasta el final de sus días.  Clásicos lutherianos como “La gallina dijo Eureka” o “El sendero de Warren Sánchez” contaron, en su origen, con su participación.

Fue distinguido con múltiples premios, entre ellos: Premio Konex en 1992, Premio Konex de Platino en 1994 y, en 2006, el Senado le otorgó la Mención de Honor “Domingo Faustino Sarmiento” por su aporte a la cultura argentina. A sus 62 años, falleció en Rosario el 19 de julio de 2007. A 14 años de ese día triste, sin embargo, podemos sonreír con el recuerdo de sus ocurrentes frases, todos sus inolvidables personajes y el peso específico de una obra literaria realmente popular. 

 

Ver más
Ver más

Federico Simonetti y su "País de Boludos"

El conductor y humorista Federico Simonetti dialogó sobre su presente artístico con Nicolás Artusi en el Café del Día de Imagen Positiva. Simonetti recordó cómo fueron los inicios de "País de Boludos", el resumen periodístico creado por él mismo, que mezcla información con humor. "Como comediante de stand up sentía en la necesidad de hacer un contenido en redes sociales que fusione el humor con mi actividad periodística. En ese momento trabajaba en la radio hasta la medianoche y me levantaba al mediodía. Ahí pensaba que estaría bueno tener un resumen de noticias a esa hora, y empecé a hacerlo por Instagram", explicó el artista. 

Además, Simonetti dio detalles de los comienzos del canal de YouTube que hoy tiene 163 mil seguidores. "Lo pensamos como un "Late Night Show" con invitados pero nos costaba conseguirlos porque nadie quería venir a un programa que se llamara "País de Boludos" (risas). Así que terminamos con un formato más de escritorio, similar al del comediante John Oliver, de ponerle YouTube a las noticias", declaró. 

Podés ver Imagen Positiva de lunes a viernes con Paloma Bosker y Nicolás Artusi de 9 hs a 12 hs por IP Noticias

El conductor y humorista Federico Simonetti dialogó sobre su presente artístico con Nicolás Artusi en el Café del Día de Imagen Positiva. Simonetti recordó cómo fueron los inicios de "País de Boludos", el resumen periodístico creado por él mismo, que mezcla información con humor. "Como comediante de stand up sentía en la necesidad de hacer un contenido en redes sociales que fusione el humor con mi actividad periodística. En ese momento trabajaba en la radio hasta la medianoche y me levantaba al mediodía. Ahí pensaba que estaría bueno tener un resumen de noticias a esa hora, y empecé a hacerlo por Instagram", explicó el artista. 

Además, Simonetti dio detalles de los comienzos del canal de YouTube que hoy tiene 163 mil seguidores. "Lo pensamos como un "Late Night Show" con invitados pero nos costaba conseguirlos porque nadie quería venir a un programa que se llamara "País de Boludos" (risas). Así que terminamos con un formato más de escritorio, similar al del comediante John Oliver, de ponerle YouTube a las noticias", declaró. 

Podés ver Imagen Positiva de lunes a viernes con Paloma Bosker y Nicolás Artusi de 9 hs a 12 hs por IP Noticias

Ver más
Ver más

Sebastián Wainraich: "Soy cholulo pero no quiero lastimar a nadie"

El primer amor de Sebastián Wainraich fue la radio. Ahora, la nueva forma de "Vuelta y media" −con Pablo Fábregas y Julieta Pink− le pide adaptarse a lo visual: ya no es solo voz, la radio implica cámaras; y su genio se transmite también por YouTube, Twitch y televisión. "Es como un "Gran hermano", están ahí de espías, mirándonos", dice el conductor. 

Aunque se declara "un cholulo", se comprometió a que su búsqueda por la adrenalina de los chismes y rumores no se extendería más allá de la moral: "Nos prometimos no lastimar la vida de nadie. Somos cholulos, con Julieta sobre todo, pero yo sé que si te voy a lastimar no lo voy a decir".

Para hablar en los medios de comunicación, es necesario entender el código de qué es gracioso, sobre todo en una época atravesada por la cultura de la cancelación. El conductor se cuestiona constantemente cómo cambió el humor y cómo hacer para que no provoque rechazo. Sobre una película que vio de Olmedo y Porcel, admite: "Eso no me gustó verlo hoy. Supongo que en ese momento, al principio de los '80, eran chistazos. Pero no es moral".

Reconocido hincha de Atlanta, Wainraich reflexiona: "Me gusta ser hincha de fútbol porque no sirve de nada, y hoy justamente todo tiene que servir para algo. Pero ser hincha no sirve de nada, y me interesa eso".

El Planeta Urbano se emite por IP todos los sábados a las 23 hs con la conducción de Luis Corbacho.

El primer amor de Sebastián Wainraich fue la radio. Ahora, la nueva forma de "Vuelta y media" −con Pablo Fábregas y Julieta Pink− le pide adaptarse a lo visual: ya no es solo voz, la radio implica cámaras; y su genio se transmite también por YouTube, Twitch y televisión. "Es como un "Gran hermano", están ahí de espías, mirándonos", dice el conductor. 

Aunque se declara "un cholulo", se comprometió a que su búsqueda por la adrenalina de los chismes y rumores no se extendería más allá de la moral: "Nos prometimos no lastimar la vida de nadie. Somos cholulos, con Julieta sobre todo, pero yo sé que si te voy a lastimar no lo voy a decir".

Para hablar en los medios de comunicación, es necesario entender el código de qué es gracioso, sobre todo en una época atravesada por la cultura de la cancelación. El conductor se cuestiona constantemente cómo cambió el humor y cómo hacer para que no provoque rechazo. Sobre una película que vio de Olmedo y Porcel, admite: "Eso no me gustó verlo hoy. Supongo que en ese momento, al principio de los '80, eran chistazos. Pero no es moral".

Reconocido hincha de Atlanta, Wainraich reflexiona: "Me gusta ser hincha de fútbol porque no sirve de nada, y hoy justamente todo tiene que servir para algo. Pero ser hincha no sirve de nada, y me interesa eso".

El Planeta Urbano se emite por IP todos los sábados a las 23 hs con la conducción de Luis Corbacho.

Ver más
Ver más

Gabriel Lucero, la pluma detrás de Gente Rota, la página que ilustra audios de WhatsApp

Mandar audios por Whatsapp se volvió una costumbre para muchas personas en estos últimos años. Gabriel Lucero vio en eso una forma de hacer arte y humor. A través de Gente Rota, una página de Facebook y de Instagram, Lucero anima con distintos personajes audios graciosos de WhatsApp.

En conversación con Rocío Kalenok en IP Noticias, el humorista cuenta que empezó con este proyecto hace cuatro años y confiesa que el secreto está en elegir bien el audio: "hay diez mil filtros. Uno va entendiendo que hay cosas que no dan gracia". "Empecé con esto cuando me quedé sin trabajo. Tenía muchos personajes pero me faltaba un guion y no contaba con plata para pagarle a actores tampoco" dice y agrega "escuché un audio de WhatsApp que me dio gracia y empecé a practicar con los personajes que ya tenía". Cuando Gabriel subió ese video a su cuenta de Facebook empezó a recibir cientos de mensajes de personas que le enviaban audios divertidos y así fue que comenzó a animarlos.

Hoy con la cuarentena él siente que hay algo que unió a todos los audios que el grafica porque existe un problema común que une a las personas. 

Podés ver IP Noticias edición fin de semana, conducido por Rocío Kalenok, todos los sábados a las 19 hs. 

Mandar audios por Whatsapp se volvió una costumbre para muchas personas en estos últimos años. Gabriel Lucero vio en eso una forma de hacer arte y humor. A través de Gente Rota, una página de Facebook y de Instagram, Lucero anima con distintos personajes audios graciosos de WhatsApp.

En conversación con Rocío Kalenok en IP Noticias, el humorista cuenta que empezó con este proyecto hace cuatro años y confiesa que el secreto está en elegir bien el audio: "hay diez mil filtros. Uno va entendiendo que hay cosas que no dan gracia". "Empecé con esto cuando me quedé sin trabajo. Tenía muchos personajes pero me faltaba un guion y no contaba con plata para pagarle a actores tampoco" dice y agrega "escuché un audio de WhatsApp que me dio gracia y empecé a practicar con los personajes que ya tenía". Cuando Gabriel subió ese video a su cuenta de Facebook empezó a recibir cientos de mensajes de personas que le enviaban audios divertidos y así fue que comenzó a animarlos.

Hoy con la cuarentena él siente que hay algo que unió a todos los audios que el grafica porque existe un problema común que une a las personas. 

Podés ver IP Noticias edición fin de semana, conducido por Rocío Kalenok, todos los sábados a las 19 hs. 

Ver más
Ver más

Julián Kartun: actor y cantante, hombre de las mil caras

A pesar de que Julián Kartun se defina como actor, su banda El Kuelgue lo llevó a conquistar terrenos inesperados en el rock nacional. Pero las distintas expresiones artísticas suceden en simultáneo: mientras explora con su voz, sigue craneando personajes. “Crecí en los teatros, en camarines; era un poco inevitable que fuera actor”, admite.

Uno de sus hits fue la interpretación y creación de Caro Pardíaco. “Está en el aire, pero no está teniendo pantalla ni está en el escenario. Caro maneja criterios que no son los míos, pero no creo que sea mala persona. Está guardada, junto a otros personajes, en el placard de los muñecos, y los saco cuando quiero”. 

Durante la cuarentena, los personajes fueron impulsados por los filtros de Instagram. “Me poseen y hablan por sí mismos”. Es que el humor es parte del ADN de Julián Kartun. “El boludeo es muy importante, es un laburo lúdico de improvisación”, dice.

En la era de la cancelación, cree que lo mejor es “mantener el buen gusto. Todo el tiempo estoy poniendo límites porque es fácil irte al carajo”. 

Por otro lado, El Kuelgue sigue pisando fuerte. “La música que hacemos no fue una decisión, se dio orgánicamente. Conviven todos los géneros que escuchamos. Podés encontrar tangos, candombe, folclore”.

A pesar de que Julián Kartun se defina como actor, su banda El Kuelgue lo llevó a conquistar terrenos inesperados en el rock nacional. Pero las distintas expresiones artísticas suceden en simultáneo: mientras explora con su voz, sigue craneando personajes. “Crecí en los teatros, en camarines; era un poco inevitable que fuera actor”, admite.

Uno de sus hits fue la interpretación y creación de Caro Pardíaco. “Está en el aire, pero no está teniendo pantalla ni está en el escenario. Caro maneja criterios que no son los míos, pero no creo que sea mala persona. Está guardada, junto a otros personajes, en el placard de los muñecos, y los saco cuando quiero”. 

Durante la cuarentena, los personajes fueron impulsados por los filtros de Instagram. “Me poseen y hablan por sí mismos”. Es que el humor es parte del ADN de Julián Kartun. “El boludeo es muy importante, es un laburo lúdico de improvisación”, dice.

En la era de la cancelación, cree que lo mejor es “mantener el buen gusto. Todo el tiempo estoy poniendo límites porque es fácil irte al carajo”. 

Por otro lado, El Kuelgue sigue pisando fuerte. “La música que hacemos no fue una decisión, se dio orgánicamente. Conviven todos los géneros que escuchamos. Podés encontrar tangos, candombe, folclore”.

Ver más
Ver más

Señorita Bimbo se confiesa y define como "una sobreviviente"

Actriz, humorista, conductora radial e influencer en las redes sociales, Señorita Bimbo pasó por Noche IP y se llevó su historia clínica.

"Soy una sobreviviente de un montón de cosas de este mundo: de mi casa... de mi misma. Todo lo demás son cosas que hice y fui haciendo. Pero siento que pude sobrevivir a un montón de cosas y cuando algo me esta por volver a tirar abajo tengo herramientas. Soy una cazadora de autoherramientas", le contó a José María Muscari.

Sobre su carrera cuenta que es actriz porque ese era su deseo a los 16 años cuando comenzó a estudiar teatro. Hoy ya hace 10 años que hace stand up y dice que no puede vivir sin hacer radio. 

 "Estoy bien con la que soy, pero sí me dedicaría a otra cosa. La persona que soy ahora a los 40 años tiene más ganas de vivir en Uruguay cultivando marihuana y cocinando panes que teniendo que existir en las redes y exponiéndose a cosas".

 

Actriz, humorista, conductora radial e influencer en las redes sociales, Señorita Bimbo pasó por Noche IP y se llevó su historia clínica.

"Soy una sobreviviente de un montón de cosas de este mundo: de mi casa... de mi misma. Todo lo demás son cosas que hice y fui haciendo. Pero siento que pude sobrevivir a un montón de cosas y cuando algo me esta por volver a tirar abajo tengo herramientas. Soy una cazadora de autoherramientas", le contó a José María Muscari.

Sobre su carrera cuenta que es actriz porque ese era su deseo a los 16 años cuando comenzó a estudiar teatro. Hoy ya hace 10 años que hace stand up y dice que no puede vivir sin hacer radio. 

 "Estoy bien con la que soy, pero sí me dedicaría a otra cosa. La persona que soy ahora a los 40 años tiene más ganas de vivir en Uruguay cultivando marihuana y cocinando panes que teniendo que existir en las redes y exponiéndose a cosas".

 

Ver más
Ver más